Paladio: Más valioso que el oro

El paladio es más valioso que el oro actualmente

Al contrario de lo que muchas personas creen, el oro no es el metal más caro en el mercado, al menos no siempre. De hecho, el paladio, perteneciente al grupo del platino, superó el valor del oro en el año 2002 y nuevamente en el 2019. ¿Pero qué hace que el paladio sea más valioso que el oro?

Si te interesa este metal, no te pierdas este artículo. Explicaremos qué es, dónde se encuentra, para qué se usa y por qué su valor llegó a superar al del oro, incluyendo los valores máximos más importantes que ha alcanzado el paladio.

¿Qué es el paladio?

El paladio es un metal perteneciente al grupo del platino

Cuando hablamos de paladio nos referimos a un elemento químico cuyo número atómico es el 46. Esto quiere decir que tiene un total de 46 protones en el interior de su núcleo y otros 46 electrones que se encuentran orbitando alrededor de él. Como el número de protones y electrones es el mismo, la cantidad de carga positiva y negativa es igual, dando lugar a un átomo con una carga eléctrica global neutra. Para encontrar el paladio en la tabla periódica, debemos buscar el símbolo Pd. Este elemento químico pertenece al grupo del platino que cuenta con un total de seis metales con propiedades fisicoquímicas muy parecidas.

Ya desde la antigüedad, el paladio ha sido considerado un metal precioso debido a su color plateado y a su escasez. Sin embargo, lo que le otorga realmente su valor son sus propiedades más que su aspecto:

  • No se oxida cuando entra en contacto con el aire.
  • Es maleable y blando.
  • En el grupo del platino, es el metal menos denso y cuyo punto de fusión es más bajo que los demás.
  • Puede absorber H2 (hidrógeno molecular) en una cantidades enormes.

Es precisamente por su poder de absorción de H2 que se suele utilizar el paladio en los catalizadores de los coches, ya que es capaz de absorber hasta nada más ni nada menos que 900 veces su propio volumen.

¿Dónde se encuentra el paladio en la naturaleza?

Como ya hemos mencionado anteriormente, el paladio es un elemento escaso. En la naturaleza suele encontrarse bajo la forma de aleaciones con otros metales pertenecientes al mismo grupo, el del platino. Estos incluyen el rodio o rutenio, el propio platino y también en aleación con el oro. No obstante, el principal problema es que es necesario procesar enormes cantidades de minerales para poder obtener ni que sea una pequeña cantidad de paladio. Esta dificultad para obtenerlo aumenta todavía más su valor.

En cuanto a los depósitos más abundantes, estos se encuentran en los montes Urales. Por este motivo no es de extrañar que Rusia produzca alrededor del 50% de todo el paladio que existe en el mercado a nivel mundial. El 50% restante se encuentra distribuido en minas de otros países: Australia, Canadá, Estados Unidos, Etiopía y Sudáfrica.

También existe otra manera de obtener paladio mediante los desechos del combustible nuclear. Para ello es necesarios utilizar los reactores de fisión nuclear. No obstante, este proceso implica un nivel de radiación muy elevado, por lo que no se utiliza.

¿Cuál es el uso de paladio?

El paladio tiene varias aplicaciones

El paladio tiene varias aplicaciones importantes de las cuales destaca especialmente su función en el mundo de los automóviles. Los fabricantes de coches revisten la malla cerámica de los catalizadores con este metal. Estos convertidores catalíticos se encuentran tanto en los automóviles de diésel como en los de gasolina. Gracias al paladio y a los otros metales pertenecientes al grupo del platino, los automóviles expulsan menos contaminantes tóxicos, ya que los convierten en dióxido de carbono y vapor de agua.

También en la electrónica de consumo el paladio es un metal muy apreciado debido a su versatilidad. Estas son sus aplicaciones en este sector:

  • Aleación con la plata: Interviene en la composición de los electrodos de los condensadores que se encuentran en muchos de los dispositivos eléctricos que utilizamos en el día a día, como por ejemplo las placas base de televisores, ordenadores y equipos de sonido.
  • Aleación con el níquel: Se usa como revestimiento de aquellas zonas en las que los componentes eléctricos entran en contacto.

Además, se utiliza el paladio en los paneles de soldadura, sobre todo aquellos usados en joyería por su durabilidad y robustez. Otras aplicaciones que tiene este elemento es como alternativa al oro blanco y a la planta, en fotografía para facilitar el revelado de las películas y en el campo de la electroquímica gracias a su increíble habilidad de absorber hidrógeno en grandes cantidades.

Fusión fría

Curiosamente, muchos científicos han recurrido al paladio con el fin de demostrar que existe la posibilidad de crear la fusión fría. ¿Pero qué es esto? Se trata de una técnica cuyo objetivo es recrear una fuente de la cual obtener energía en grandes cantidades mediante la fusión de núcleos atómicos en unas condiciones tanto de presión como de temperatura similares al ambiente ordinario. Actualmente, los reactores de fusión nuclear con los que están experimentando los científicos requieren que el plasma utilizado alcance una temperatura de unos 200 millones de grados. Es la única manera para conseguir que se libere una cantidad de energía enorme.

Obviamente resulta todo un reto manejar plasma con esa temperatura, por no hablar de toda la energía que hay que invertir para calentarlo tanto. Precisamente esto es lo que los científicos pretenden evitar con la fusión fría. El rol del paladio en esta técnica es fundamental debido a que su habilidad de absorber tantísimo hidrógeno a temperatura ambiente puede provocar, bajo condiciones apropiadas, una interacción nuclear lo bastante fuerte como para que se libere energía, teóricamente.

A pesar de que hubo casos en los que algunos científicos afirman haber conseguido recrear la fusión fría, usando el paladio, estos experimentos no pudieron ser recreados por otros equipos de investigación. Este aspecto es imprescindible para que se puedan considerar válidos. No obstante, se sigue investigando y quizá se consiga algún logro en los próximos años.

Oro vs. Paladio: ¿Qué es más caro?

El paladio superó el valor del oro en el año 2019

Ahora que ya sabemos que el paladio está en manos de pocos países, que escasea, para qué sirve y que su procesado es bastante costoso, no es difícil entender por qué es un metal tan caro. Al fin y al cabo, la oferta es escasa mientras que la demanda es alta, y eso se traduce en el mercado con un precio elevado.

Fue a principios de enero del año 2019 que el paladio consiguió superar al oro en precio. Esto no sucedía desde el año 2002, por lo que resulta bastante sorprendente. ¿Pero por qué ha superado en precio al oro? Es muy sencillo: El mundo cada vez se centra más en disminuir los niveles de contaminación, especialmente el de los coches.

El paladio es un metal fundamental para esta tarea. Los fabricantes de automóviles representan nada más ni nada menos que el 80% del consumo de paladio. Debido a las medidas que han tomado muchos gobiernos, sobre todo el de China, las regulaciones sobre la contaminación procedente de vehículos se han visto endurecidas. Por ello, los fabricantes de automóviles se ven obligados a utilizar más paladio en la producción de los coches. Se estima que más o menos el 85% de este metal va destinado a los sistemas de escape de los automóviles. Ahí, la función del paladio es ayudar a convertir los contaminantes tóxicos en vapor de agua y dióxido de carbono, que resultan menos dañinos.

Evolución del paladio

Cuando el paladio comenzó a dispararse y a superar al oro en el año 2019, llegó a duplicar su valor en tan sólo cuestión de meses. A inicios de año, en enero del 2019, el precio en el mercado de este metal alcanzó un máximo de 1389,25 dólares americanos. Un año después, en febrero del 2020, su valor se vio duplicado, alcanzando un máximo de 2884,04 dólares. Como ya hemos mencionado anteriormente, esta brutal subida coincidió, o mejor dicho, fue consecuencia de la decisión de los gobiernos de endurecer el reglamento de la contaminación provocada por los automóviles.

Los meses siguientes volvió a bajar un poco de precio, pero aún así marcó otro hito máximo cuando llegó a valer 3014,13 dólares americanos hace muy poco, en abril del año 2021. A día de hoy, que estamos en agosto de este mismo año, su valor ronda los 2600 a 2700 dólares, superando en unos mil dólares al oro, cuyas oscilaciones de los últimos meses han sido bastante más leves en comparación. Mientras el promedio de los últimos dos años del paladio corresponde a 2067,87 dólares, el del oro es de 1669,02 dólares, una diferencia considerable.

Artículo relacionado:
Invertir en oro en relación a la inflación y la masa monetaria

¿Pero es buena idea invertir en el paladio? Quién sabe. Puede ser una buena idea teniendo en cuenta la gran demanda de este material y su escasa y difícil obtención. Estas características no cambiarán en un futuro próximo. Sin embargo, ya ha alcanzado un precio muy elevado, por lo que es posible que hayamos perdido este tren. Al final es imposible predecir qué va a pasar con total certeza. Ahora que ya entendemos mejor el valor del paladio nos resultará más fácil decidir si queremos invertir en esta materia o si mejor lo dejamos estar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.