Osciladores para operar en bolsa

Una de las herramientas que disponen los pequeños y medianos inversores para realizar sus operaciones se materializa a través de los osciladores. Se trata de unos elementos muy importantes para analizar los valores de la renta variable, y que puede servir para formalizar las compras y ventas con mayores garantías de éxito. Al punto de que permiten ajustar mejor el precios de estos movimientos en los mercados financieros. Aunque requieren de un cierto aprendizaje para su mejor comprensión.

Los osciladores en bolsa son una de las herramientas más relevantes en el análisis técnico y que consiguen que tengamos los precios de entrada y salida en los valores analizados. Desde luego que el número de osciladores es muy amplio y por tanto vamos a realizar una selección de los mismos. Es decir, algunos de los más habituales en las operaciones de los pequeños y medianos inversores con mayor experiencia en esta clase de movimientos en los mercados de renta variable.

Hasta tal punto son importantes y decisivos que podemos decir sin temor a equivocarnos que los osciladores e indicadores se configuran en la actualidad como una de las principales ayudas que tiene el inversor medio para planificar su estrategia bursátil a la hora de comprar y vender acciones de bolsa. No en vano, puede medir el nivel de sobrecompra o sobreventa que pueda tener un valor o índice en un momento dado. Al igual que la tendencia de los mismos, es decir si se está en un proceso alcista, bajista o también lateral.

Osciladores: el RSI

De entre todos, puede que este sea uno de los más seguidos por parte de los pequeños y medianos inversores. El RSI o indicador de fuerza relativa (Relative Strength Index, en inglés) es un oscilador muy importante que pone de manifiesto la fuerza del precio mediante la comparación de los movimientos individuales al alza o a la baja de los sucesivos precios de cierre. En la práctica quiere decir que pueda dar las pautas alcistas, bajistas o neutrales de un valor o índice.

Se trata de un instrumento decisivo en el momento que abres o cierras posiciones en los mercados de renta variable. Debido a que su fiabilidad es muy elevada y por encima de los restantes osciladores. No en avanzado está encuadrado dentro de lo que son los osciladores avanzados. Es decir, que reflejan el estado real de una acción en la configuración de sus precios y es una herramienta que debes utilizar para realizar tus inversiones en bolsa. En especial, porque te ofrece una mayor protección ante posibles incidencias en la cotización.

El estocástico, un poco más complejo

El STK o estocástico es otro indicador en el análisis técnico y que también trata de detectar la tendencia de un valor o índice bursátil. Su principal característica es que adivina la divergencia existente entre el precio de cierre de cierre del mercado. Es muy importante para ver la diferencia que entre los precios más altos y más bajos en la cotización de los valores. Aunque su mayor incidencia reside en el hecho de que es una de las mejores herramientas para operar en bolsa en escenarios de gran volatilidad. Es decir, con amplias diferencias entre sus precios máximos y mínimos.

Mientras que por otra parte, otra de las aportaciones de este importante oscilador es al que refiere a que muy relevante para tomar posiciones en una compañía cotizada. Nos hace posicionar en estos activos financieros con mayores garantías de seguridad y eliminando el riesgo en las operaciones. Aunque bien es cierto que es uno de los osciladores más complejos para detectar ya que es precio tener unos conocimientos precios sobre su desarrollo y configuración. En donde no todos los pequeños y medianos inversores lo pueden aportar en estos momentos.

Momentun para operaciones rápidas

Desde luego que el Momento es otro indicador que compara cierres y que indica si es el momento para realizar las compras o ventas. Porque en efecto, detecta con una gran fiabilidad es estado o tendencia en que se encuentra en ese momento. Su denominación es toda una declaración de intenciones y que no requiere mayores explicaciones para comprobar su interpretación en los mercados de renta variable. Es de gran utilidad para las operaciones a muy corto espacio de tiempo y en cualquier caso no para los plazos de permanencia  a medio y largo.

Por otro lado, el momento es un oscilador que tiene una fiabilidad total y que en la mayoría de los casos se acerca al 100 %. No tiene prácticamente fallo en su interpretación y además es muy fácil de comprenderlo, incluso para los pequeños y medianos inversores con menos experiencia en esta clase de herramientas en los mercados de renta variable. Mientras que por otra parte, también podemos decir que es muy útil para analizar las posiciones compradoras o vendedoras. Porque lo que nos está diciendo es el momento en que está el valor o índice bursátil. Nada más y nada menos. Ya que es una información más que relevante para formalizar las compras y ventas en los mercados bursátiles.

MACD: convergencia y divergencia

MACD es otro de los indicadores por excelencia del análisis técnico. Entre otras razones porque trata de analizar la convergencia y divergencia de la media móvil.  Es muy aconsejable para llevarlo a cabo en tendencias,  para fijar compras y ventas, respectivamente. Detecta además divergencias adecuadamente cuando se produce un cambio de tendencia un poco significativo y que puede dar lugar a un cambio de estrategia en la inversión realizada. Por otra parte, o podemos olvidar de que uno de los osciladores más usados por los analista de los mercados financieros.

Su importancia reside en el hecho de que puede ser utilizado para los cambios de ciclo en los mercados de renta variable. Son muy eficaces en su análisis y además su nivel de error está muy bien controlado. Aunque al igual que los anteriores requiere de un conocimiento en sus nociones y sobre todo en analizar sus desarrollo. Con el objeto de evitar alguna que otra situación muy poco deseada por parte de los pequeños y medianos inversores. Debido a que en este caso si se pueden generar ciertas interferencias en su aparición y posterior desarrollo.

SAR: refleja una posición

Si deseas disponer de una información bastante útil a la hora de invertir en bolsa no dudes en adoptar otros de los indicadores más importantes para los mercados de renta variable como es el SAR. Se trata de otra herramienta bursátil que establece los precios de compra y venta en función del tiempo y del precio. Este oscilador es verdaderamente útil para llevarlo a cabo en una tendencia muy bien definida, cualquiera que esta fuese. Bien en alcista o bajista y en algunos casos hasta en los movimientos de cierta lateralidad. Porque no puedes olvidar bajo ningún aspecto que este indicador de la renta variable define la posición alcista, bajista o neutral de un valor en el momento de su análisis.

Por el contrario, es otro de los instrumentos más complejos para detectar y que requiere de unos fuertes conocimientos previos para su correcta aplicación. No en vano, existe la posibilidad de que lo puedas confundir con algunos de los anteriormente expuestos en este artículo. Además, necesitas unos gráficos muy potentes en donde se pueda visualizar sus líneas de compra y venta. Algo que no todos los pequeños y medianos inversores pueden aportar en estos momentos. Debido a que son osciladores mucho más complejos que los restantes y este es su mayor problema para su correcta aplicación.

Ventajas en su aplicación

El uso de estos osciladores tan relevantes en los mercados de renta variable viene dado por algunos beneficios que puedes obtener en tus operaciones en los mercados de renta variable. Como por ejemplo, a través de las siguientes actuaciones que te exponemos a continuación:

  • Te hace realizar las operaciones con mayor seguridad sobre los resultados que obtendrás en cada una de las inversiones.
  • Son mecanismos de protección para que no pierdas dinero en las operaciones impulsadas en los mercados de renta variable.
  • Te permite ajustar mejor los precios, tanto en las compras como en las ventas, con operaciones en bolsa mucho más optimizada que antes.
  • Son indicadores que por lo general ofrecen una alta fiabilidad y que te merecen todo el respeto para ser utilizados con cierta frecuencia.
  • Se constituyen en la base del verdadero análisis técnico y desde este punto de vista pocas veces te van a defraudar en cuanto a los resultados que obtendrás en tus operaciones en bolsa.
  • Se trata de una herramienta, aunque algo más compleja que las restantes, pero que pueden ayudarte a que pueda ganar más dinero en cada una de las operaciones en bolsa.
  • Deberás aportar un conocimiento previo para que resultados de los movimientos sean del todo satisfactorios para tus intereses como pequeño y mediano inversor que eres.
  • Puedes detectar una tendencia, cualquiera que fuese, con más facilidad que a través de otros indicadores en los mercados de renta variable.
  • Y por último, advertir que la responsabilidad última siempre corresponderá a tu propia persona, no a nadie más. Porque al fin y al cabo estamos hablando de operaciones en bolsa.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.