¿Por qué los fondos mixtos pueden ser una alternativa a la inversión?

Uno de los productos más diversificados que puedes contratar en estos momentos son los fondos de inversión. Pero debes saber que son de mucha naturaleza, tantas como de tantos activos financieros existen. En cualquier caso, uno de los más olvidados por los pequeños y medianos inversores son los mixtos. Se trata de un modelo de inversión que combinan varios actos financieros entre sí, tanto desde la renta variable como de la fija, sin olvidarse de las posiciones alternativas o incluso monetarias. En este sentido, es un fondo muy completo que abarca varias formas de inversión, sin que tengas que contratar más productos.

Desde este escenario general, es una de las soluciones más defensivas ante la inestabilidad que están presentando en estos días los mercados financieros. Entre otras razones porque incorporan duraciones más reducidas en lo que respecta a la parte de la renta fija. Por un motivo muy claro y que no es otro que la previsible subida de tipos que se cierne en la zona euro. De esta forma, uno de los primeros efectos que generan esta clase de fondos es que protege más tus ahorros. En el sentido de que se limitan sensiblemente las pérdidas en el caso de que las hubiera.

Se trata de un producto que está adaptado a todos los perfiles de los inversores. Desde los más agresivos a los de corte más defensivo, sin prácticamente limitaciones en cuanto a sus destinatarios potenciales. Aunque son los ahorradores más conservadores los que al final se decantan por los fondos de inversión mixtos. En especial porque les permite diversificar con mucha más eficacia su capital o patrimonio. Desde diferentes planteamientos en la inversión que pueden seleccionar a su gusto. No en vano, cuentan con una oferta muy potente que ha sido seleccionada por toda clase de gestoras nacionales como internacionales.

Fondos mixtos: son más flexibles

¿Por qué este tipo de fondos pueden ser muy interesantes para suscribirlos en estos momentos? Pues bien, porque su versatilidad y flexiblidad hace de ellos una de las categorías más adecuadas en el actual entorno de los mercados financieros. En donde, la renta variable está dando unos preocupantes signos de debilidad y la renta fija no es la que era hace unos años. Con riesgo de que puedas dejarte mucho euros por el camino. Desde este entorno global, los fondos de inversión mixtos reducen los riesgos notablemente. Aunque por el contrario, limitan las posibles ganancias que puedas obtener en los escenarios expansivos de los ciclos económicos.

¿Qué es lo que consigues realmente al contratar estos fondos de inversión? Pues algo tan sencillo como abrir una posición más defensiva a los mercados porque vas a optar por reducir su peso en renta variable y reduciendo duraciones en la parte de renta fija ante los riesgos de subidas de tipos. Como habrás comprobado, son muchas las ventajas que te pueden aportar estos productos financieros en un escenario como el actual. En donde, por otra parte, no sabes qué hacer con tu dinero. Porque la bolsa no te convence y la renta fija está llena de una serie de riesgos que eran inimaginables hasta hace unos pocos años.

Productos de diferente naturaleza

Desde luego que hay una cosa muy clara en los fondos de inversión mixtos y es que dentro de los mismos, podemos ver las diferentes estrategias que se pueden emplear en el mundo de la inversión. Incluso desde modelos muy innovadores que hasta pueden sorprenderte por su novedad y originalidad. En unas proporciones que irán destinadas al perfil que presentes como pequeño y mediano inversor. Es decir, con un riesgo moderado o asumiendo planteamientos más agresivos. Pero en todos los casos diversificando las inversiones que es lo que define a estos productos tan especiales de los que estamos hablando.

En otro orden de cosas, no puedes olvidarte de que los fondos mixtos te ayudan a graduar la beta y el riesgo en las carteras. Esto en la práctica se sustancia en que las pérdidas máximas suelen estar controladas y suelen ser buenos mezcladores de carteras. En donde tú mismo no tendrás que hacer nada, sino que por el contrario todo te vendrá hecho desde las propias gestoras. Que son las que eligen que activos financieros son los más adecuados para rentabilizar los ahorros de los clientes. Algunos de ellos con un rendimiento anual que incluso puede alcanzar los dos dígitos. Al menos te dará que pensar si merece o no la pena su formalización a partir de estos momentos.

Complemento a la cartera de inversión

En cualquier de los casos, los fondos mixtos son un buen complemento para cualquier inversión que hayas desarrollado hasta estos momentos. Con exposiciones a renta variable, divisas, materias primas, etc. Es decir, tendrás mucha flexibilidad para desarrollar la decisión que has tomado al decantarte por uno de los productos de estas características. Desde luego que más en los modelos más tradicionales que están basados directamente en la renta variable o fija. No en vano, es una de las grandes ventajas de apostar por este modelo de inversión en estos momentos.

Por otra parte, los denominados como mixtos generarás que puedas estar algo más tranquilo ante las posibles inestabilidades de los mercados financieros. Tal y como está pasando en estos meses y que está creando la indefinición de buena parte de los inversores. Como puede ser en tu propio caso al tener miedo ante lo que pueda suceder con el siempre complicado mundo del dinero. En este sentido, los fondos de inversión mixtos te aportan mucha más seguridad que los restantes. Pero mucho cuidado, porque no están exentos de riesgos. Ni mucho menos, tal y como puedes prever desde estas explicaciones.

Destinados a largo plazo

Por lo que respecta al largo plazo, no cabe duda que la combinación de varios activos financieros aporta una sólida consistencia añadiendo valor a las carteras. Eso sí, su eficacia a los plazos más cortos está más limitada que en otra clase de fondos de inversión. Porque sus estrategias son más complicadas de desarrollar por las especiales características de estos modelos para rentabilizar tu patrimonio personal. Es decir, van destinados a periodos de unos cuantos años por delante y que pueden ayudarte a eliminar tensiones de cara a la elaboración de una entrada en los mercados financieros.

De todas formas, siempre tendrás la posibilidad traspasar tus fondos de inversión mixtos a otros modelos en la gestión. Una ventaja de esta estrategia es que puedes aplicar este sistema de forma ilimitada, es decir cuántas veces desees en función de tus intereses personales. Porque además no tendrá ningún coste monetario, ya que muy al contrario no tendrás que desembolsar ni un solo euro en estas operaciones. No importa la procedencia de los fondos ya que el único requisito es que los fondos estén depositados en la misma entidad bancaria. Y dirigirlo al fondo que consideres oportuno, sea cual fuese tu naturaleza.

Son fondos que están más controlados

Si por algo se caracterizan estos productos financieros es porque puedes ejercer un mayor control sobre sus posiciones. Es una contradicción, pero esto es debido a que sus oscilaciones son menores que en los fondos de inversión basados en la renta variable o fija. No en vano, la volatilidad es sensiblemente menor ya que es muy raro que tenga fluctuaciones muy violentas. Desde este escenario, son productos que pueden ser considerados como más estables. Algo que no significa que estén exentos de pérdidas en su cotización. Por supuesto que no tal y como puedes comprobar con la evolución de estos modelos en la gestión del dinero.

Con varias comisiones

Otra de las consideraciones que deberás tener en cuenta ahora es que su contratación conlleva el abono varias comisiones. Al igual que pasa con los fondos de inversión restantes, aunque en cualquier caso es muy extraño que rebasen el 1,50 % sobre el capital invertido. Las comisiones de estos productos financieros están en línea con las derivadas de la compra y venta de acciones en bolsa. Y más expansivos que en los fondos cotizados que son más conocidos como ETFs. En este sentido, no habrá sensibles diferencias con respecto a otras formas de inversión.

También debes tener en cuenta que están penalizados por su tratamiento fiscal. Esto quiere decir realmente que cuando recuperes tus aportaciones económicas con sus correspondientes intereses te descontarán los impuestos. Es decir, la rentabilidad bruta no irá a parar a tu cuenta de ahorro. Por lo tanto tu mejor estrategia se basa en mantener los fondos mixtos a un mayor plazo para tratar de compensar este procedimiento fiscal.

Desde esta perspectiva no es uno de los productos más recomendables, sino que está adaptado a unos perfiles de destinatarios muy concretos. De cualquier forma, es otra de las alternativas que dispones en estos momentos para rentabilizar los ahorros. Aunque desde un planteamiento más innovador que desde otras gestiones que tienes ante ti. Con una gran variedad de modelos que irán adaptados a cada uno de los perfiles de los pequeños y medianos inversores. Más allá de otras consideraciones técnicas y hasta puede que fundamentales. A partir de ahora tan solo tendrás que valorar si realmente te merece o no la pena hacer.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print


Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.