Orden de pago: Qué es, cuándo se da

Un tipo de orden de pago

¿Has oído hablar alguna vez de la orden de pago? ¿Sabes exactamente a lo que nos estamos refiriendo? Es un término que casi utilizamos a diario, aunque no lo digamos verbalmente, pero con ciertas actividades, sí que realiza.

Pero, ¿qué es el orden de pago? ¿Cuándo se da? ¿Para qué sirve? De todo y de algunas cosas más es de lo que te vamos a hablar a continuación.

Qué es una orden de pago

Una orden de pago

Una orden de pago se puede definir como una obligación que se le da a una entidad bancaria para que pague una determinada cuantía a una tercera persona (física o jurídica).

En otras palabras, son unas instrucciones que debe dar el titular de una cuenta al banco para que este proceda a enviar el dinero a otra tercera persona individual, jurídica, empresa o institución.

En realidad, es como una forma de confirmar el envío de dinero a otras personas, siempre y cuando se cumplan unos requisitos.

Cómo funciona una orden de pago

Funcionamiento de una orden de pago

Ahora mismo puedes estar pensando que una orden de pago es parecida a la que tú le das cuando pagas con la tarjeta y el banco te pide que acredites en tu móvil esa transacción. Y lo cierto es que no irías mal desencaminado.

La orden de pago se lleva a cabo a través de dos fases:

En la primera fase el banco debe aceptar y tramitar la emisión de la orden de pago. Pero para hacerlo, antes necesita comprobar la información. Entre los datos que se van a pedir estarán: los datos del pagador y del cobrador, es decir, de quien envía el dinero y de quien lo recibe; la cantidad de dinero, puesta tanto en números como en letras; la moneda en que se debe hacer la transferencia; los datos del banco y el número de la cuenta, bien el BIC o el SWIFT. Además, habrá un código especial si el dinero que se recibe es superior a 12.500 euros.

Si todo está bien, el banco envía el dinero a los bancos de la otra persona. Pero no se lo dan a esa persona aún.

La segunda fase se inicia cuando los bancos receptores han recibido el dinero. Estos vuelven a verificar todo y, si es correcto, se abona al beneficiario.

Cuáles son los participantes de la orden de pago

Orden de pago

Visto todo lo anterior, no hay duda de que actúan varios agentes a la hora de llevar a cabo una orden de pago. Pero, deteniéndonos en saber cuáles son, aquí tendrás un resumen:

  • Ordenante. Es la persona que tiene que enviar el dinero a otra persona, empresa, asociación… Esta debe ir a su banco para formalizar esta orden y así garantizar el envío del dinero.
  • Banco emisor. Es el que se encargará de enviar el dinero descontándolo de la cuenta de su cliente, que es el ordenante, y transfiriéndolo al banco receptor del beneficiario. Este banco puede ser mismo que el del ordenante o no. Por este servicio, el banco cobra una serie de gastos y comisiones.
  • Banco receptor. Es el encargado de recibir los fondos y también de verificar que está todo correcto antes de abonarlo en la cuenta del beneficiario. A su vez, esto también puede conllevar una serie de comisiones a su cliente, así como gastos.
  • Beneficiario.  Es la persona que recibe el dinero en su cuenta y puede usarlo para lo que quiera.

Qué ventajas tiene

Puede ser que aun no veas las ventajas, pero lo cierto es que las hay y son varias. A modo de resumen, te podemos decir que las ventajas de una orden de pago son:

  • Ser muy rápida. Porque entre que se manda y se recibe, el proceso puede tardar entre 24 y 48 horas hábiles.
  • Se puede pagar en cualquier divisa. Tal y como te hemos dicho, uno de los datos que te va a pedir el banco cuando vayas a formalizar una orden de pago es que le digas en qué moneda quieres que se realice. Esto ayuda y mucho en el intercambio comercial y en poder hacer transacciones en todo el mundo.
  • Hablamos de un método seguro. Y es seguro porque se opera a través de bancos y son estos los que garantiza el movimiento del dinero y la seguridad del mismo.

Lo no tan bueno

A pesar de todas las ventajas que ofrece la orden de pago, no podemos olvidarnos de que también hay una desventaja. Y es que por realizar esto hay que pagar una serie de costes en los bancos que hay que tener en cuenta.

Por un lado, están los gastos SHA que serán compartidos por ambos. Por otro lado, están los gastos BEN, que se harán cargo cada uno por separado según lo que establezca su banco.

Además, otra de las desventajas para el ordenante es que no puede garantizarse que el este vaya a recibir la mercancía que ha comprado (o a realizar el servicio) y, en cambio, la orden sí se tramitará.

Qué tipos de orden de pago pueden existir

Actualmente, existen dos órdenes de pago que se tramitan prácticamente con el mismo proceso.

Transferencia individual

Este es la más habitual y la que se realiza en casi todos los casos. Consiste en que el ordenante permite que el banco pueda acceder a su cuenta para restar la cantidad de dinero que se necesita para llevar a cabo la transferencia.

Para ello, esto ha de realizar, bien personalmente en la oficina de su banco, o bien de manera electrónica en la página web de su banco, dentro de lo que sería su cuenta personal (o empresarial).

Transferencia en ficheros

Cuando se tienen que hacer muchos pagos a beneficiarios, por ejemplo en el caso de una empresa que tiene varias nóminas de trabajadores o que ha de pagar a distintos proveedores, se lleva a cabo la transferencia en ficheros.

Esta es más rápida porque con un solo documento se puede gestionar una gran cantidad de órdenes de pago.

Se la llama así porque el ordenante lo que hace es preparar un fichero con el cual puede establecer la cantidad para cada beneficiario, así como la moneda en que debe hacerse, banco, etc.

Como ves, la orden de pago  está mucho más presente en nuestro día a día de lo que podías pensar en algún momento. ¿Tienes alguna duda? Déjanosla en los comentarios e intentaremos darle respuesta.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.