Pacto de Toledo

El Pacto de Toledo afecta a las pensiones

¿Cuántas veces habremos oído hablar del Pacto del Toledo y su efecto en las pensiones? Este esperado documento que tardó varios años en redactarse, finalmente fue aprobado en octubre del año 2020. Se trata de un informe para la reforma del sistema público de pensiones que incluye 22 recomendaciones creadas por el conjunto de partidos políticos. Estas son claves para llevar a cabo la prometida reforma de las pensiones que lleva mucho tiempo encima de la mesa de debate. No sólo los partidos políticos decidirán los cambios aprobados, si no también los sindicatos y la patronal mediante negociaciones.

Con el fin de aclarar todo lo que se acordó en el Pacto de Toledo y cómo este afecta a las pensiones, haremos un pequeño resumen de cada una de las recomendaciones aprobadas por la Comisión Parlamentaria. Además, diremos la fecha exacta de la aprobación de este documento. Si quieres saber más sobre el Pacto de Toledo, sigue leyendo.

¿Qué se acordó en el Pacto de Toledo?

El Pacto de Toledo acordó un total de 22 recomendaciones

El pacto de Toledo es famosos por su relación con las pensiones, un tema que preocupa a una gran parte de la población española. Entre las medidas más conocidas impuestas por la Comisión Parlamentaria se encuentra el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas por ley. Este se ve revalorizado cada año en base al IPC (Índice de Precios al Consumo) real. Sin embargo, hay muchas recomendaciones más creadas por el Pacto de Toledo, de hecho hay 22 en total. A continuación haremos un pequeño resumen del contenido de cada una de ellas.

Recomendación 0: Defensa del sistema público

Iniciando la lista con la recomendación 0 relacionada con la defensa del sistema público, el Pacto de Toledo reafirma que mantendrá su compromiso con el mantenimiento y la mejor del sistema público de la Seguridad Social, prestando especial atención al sistema de pensiones. La idea es que sigan siendo las cotizaciones sociales la fuente básica en cuanto a la cobertura financiera de las prestaciones contributivas. Además, los servicios universales y las prestaciones no contributivas se financiarán mediante aportaciones del Estado a la Seguridad Social.

Recomendación 1: Separación de fuentes

El Pacto de Toledo se propone acabar con el déficit existente de la Seguridad Social en el año 2023. Además, insiste en la importancia de transmitir a la población que una parte bastante grande de este déficit se debe a la asunción de ciertos gastos impropios. Es decir, que no los deberían haber pagado las cotizaciones sociales.

¿Qué solución propone la comisión? Según ella, estos gastos impropios deberían pasar a ser responsabilidad de los Presupuestos Generales del Estados. De esta manera se financiarían mediante la fiscalidad general. Estos son algunos ejemplos de lo que incluye la misma:

  • Ayudas a las empresas adquiridas por reducciones en la cotización a la Seguridad Social.
  • Tarifas planas, entre otros, de tratamiento favorable a la hora de cotizar.
  • Prestaciones que guardan relación con el cuidado del menor y el nacimiento.
  • Complemento de maternidad respecto a la pensión.

Recomendación 2: Subidas con el IPC

¿Qué es el IPC? Es el índice de precios al consumo. Se trata de un indicador que mide cómo varían los precios de los bienes y servicios durante un periodo de tiempo determinado en un lugar concreto. En este caso ya existió un preacuerdo del año 2018. Este mecanismo de revalorización de pensiones aprobado por Rajoy, provoca unas subidas anuales del 0,25%.

El Pacto de Toledo reitera en su recomendación 2 la defensa de lo siguiente: «El mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas, su garantía por Ley y su preservación mediante la adopción de medidas encaminadas a asegurar el equilibrio social y financiero del sistema de pensiones en el futuro». También explica que cualquier subida de las pensiones que se encuentre por encima del IPC debería ser financiado con cargos por otros recursos financieros no relacionados con la Seguridad Social.

Recomendación 3: La ‘hucha de las pensiones’

Otro tema que se abordó en el Pacto de Toledo es la denominada hucha de las pensiones, que se viene a referir al Fondo de Reserva. Durante el mandato de Rajoy, este se vio vaciado un 90%. En cuanto se haya recuperado el equilibrio de las cuentas pertenecientes a la Seguridad Social, el Pacto de Toledo propone que se vuelvan a incorporar los excedentes de las cotizaciones al Fondo de Reserva y establecer un sobrante mínimo en el mismo.

Además, apunta que este fondo no sirve para resolver los desequilibrios financieros cuya naturaleza es estructural. Sin embargo, sí que puede ser una ayuda importante a la hora de resolver desequilibrios coyunturales que se pueden dar entre los gastos y los ingresos de la Seguridad Social.

Recomendación 4: Cotización de autónomos

En cuanto a la protección social de los autónomos, el Pacto de Toledo propone instaurar medidas que permitan una jubilación anticipada y también trabajar a tiempo parcial. Según la Comisión, la sostenibilidad de las pensiones exige que se acerque la cotización de los autónomos a sus ingresos reales de forma gradual. Sin embargo señala que este punto se debe negociar con la patronal y los sindicatos.

Recomendación 5: Periodos de cotización

La recomendación 5 trata sobre los periodos de cotización. En este aspecto se mantienen los 15 años como periodo de cotización mínimo para poder acceder a una pensión se la Seguridad social y su progresiva ampliación a 25 años. No obstante, como novedad incluye el Pacto de Toledo que las personas puedan escoger esos 25 años de tal manera que salgan más favorecidas a la hora de cobrar la pensión.

Respecto a las personas que tienen vidas laborales bastante prolongadas, la solución ofrecida por la Comisión es que puedan descartar algún año en concreto o escoger el tramo de su carrera de cotización para calcular la pensión.

Recomendación 6: Incentivos al empleo

En cuanto a la financiación de los incentivos al empleo, el Pacto de Toledo dicta que no se podrán hacer con cargo a las cotizaciones sociales. Por ello recomienda que se deben usar únicamente como una herramienta excepcional y en colectivos y situaciones que se deben favorecer, como puede ser el caso de personas con alguna discapacidad o en riesgo de exclusión social, los parados que llevan mucho tiempo y las víctimas de violencia de género, por ejemplo.

Recomendación 7: Información ciudadana

La recomendación 7 sobre las información ciudadana insta al Gobierno a cumplir sus obligaciones de información presentadas en el artículo 17 de la Ley General de la Seguridad Social. De esta manera, cada uno de los ciudadanos españoles podrá acceder a información periódica e individualizada acerca de sus derechos de pensión futuros.

Recomendación 8: Gestión del sistema

También se ha hecho una recomendación acerca de la gestión del propio sistema de la Seguridad Social. Según el Pacto de Toledo existe una necesidad urgente de reforzar, recuperar y renovar la plantilla de personal y conseguir así una gestión más eficaz y eficiente.

Recomendación 9: Mutuas de la Seguridad Social

Las mutuas relacionadas con la Seguridad Social también aparecen en el Pacto de Toledo. Respecto a ellas, la recomendación propone lo siguiente:

  • Cumplir la regla de paridad en cuanto a la composición de sus órganos de gobierno.
  • Otorgarles un cierto margen de flexibilidad en lo que se refiere al uso de sus recursos, pero debe ser compatible con un control estricto llevado a cabo por la Seguridad Social.
  • Mejorar tanto el uso de recursos como de experiencias de las mutuas, sobre todo en lo que respecta los servicios traumatológicos.

Recomendación 10: Lucha contra el fraude

Un tema importante en nuestro país es el fraude. El Pacto de Toledo insiste en la importancia de reforzar la lucha contra el fraude, que también influye en la Seguridad Social. Para este fin propone dos soluciones:

  • Clarificar las lagunas legislativas (así se evitarían, por ejemplo, casos de falsos autónomos).
  • Endurecer el régimen de sanciones a aquellas empresas que no cumplan con las obligaciones que tienen respecto a la Seguridad Social.

Recomendación 11: Tanto cotizas tanto recibes

El Pacto de Toledo se aprobó en octubre del año 2020

La recomendación 11 trata sobre la contributividad. En otras palabras: la relación entre el importe de la prestación y el esfuerzo de cotización de cada trabajador. Básicamente vuelven a insistir en que, mediante la eliminación de años o la selección del periodo, las personas puedan salir favorecidas a la hora de cobrar la pensión. De esta manera, aquellos que han sido afectados por la pasada crisis justo al final de su vida laboral, no verán penalizada su pensión.

Recomendación 12: Edad de jubilación

En cuanto a la edad de jubilación, la Comisión defiende que esta debe acercarse el máximo posible a la edad de jubilación establecida legalmente. Para conseguirlo, se debe prolongar voluntariamente la vida laboral, superando la edad de jubilación. Además, el Pacto de Toledo insiste a los poderes públicos que presten especial atención a situaciones de vulnerabilidad que esta recomendación podría llegar a provocar en ciertos colectivos. Otra insistencia del Pacto es que se revise el acceso a la jubilación anticipada con el fin de que los coeficientes reductores sean siempre equitativos.

Recomendación 13: Viudedad y orfandad

Las prestaciones tanto de viudedad como de orfandad seguirán manteniendo un carácter contributivo, pero la Comisión propone adaptar la pensión a las realidades familiares y sociales y a las circunstancias socioeconómicas de las personas que se ven beneficiadas. De esta manera intenta mejorar la protección de los pensionistas que no tienen otros recursos. Para las personas mayores de 65 años que obtienen una pensión de viudedad, el Pacto de Toledo considera que se debería aumentar el porcentaje de la base reguladora, ya que lo más probable es que sea su principal fuente de ingresos. En cuanto a las pensiones de orfandad, propone mejorarlas, sobre todo la cuantía.

Artículo relacionado:
Qué es la base reguladora

Recomendación 15: Un sistema suficiente

En la recomendación 15, la Comisión defiende que el sistema público de pensiones y el establecimiento suficiente de las mismas es solidario. Para cumplir esta descripción, considera oportuno establecer ciertas referencias adecuadas, como por ejemplo la tasa de sustitución. Esta relaciona la pensión media con el salario medio de todos los trabajadores. Así se podrán hacer seguimientos continuos de la evolución, y en caso de desviación permitirá adoptar medidas que se consideren oportunas. Además, la Comisión apoya el mantenimiento de los importes mínimos de las pensiones y que los complementos de estos mínimos deberían ser asumidos por los impuestos, es decir, por los Presupuestos Generales del Estado, en vez de por la cotizaciones sociales.

Recomendación 16: Sistemas complementarios

El Pacto de Toledo recomienda implementar planes de pensiones complementarios, sobre todo los de trabajo. Estos deberán ser sin ánimo de lucro y pertenecer a un régimen jurídico y fiscal diferenciado. Así se mejoraría el régimen actual y se evitaría que estos sistemas de ahorro se consideren productos financieros.

Respecto a los sistemas de pensiones de carácter individual, el Pacto de Toledo insiste que estos deben ser más transparentes. De esta manera, los costes de administración no implicarían rendimientos negativos para los ahorradores.

Recomendación 17: Mujeres

No podía faltar una recomendación específica para las mujeres. La Comisión hace un llamamiento para garantizar la igualdad en el ámbito laboral y también en el de las pensiones. Es decir: Reconoce que a día de hoy siguen existiendo brechas de género. Con el fin de combatirlas, el Pacto de Toledo propone lo siguiente:

  • Acometer la cuestión de los cuidados para que las carreras profesionales de todas aquellas personas que tengan a otras dependientes a cargo no generen vacíos de cotización por este motivo.
  •  Potenciar la corresponsabilidad mediante ciertas herramientas, como por ejemplo los permisos parentales.
  • Crear medidas que permitan identificar las discriminaciones retributivas.
  • Introducir un tipo de correcciones para solventar los vacíos en las carreras de cotización que son causados por las irregularidades de las carreras profesionales, como podría ser por ejemplo el empleo del hogar.
  • Implementar reformas cuyo fin es corregir tratamientos discriminatorios con los trabajadores a tiempo parcial.

Recomendación 17 bis: Jóvenes

Para los jóvenes, el Pacto de Toledo pide que se mejoren sus condiciones laborales. Así intenta potenciar la confianza de este colectivo en el sistema de la Seguridad Social. Para ello propone adoptar medidas legislativas con carácter definitivo cuyo fin es no sólo garantizar, si no también mejorar la protección social de los becarios.

Recomendación 18: Personas con discapacidad

Respecto a las personas con discapacidad, el Pacto de Toledo dice que se deben intensificar todas aquellas medidas cuyo fin es eliminar los obstáculos para que estas personas puedan acceder a un empleo digno. Por ello insiste en que la legislación debe propiciar el mantenimiento en la actividad profesional de las personas con discapacidad y facilitar su incorporación.

Recomendación 19: Trabajadores migrantes

Otra recomendación de Pacto de Toledo es favorecer la llegada de inmigrantes legales. Según la Comisión, estos fortalecen el sistema de pensiones, puesto que la población española va envejeciendo. Su idea es crear mecanismos que incorporen inmigrantes al mercado de trabajo. Aprovecha esta recomendación para anunciar que la Administración debería intensificar su labor a la hora de evitar el racismo, la discriminación y la explotación en el ámbito laboral.

Recomendación 19 bis: Digitalización

Aunque la digitalización sea inevitable en la era que vivimos, el Pacto de Toledo advierte que puede afectar a la ordenación de las relaciones laborales y a la organización del trabajo. Destacan que es fundamental favorecer la inclusión de todos los trabajadores dentro del sistema. De esta manera se propone combatir la economía informal y también garantizar la protección en situaciones de necesidad.

Por otro lado, la Comisión señala que existe un riesgo real de que la protección social contributiva sea insuficiente. Esto se debe a que las relaciones laborales de las plataformas digitales suelen ser intermitentes y esporádicas. Por ello recomienda que se deben reforzar los mecanismos considerados no contributivos. Para contrarrestar la reducción de los ingresos de la Seguridad Social provocada por la digitalización, el Pacto de Toledo insiste en corregir la dependencia de las cotizaciones sociales, puesto que la situación productiva y demográfica ha variado mucho en las últimas décadas.

Recomendación 20: Control Parlamentario

Finalmente hablan del control parlamentario. Para esta tarea, la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo se instaura de forma permanente y el Gobierno deberá informarla anualmente de la situación en la que se encuentra la Seguridad Social. El Pacto de Toledo insiste en la importancia de intensificar el seguimiento de los resultados obtenidos en la lucha contra el fraude, del equilibro financiero perteneciente al sistema y de la suficiencia de las pensiones.

¿Cuándo se aprobó el Pacto de Toledo?

La Comisión Parlamentaria señala que hay que reforzar las investigaciones de fraude fiscal a la Seguridad Social

Tras reuniones que duraron más de cuatro años, al fin se llegó a cerrar el denominado Pacto de Toledo el día 23 de octubre de 2020. Hicieron falta muchísimas negociaciones para que la comisión parlamentaria por fin alcanzara su misión: crear una guía para el sistema público de pensiones. Han llegado a aprobar un total de 22 recomendaciones, pero el Pacto de Toledo recordó que tras cinco años desde la aprobación del mismo, «el Congreso de los Diputados habrá de proceder a una revisión general de las recomendaciones del Pacto de Toledo, así como a una evaluación de su grado de cumplimiento, mediante los instrumentos parlamentarios específicos para ello».

Espero que ahora ya tengáis más claro todo lo que implica el Pacto de Toledo, al menos en resumidas cuentas. Podéis dejarme vuestra opinión en los comentarios.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.