¿Por qué sube la bolsa ante una crisis económica?

Una de las cosas que están llamando profundamente la atención de los pequeños y medianos inversores es el hecho de que los mercados de renta variable de todo el mundo estén subiendo ante la crisis económica que se está desarrollando en buena parte del planeta. En cierta forma, están desconcertados ante este hecho, pero que si se explican las cosas se entenderá un poco mejor este hecho por el que están atravesando los mercados financieros en estos precisos momentos. Porque son muchas las causas que se diferencian de otros periodos recesivos que han afectado a estos activos financieros.

Dentro de este contexto general, hay que indicar que el índice selectivo de la renta variable española ha llegado a ponerse en niveles de los 9.500 puntos. Un punto de referencia que desde luego que no se veía desde hacía mucho meses y que en cualquier caso supone los máximos de este año. Precisamente cuando los síntomas de una recesión económica son más evidente que nunca. En donde el Ibex 35 ja cerrado la sesión con ligeras alzas y situarse muy cerca de los 9.400 puntos, en una sesión que ha estado marcada por las dudas generadas en torno al brexit.

Es decir, que la salud de los mercados de renta variable desde luego que no es mala. Si no que por el contrario, hay esperanzas que lo pueda hacer moderadamente bien en los próximos meses. Un hecho que no se explican buena parte de los pequeños y medianos inversores ya que buena parte de ellos han abandonado sus posiciones ante el temor de que los mercados financieros pudiesen caer con  cierta violencia ante el hecho de que ha llegado una nueva crisis económica. Incluso con valores que se han apreciado por encima del 5 % en las últimas sesiones bursátiles.

Recompra de acciones

Uno de los hechos que explican con gran claridad que las bolsas no se hayan derrumbado en este nuevo escenario económico es que las propias empresas que cotizan en los mercados de renta variable están recomprando sus acciones debido a la liquidez que le está proporcionando los mercados financieros como consecuencia de las medidas impulsadas desde el Banco Central Europeo (BCE). En algunos de los casos, han aprovechado las bajadas de este verano para conformar una auto cartera con unos precios más competitivos que antes. El principal efecto es que su potencial de revalorización se ha incrementado al comprarse los activos financieros a preciso por debajo del precio objetivo de las acciones.

Esta ha sido una práctica muy común entre las empresa que integran el índice selectivo de la renta variable española, el Ibex 35. Desde los grupos bancarios a las compañías de seguros, pasando por eléctricas y telecos y sin prácticamente excepciones. Este hecho ha permitido que en todos los casos la presión compradora se haya y se esté imponiendo sobre las posiciones vendedoras. Y como consecuencia de ello, los beneficiarios de esta estrategia en la inversión son los propios inversores que tienen tomadas las posiciones en los mercados de renta variable. Esto puede explicar que la tendencia de las bolsas sea más o menos alcista en estas semanas de cotización.

Crisis económoica: intereses bajos

Otras de las causas que explican la evolución de los mercados financieros de renta variable es la medida por parte del BME de bajar los tipos de interés en la zona euro. Se trata de una realidad que está beneficiando a que las acciones hayan repuntando en este periodo, tal y como estamos viendo, no solo en bolsa nacional sino también en las de nuestro entorno. Es decir, unos tipos de interés bajos son lugar a dudas benefician a una desarrollo alcista en los mercados de renta variable. Aunque sea a unos niveles muy moderados tal y como podemos comprobar en cada una de las sesiones bursátiles. Pero en cualquier caso, es otro factor que está ayudando a que la presión compradora se imponga con meridiana claridad.

Mientras que por otra parte, otro hecho que aporta esta tendencia es que los tipos bajos han venido para quedarse durante mucho tiempo. Es decir, no va a ser para unos pocos meses, n i tampoco años y esto lo están descontando los mercados de renta variable. Se trata de una situación que es inédita y que desde luego no habido otros periodos históricos en las que se ha desarrollado. Y esto por tanto es aprovechado por parte de las manos fuertes en los mercados que han decidido tomar posiciones de una forma más agresiva de la habitual. Porque piensan que podrán rentabilizar sus inversiones en un espacio de tiempo más o menos razonable.

Los mercados financieros se anticipan

Hay una tercera razón, y no menos importante, para explicar esta situación en las que se encuentran los mercados de renta variable. Tiene que ver con que los mercados financieros anticipan lo que va a pasar en los próximos años. Esto ha sido siempre y así seguirá en los próximos ejercicios bursátiles. En este sentido, puede indicar que ya han descontado los efectos negativos de un escenario recesivo y basta conocer que en los últimos años las bolsas han tenido unos resultados negativos, en algunos casos con porcentajes que se han acercado al 10 %. Pues bien, esta teoría podría indicar que las actuales subidas en bolsa, aunque moderadas, se interpretarían como una salida a este escenario tan poco deseado por parte de los pequeños y medianos inversores.

Por otra parte, habría que indicar que las bolsas se están anticipando ante lo que pueda pasar después de la recesión económica. En cierta forma, estarían indicado que la crisis en la economía internacional tendría una duración muy limitada y viendo salida a la misma. Es decir, sería una señal de optimismo que estarían dando a los mercados de renta variable y que podría ser recogida por parte de los pequeños y medianos inversores para rentabilizar sus aportaciones en estos activos financieros de alta calidad. Desde este punto de vista sería una clara señal para abrir posiciones para rentabilizar nuestras posiciones en bolsa.

Recortes en los pasados meses

En otro orden de cosas, también hay que incidir en que aunque la actual crisis financiera por la que están atravesando las principales economías del mundo está afectado a todos los sectores e índices bursátiles, son precisamente los bancos y las aseguradoras los más sensibles a estas caídas, al estar en entredicho determinadas entidades financieras de inversión que han necesitado del rescate por parte de las autoridades monetarias nacionales. Estos sectores han tenido caídas, en algunos casos superiores al 5% en tan sola una sesión, incluso algunos bancos internacionales han perdido prácticamente todo su valor bursátil.

Es un sector, por lo tanto, expuesto a un riesgo adicional que puede conllevar nuevos descensos en su cotización y, del que es aconsejable mantenerse al margen, por lo menos hasta que no amaine el temporal que está azotando los parques bursátiles en estos momentos. Cuando generalmente se trata de valores que se caracterizan por su poca volatilidad y por la solidez que presentan en su evolución bursátil, en la actualidad se están comportando drásticamente, con fuertes oscilaciones que pueden llegar al 10% entre su precio máximo y mínimo y, con ventas masivas por parte de los inversores, algo inusual en este tipo de valores, hasta el momento.

Desde este planteamiento en la inversión, no puede olvidarse que sería una clara señal para entrar de nuevo en los mercados de renta variable con el objetivo de rentabilizar las posiciones. A través de una u otra estrategia en la inversión. Desde este punto de vista sería una clara señal para abrir posiciones para rentabilizar nuestras posiciones en bolsa. Aunque con ciertos riesgos que llevan incorporadas estas operaciones.

Negociación en la bolsa

La bolsa española negoció en renta variable un total de 32.487 millones de euros en septiembre, un 7,1 % menos que el mismo mes del año anterior y un 15,9 % más que en agosto, según los datos facilitados por Bolsas y Mercados de España (BME). En donde se pone de manifiesto que el número de negociaciones en este periodo analizado fue de 3,07 millones, un 3,2 % más que en septiembre de 2018 y un 1,1 % menos que en el mes anterior. En donde se mantiene una cuota acumulada de mercado en la contratación de valores españoles del 70,5 %. La horquilla media en septiembre fue de 4,87 puntos básicos en el primer nivel de precios (un 10,8 % mejor que el siguiente centro de negociación) y de 7,03 puntos básicos con 25.000 euros de profundidad del libro de órdenes (un 30,9 % mejor).

Mientras que por otra parte, y según las fuentes de BME, La negociación en el mercado secundario de renta fija ascendió a 24.589 millones de euros. Esta cifra supone una subida del 29,13 % respecto del volumen registrado en septiembre de 2018. La contratación total acumulada en el año alcanza los 269.642 millones de euros, con un crecimiento interanual del 81,7 %. El volumen admitido a negociación en el mercado primario de renta fija fue de 20.731 millones de euros, con un incremento del 29,5 % respecto al mes anterior y un decrecimiento del 25,6 % frente a septiembre del año pasado. El saldo vivo crece un 2,94 % en el año y llega hasta los 1,6 billones de euros.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.