Precauciones que deben tomarse en la inversión

La confianza de los inversores internacionales en la bolsa española marcó el año pasado un nuevo récord. Según el informe anual sobre la propiedad de las acciones cotizadas, elaborado por el Servicio de Estudios de BME, los no residentes poseen el 48,1 % de la bolsa española. Son dos puntos porcentuales más que el año pasado y supone un nuevo récord histórico. Aún uno de los objetivos de los pequeños y medianos inversores es tomar una serie de precauciones en sus operaciones con la finalidad de que no se vean perjudicados en sus intereses personales.

De todas formas, las empresas cotizadas gozan de una presencia de inversores extranjeros en su capital más amplia, diversificada y transparente que las compañías no cotizadas. Los inversores foráneos cuentan con poco más del 20 % de las acciones de empresas no cotizadas, frente a casi la mitad del valor de las compañías de la bolsa española que controlan. Otro dato de especial importancia es que la inversión directa en los mercados de renta variable por parte de las familias baja al 17,2 %, mientras que sube la de las empresas no financieras.

En cualquier caso, vamos a proponer a los inversores que puedan tomar una serie de precauciones a partir de estos momentos. A través de actuaciones muy sencillas y que podrán llevar a cabo sin mucha dificultad. Ante un posible cambio de tendencia en los mercados financieros que puedan afectar a las estrategias tomadas para rentabilizar sus ahorros en esta parte del año. Con la finalidad de que puedan preservar su capital por encima de otra serie de consideraciones más agresivas. Y que son válidas para cualquier perfil en los pequeños y medianos inversores. Desde los más conservadores a los especulativos.

Precauciones: no invertir lo que no se tiene

En todos los casos hay que plantearse aplicar unas medidas que son muy necesarias ante cualquier toma de posiciones en los mercados de renta variable. Con el objetivo de evitar efectos poco deseados en sus economías domésticas y que estarán representados por la llegada de las minusvalías en las operaciones. Una de las pautas más importantes que se deben tomar a partir de estos momentos reside en no invertir lo que no se tiene. Esto quiere decir, que hay que evitar demandar cualquier línea de crédito para formalizar la entrada en los mercados de renta variable. Entre otras razones, porque habrá que pagar intereses por encima del 6 %.

Una de las claves para salir vivo de este intento es que inviertes en bolsa solo una parte de todos tus ahorros. En una proporción que dependerá del perfil que presentes como pequeño y mediano inversor. Teniendo siempre en cuenta los ingresos que dispondrás en los próximos años y de los que dependerá nuestra economía doméstica. Para que de esta forma, puedas hacer frente a los gastos que tienen todas las familias: facturas de las energías, el colegio de los niños o algún que otro desembolso no previsto que pueda desajustar tu presupuesto familiar. En donde de lo que se trata al fin y al cabo es que el nivel de endeudamiento no se incremente a partir de estos momentos.

Diversificar las inversiones

En todos los casos, una idea muy útil consiste en no apostar toda la inversión en un solo valor. Si no que por el contrario, es siempre mejor diversificar la inversión basada en una cartera de valores con activos financieros muy sólidos. De esta manera, su comportamiento será mejor en caso de un escenario menos favorable para los mercados de renta variable. Porque en efecto, no perderás de un solo golpe el dinero que tienes invertido en un solo valor bursátil. Con unos riesgos evidentes ya que puedes dejarte muchos euros por el camino y este es el peor escenario que le puede pasar a cualquier pequeño y mediano inversor.

Mientras que por el contrario, desarrollar una correcta diversificación en tus inversiones podrá llevar a generar una estrategia destinada al medio y largo plazo. Más allá de otra serie de consideraciones técnicas y hasta también desde el punto de vista de sus fundamentales. En donde   estén representados varios sectores y hasta líneas de negocios diferentes para que sea una cartera de valores plural y equilibrada. Este sistema de inversión lo puedes realizar, tanto con la compra y venta de acciones en la bolsa, como por medio de los fondos de inversión basados en la renta variable. En función de tus preferencias en tus relaciones con el mundo del dinero.

No invertir en valores especulativos

No cabe duda de que esta propuesta puede serte de gran utilidad para evitar riesgos en las operaciones en bolsa. En este sentido, no puedes olvidar que es muy importante no abrir posiciones en valores de dudoso contenido, que te pueden hacer ganar mucho dinero, pero a la vez dejarte muchos y muchos euros por el camino. Hasta el punto de que pueden producirte un gran problema si necesitas liquidez a partir de estos momentos. Debido a que esta operación la puedes realizar con latentes minusvalías en el momento de llevarlas a cabo. Al tratarse de valores que muestran una gran inestabilidad en la configuración de sus precios. Debido a que cotiza con una gran volatilidad en casi todas las sesiones bursátiles.

Por otra parte, los valores especulativos son muy propensos para que no puedas venderlos en el momento en que tú mismo lo deseas. Puede pasar de todo y este es un planteamiento que deberás tener en cuenta a partir de estos momentos. Si no deseas tener alguna que otra sorpresa negativa en cualquier momento durante tu permanencia en el valor. Al igual que su propensión a no dejarse llevar por la tendencia general de los mercados de renta variable. Con unos efectos completamente no previsto en las estrategias de inversión que hayas tomado en estos momentos. No lo olvides para proteger tu dinero de una manera eficaz y segura.

No dejarse influenciar

Otra de las claves para no tener un serio disgusto en la bolsa se basa en el hecho de no dejarte influenciar por opiniones poco fundamentadas. Como por ejemplo, las generadas por tus amigos o incluso desde foros de bolsa poco contrastados. Hasta el punto de que pueden inducirte a realizar operaciones muy poco recomendables y lo que es peor, con ningún fundamento técnico o fundamental. Y que al fin y al cabo te pueden llevar a un callejón sin salida del que et puedes arrepentir a los pocos meses de desarrollar el movimiento en los mercados de renta variable. Por tanto, todas estas operaciones debes dejarlas de lado para evitar futuros problemas en las inversiones en bolsa.

Este consejo tan fácil de llevar a cabo te puede servir para que la evolución de tus inversiones se dirija por unos cauces más previstos y lógicos. Mientras que por otra parte, te puede llevar a invertir tu dinero en los valores más sólidos, tanto en los mercados de renta variable nacionales como de fuera de nuestras fronteras. Debes llevarlo a la práctica con una gran disciplina en cualquier estrategia en inversión que hayas desarrollado a partir de estos momentos. Comprobarás en breve espacio de tiempo la utilidad de esta propuesta tan singular y por tanto siempre te irá mejor en tus relaciones con el siempre complicado mundo del dinero.

Alejarte de intuiciones o sentimientos

Otro de los consejos que pueden darte más seguridad en las operaciones en bolsa es no dejarte llevar por falsas intuiciones. Al igual que por sentimientos sin ningún rigor técnico o fundamental que puedan llevarte a situaciones muy poco deseadas para tus intereses como pequeño y mediano inversor. Por encima de otras consideraciones más agresivas y que en cualquier que otro caso muy poco puede ayudarte en tus actuaciones posteriores. Hasta el punto de que pueden producir un efecto no deseado en las operaciones que realices en los mercados de renta variable.

Este es un error que ha sido cometido infinidad de ves por parte de los usuarios que cuentan con menor experiencia. Y que al final lo han pagado muy caro en forma de grandes pérdidas. No puedes olvidar que hay en estos momentos muchas personas interesadas o incluso foros de debate que son muy poco rigurosos. No tienes que hacer caso a ese tipo de comentarios sino deseas que las operaciones se dirijan por los caminos que tú no deseas. Es algo que sin lugar a dudas debes olvidar a partir de estos momentos si no quieres tener más de una sorpresa negativa en tu cuenta de resultados.

Mientras que por otra parte, es muy útil que en situaciones de tendencia alcista lo más sensato es aguantar la inversión. Hasta conseguir mejores precios en su cotización o hasta que aparezcan señales que indiquen la finalización de ese, si bien se corre el riesgo de caer en situaciones extraordinarias que pueden hacer caer a un valor de forma notable con las consiguientes pérdidas en su cuenta de resultados. De todas formas, otro de tus objetivos prioritarios es que las pérdidas no vayan a más. Si no que por el contrario, las deberás cortar a tiempo. De esta manera te evitarás otros problemas en la inversión.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.