Qué necesito para patentar una idea

Tanto en España como en el resto del mundo hay personas que, en algún momento de su vida, tienen una idea brillante. El problema es que uno no puede hablar de ella sin que haya alguien que acabe robándotela. De hecho, no sería la primera vez; hay muchos casos en la historia del mundo de personas que han robado la patente a otros simplemente porque se han confiado y hablado antes de llevar a cabo los trámites.

Por eso, si tienes una idea, o piensas que puede darse el caso, deberías conocer cómo protegerla de manera legal, evitando así que otras personas ajenas a ti te adelanten y te pisen la idea. ¿Quieres saber cómo? Hoy te explicamos cómo patentar una idea.

Qué es una patente

Qué es una patente

Según la Oficina Española de Patentes y Marcas, una patente es «un título que reconoce el derecho de explotar en exclusiva una invención, impidiendo a otros su fabricación, venta o utilización sin consentimiento del titular».

Esto significa que una patente viene a ser un título que demuestra que eres el dueño de esa idea o marca que se está registrando, y que esto rige en un determinado país (o en todo el mundo si se ha pedido de manera internacional).

Actualmente, es la única forma que un inventor tiene para proteger sus ideas y al mismo tiempo para comercializar con ellas.

¿Se puede patentar cualquier cosa?

A la hora de patentar una idea, debemos decirte que no todo es susceptible de hacerlo. En otras palabras, existen una serie de requisitos que debes cumplir para que tu idea sea patentable.

Estos son:

  • Que sea totalmente nueva. Necesitas que aquello que se te ha ocurrido no esté hecho ya, que sea algo totalmente original.
  • Que sea inventiva, es decir, que no sea algo que cualquiera pueda inventar.
  • Que no sea abstracta. Y además que pueda hacerse realidad.

Eso implica que, si es una teoría científica, un método matemático, una regla, una fórmula para estudiar, incluso un programa de ordenador, no vas a poder patentarla. Solo en el último caso existe un sistema similar para patentar, pero lo normal es que los programas no lleven un registro de patentes.

Ahora bien, sí que podría ser patentable una mejora o perfeccionamiento de un producto.

Dónde patentar una idea

En España, existen dos organismos donde puedes patentar una idea. Estas son:

  • La Oficina Española de Patentes y Marcas, conocida por sus siglas OEPM. Gestiona los derechos de propiedad intelectual sobre patentes y modelos de utilidad, signos distintivos y diseños.
  • El Registro de la Propiedad Intelectual. Se encarga de las patentes que tienen que ver con obras literarias y artísticas.

Dependiendo del tipo de idea que quieras proteger, deberías acudir a un lugar o a otro. En el segundo caso, los pasos son mucho más fáciles ya que tras pagar las tasas y solicitarlo, en apenas unos días estará patentado y legítimamente se te reconocerá el derecho sobre esa obra.

Qué necesito para patentar una idea

Qué necesito para patentar una idea

Ahora que sabes dónde debes acudir para patentar una idea en España, necesitas saber qué más cosas necesitas para patentar. En concreto, debes acudir con:

Una solicitud de patente

Esta la puedes conseguir en la OEPM. Pero, además, debe contener los datos del solicitante, descripción de la idea, planos, dibujos, bocetos… en definitiva, todo lo necesario para evaluar esa patente y poder realizar un examen previo para aceptar o denegar la solicitud.

Pasar un examen previo

Si la documentación que presentas es aceptada, entonces el siguiente paso será el establecer una fecha de presentación. Ese día tendrás que acudir y presentar la idea en sí, para que puedan evaluarla. De hecho, se realiza un examen previo para comprobar que realmente está todo bien.

Solicitud de patentes en otros países

Al mismo tiempo que la idea se somete a pruebas, puedes considerar pedir la patente en otros países, para protegerte de manera internacional. Cuando es algo que puede cambiar el mundo, se aconseja que se realice este trámite, por muy costoso que sea, ya que los beneficios van a ser superiores a ese coste.

Informe de búsquedas para patentar una idea

Antes de aceptar la patente, la entidad correspondiente realizará una búsqueda de ideas que sean parecidas a la tuya, con el objetivo de ver si hay ya algo patentado que invalide tu trámite.

Publicación

Tras 18 meses de la solicitud de patente, la administración competente hará pública tu patente, y durante 6 meses podrás decidir si sigues adelante con ella (y en cuántos países lo haces) o bien desistes.

Si haces lo segundo, el proceso habrá terminado en ese punto, y perderás el derecho de la patente (ya que no has llegado hasta el final).

Examen a fondo

Si sigues adelante para patentar una idea, entonces el siguiente paso será poner a prueba tu idea frente a tres examinadores que probarán a fondo esta para ver si realmente es susceptible de concederse la patente. Para ello,deberás cumplir con los requisitos que se piden según el Convenio sobre la Patente Europea.

El último paso para patentar una idea

Si pasas el examen a fondo anterior, entonces se publicará un aviso en el Boletín Oficial de la Propiedad Intelectual (BOPI) de la OEPM haciendo que la patente sea efectiva desde ese mismo día.

¿Una patente dura para siempre?

El último paso para patentar una idea

Desgraciadamente, no. La patente solo protegerá tu idea durante un periodo de 20 años. El primero de esos años tiene una protección internacional (prorrogable 18 meses más si lo solicitas a través del Tratado de Cooperación en materia de patentes). Transcurrido ese tiempo, la patente expirará.

Además, debes tener en cuenta que has de proteger la patente, y eso implica pagar unas tasas anuales que van subiendo conforme pasa el tiempo. Por ejemplo, el último año de patente tendrías que pagar unos 600 euros.

Cuánto cuesta patentar una idea

Otro punto importante que debes tener en cuenta a la hora de patentar una idea es que este proceso, no es gratuito. Y tampoco barato.

Para poder solicitar una patente, también es necesario pagar unas tasas oficiales, que suben año tras año. Actualmente, el precio por esa tasa de solicitud de patente es de aproximadamente 75 euros.

A esto debes sumarle el Informe sobre el Estado de la Técnica, es decir, un documento en el que se haga una memoria descriptiva de la idea con todos los datos que se necesitan. Y no es barato, ya que puede costar unos 700 euros.

En caso de que se quiera una solicitud internacional de patente, deberás pagar otros 75 euros más, y más de 1200 euros en relación a un nuevo informe experto de carácter internacional.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.