Prestamos bancarios: qué son, tipos, cómo se solicitan, requisitos

Prestamos bancarios: qué son, tipos, cómo se solicitan, requisitos

Cuando el dinero no llega para algo que queremos comprarnos, muchas veces la solución que se nos viene a la cabeza son los préstamos bancarios. Pero, ¿Qué son exactamente? ¿Hay de varios tipos?

Si te encuentras en estos momentos en la tesitura de pedir uno pero no sabes si es la elección más acertada, aquí vamos a hablarte largo y tendido de todo ello para que sepas qué puedes esperar.

Qué son los préstamos bancarios

Qué son los préstamos bancarios

Según la RAE, un préstamo bancario se conceptualiza como una «cantidad de dinero que se solicita, generalmente a una institución financiera, con la obligación de devolverlo con un interés«.

Dicho de otro modo, estamos ante una interacción que se hace con el banco, que toma el papel de prestamista, y el de una persona que necesita ese dinero, el prestatario. Eso sí, para prestar esa cantidad de dinero, se deben aplicar una serie de tipos de interés, es decir, unas «ganancias extras» por las cuales a esos bancos les es rentable prestar ese dinero.

Aunque en la mayoría de los casos los préstamos bancarios son solicitados por particulares, lo cierto es que también hay muchos otros enfocados en empresas ya que estas también pueden pedirlos.

En realidad, el objetivo final de un préstamo no es otro que conceder una cierta cantidad de dinero a una persona o empresa para que esta pueda comprar o hacer el pago de un determinado servicio o de una compra. Sin embargo, lo cierto es que pueden ser varios los motivos que muevan a ese prestatario a solicitar esos préstamos bancarios.

Cuáles son los elementos más importantes de los préstamos bancarios

A la hora de solicitar un préstamo bancario, debes tener en cuenta los elementos fundamentales que has de entender a la perfección. Es decir:

  • Capital: que será la cantidad de dinero que se le solicita al banco. Ojo, porque esta puede no ser la que te den al final, ya que después el banco puede acceder, denegar o dar otra propuesta.
  • Interés: es el precio que ese prestatario va a tener que pagar por prestarle el capital. Es un dinero extra que se calcula en cada préstamo por los bancos.
  • Plazo: Es un periodo de tiempo que tendría esa persona para conseguir devolver todo el capital solicitado así como los intereses.

Tipos de préstamos

Tipos de préstamos

Muchas veces, cuando se piensa en los préstamos bancarios, siempre nos viene a la cabeza un tipo, y sin embargo son varios los que pueden solicitarse. Para que te quede claro, estos serían:

  • Préstamos personales. Son los que sirven para financiar una necesidad específica de una persona en un momento dado. En este caso, pueden ser:
    • De consumo. También llamados de crédito. Son utilizados para comprar un bien que puede ser duradero como es un coche.
    • Rápidos. Son aquellos que se aceptan muy rápidamente, aunque en muchos casos pueden tener un interés mucho mayor.
    • De estudios. Como su nombre indica, son los que se utilizan para cubrir matrículas y gastos que se generan en los estudios.
  • Préstamos hipotecarios. Cuyo fin es el de disponer del dinero para financiar una vivienda, un negocio, un local, etc. Estos mueven cantidades más elevadas de capital y en muchas ocasiones necesitan de un aval para ser concedidos.

Cómo se solicitan los préstamos bancarios

Cómo se solicitan los préstamos bancarios

¿Has tomado la decisión de pedir un préstamo bancario? Entonces lo siguiente que debes hacer es saber dónde tienes que ir para conseguirlo.

En España existen muchos tipos de prestamistas a los que puedes acudir, pero si hablamos de préstamos bancarios, los lugares principales son:

  • Bancos. Una aclaración es que puedes pedir un préstamo tanto en los bancos españoles como también en los extranjeros siempre y cuando tengan representación en España.
  • Cajas de ahorros.
  • Cooperativas de ahorro y crédito.

Aparte de estos lugares, un préstamo también se puede conseguir a través de empresas de capital privado (que actúan como prestamistas) o incluso a través de supermercados, tiendas, empresas de tarjetas de crédito y plataformas de créditos entre particulares.

Por norma general, el primer sitio en el que te informarás será tu propio banco, y si este te rechaza, o bien las condiciones no son favorables para ti, te irás a otros bancos o cajas de ahorro.

Qué requisitos debes cumplir

¿Quieres saber cuáles son los requisitos que te van a pedir los bancos cuando quieras un préstamo bancario? Partimos de la premisa de que cada banco puede exigir unos requisitos diferentes. Por lo que si en un lugar te rechazan siempre puedes solicitarlo en otro lugar.

Sin embargo, en general, sí que hay algunos requisitos importantes que se deben tener en cuenta y son los siguientes:

  • Tener más de 18 años. Es decir, ser mayor de edad.
  • Tener el DNI en vigor. Esto es importante aunque si tenemos en cuenta que el DNI se puede sacar a partir de los 14 años la gran mayoría cumpliría con este requisito.
  • Tener solvencia. Aquí debemos aclararlo. Por un lado, tienes que garantizar unos ingresos regulares, es decir, demostrar que vas a poder devolver el dinero que te van a prestar. Esto no quiere decir que debas tenerlo todo, sino lo suficiente para hacerte cargo de las cuotas mensuales que te harán pagar.
  • Ofrecer una garantía. Es la llamada garantía de pago o aval. Algunos préstamos bancarios no la solicitan, sobre todo cuando la cantidad a prestar es baja, pero en otros casos sí.
  • No estar en la lista de morosos o tener impagos. Si estás en esa lista o bien tienes impagos, no te concederán el préstamo aunque en estos casos sí puedes acudir a empresas privadas ya que algunas no tienen este requisito en cuenta.

Además de cumplir con estos requisitos, también debes tener a mano una serie de documentos que te agilizarán los trámites mucho más rápido. En este sentido hablamos de:

  • DNI o NIF.
  • Cuenta bancaria (es importante el número para saber dónde tendrían que ingresar la cuantía del préstamo.
  • Últimas nóminas o contrato de trabajo (para asegurar que puedes devolverlo).
  • Declaración de la renta.
  • Propiedades a tu nombre.

Al margen de estos documentos, el banco siempre puede solicitar más antes incluso de tomar la decisión definitiva.

Ahora que sabes todo lo relacionado con los préstamos bancarios te será más fácil identificar las cláusulas, requisitos y todo lo que has de saber sobre ellos. ¿Dudas? Consúltanos sin compromiso.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)