Operar en bolsa desde Internet, pero con garantías

Internet se ha constituido en una poderosa herramienta para realizar inversiones. Sus operaciones son más ágiles y a cualquier hora del día, incluso por las noches y fines de semana. Pero es que además, en buena parte de los casos, implica un importante ahorro de dinero a través de sus tarifas y comisiones. Hasta el punto de que una parte cada vez más importante de pequeños y medianos inversores realizan sus movimientos en los mercados de renta variable en formato online. Desde su ordenador personal, teléfono móvil o tableta y desde cualquier en donde esté en el momento de impulsar su inversión en bolsa.

De todas formas, a los usuarios bursátiles no les quedará más remedio que tener en cuenta una serie de actuaciones para que las operaciones en bolsa se desarrollen bajo los parámetros de la seguridad. No en vano, pueden ser víctimas de ciberdelincuentes que les puedan  perjudicar enormemente en sus intereses económicos. Por no hablar de las estafas de que pueden ser objeto por parte de plataformas o chiringuitos financieros que pueden engañarlos en cualquier momento. Es uno de los grandes riesgos que genera la utilización de Internet para introducirse en el siempre complicado sector de la bolsa.

Desde este escenario general, desde la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha elaborado una serie de consejos para que la utilización de Internet sea satisfactoria a todos los usuarios. Un primer apunte incide en que el inversor debe asegurarse por encima de todo de que realmente la entidad que ofrece el servicio se encuentra registrada en la CNMV. Porque en este sentido, debe recordarse que operar con entidades no registradas deja al inversor en una situación de total desprotección. Tanto desde el punto de vista operativo como el vinculado a sus finanzas particulares.

Internet: precauciones

Para operar a través de canal de comunicación es necesario tomar una serie de precauciones para que las inversiones se desarrollen correctamente y el usuario no pueda tener alguna que otra sorpresa negativa. Para evitar este escenario tan poco deseado por parte de los inversores, nada mejorar que aplicar unos filtros que serán muy útiles a partir de estos momentos.

Deberá evaluarse el producto a contratar, y si es un valor negociado. Además será indispensable la propia transparencia del producto que se ofrece, como al igual que las posibilidades de seguimiento de las inversiones por medio de la plataforma financiera elegida.

Evitar entidades que utilizan hipervínculos que puede dirigir a informaciones que se presenten fuera de contexto, sin los necesarios avisos o aclaraciones. Este hecho ya hace dudad a los propios inversores sobre el dominio al que han acudido para realizar sus inversiones. Entre otras razones porque les puede llevar a otras direcciones que pertenecen al mismo grupo financieros

Evitar dar pistas sobre las operaciones

No de menos importancia es el hecho de que hay que ser muy diligente para saber desde que sitio estamos operando en bolsa u otros productos financieros. Porque en efecto, al utilizarse un ordenador ajeno para consultar saldos o realizar operaciones a través de Internet, puede dejar un rastro que pueda dar alguna que otra pista a terceras personas. En este sentido, la mejor estrategia pasa por borrar de la memoria del dispositivo tecnológico que estemos utilizando todos los datos sobre los contenidos visitados. Hasta el punto de que pueden recabar esta clase de información para beneficio suyo y sin que nosotros lo sepamos realmente.

Por otra parte, para operar en bolsa la mejor solución pasa sobre todo por el uso de aparatos que sean de nuestra máxima confianza. Si no fuera así, será mejor demorar la inversión hasta que llegue un mejor momento para formalizarla correctamente. Este es un pequeño detalle que no debe permanecer oculto en nuestras actuaciones en búsqueda de una mayor seguridad en toda clase de operaciones financieras. No puede olvidarse que es nuestro dinero el que nos estamos jugando y en este sentido no valen imprudencias de ninguna clase.

Fraudes en el sector de la bolsa

Por las propias características de las inversiones a través de Internet las medida de precaución deberán ser más potentes que hasta ahora. Uno de los mayores peligros para los inversores es el procedente de las ofertas engañosas que están destinadas a captar inversores a través de correos electrónicos masivos o de webs muy sofisticadas. Con el objetivo de atraer su atención y captar los servicios que ofrece.

Aunque pueda sorprender a más de un pequeño y mediano inversor los falsos rumores propagados en Internet o por las redes sociales se constituyen en uno de los mayores fraudes que hay en estos momentos. Se trata de una perversa estrategia que es difundida a través de los foros bursátiles para determinar la decisión del propio usuario sobre los valores que desea tomar posiciones en cualquier momento. No hay que hacerlos casos, porque es un viejo sistema para adulterar el precio de las acciones. Con un grave riesgo sobre las personas que incurren en este desagradable incidencia con respecto a los mercados de renta variable.

Otro peligro: las ofertas engañosas

A través de sus diversas herramientas, Internet tiene numerosas aplicaciones en el sector de los servicios financieros. En muchos de estos casos, se corre el peligro de caer en situaciones muy embarazosas que pueden comprometerte muy seriamente. Como por ejemplo, la difusión de diferentes clases de ofertas por parte de chiringuitos financieros (entidades no autorizadas para prestar servicios de inversión). En las que te proponen que puedas invertir en ciertos productos para la inversión bajo unas condiciones aparentemente muy convincentes. En donde lo que más llama la atención es la alta rentabilidad que te ofrecen desde un principio.

Por otra parte, la información que te aportan puede detectar alguna que otra oferta fraudulenta y que ha pasado de los filtros por parte de los organismos supervisores. Con un resultado final realmente inesperados y que incluso pueden llevarte a perder todo o buena parte del capital invertido. Por este motivo, es aconsejable que antes de que inviertas el dinero recabes información sobre el verdadero origen de estas empresas de dudosa legalidad. Porque los efectos pueden ser muy duros para tus finanzas personales, tal y como ha pasado durante los últimos años con algunas de estas supuestas empresas destinadas para la inversión.

Medios de contacto con el cliente

Otro de los aspectos más relevantes que debes tener en cuenta a partir de estos momentos es de donde proceden estas ofertas para la inversión en los mercados de renta variable. Pues bien, el correo electrónico es uno de los sistemas elegidos para contactar con los destinatarios del mensaje publicitario. Por medio de un envío indiscriminado de ofertas y promociones bursátiles no solicitadas por parte de los destinatarios o que incluso ni tan siquiera existen o sencillamente son ilegales. Es altamente recomendable no atender a esta clase de mensajes que puedan crear más de un problemas a los destinatarios.

Por otra parte, no conviene olvidarse de que los usuarios debe desconfiar por principio de cualquier oferta o información que no haya solicitado expresamente. En este sentido la Comisión Nacional del Mercado de Valores aclara que no deben confundirse estas prácticas con los mensajes publicitarios razonables. No en vano, en los últimos años están proliferando plataformas de inversión de muy dudosa finalidad y que puede ocasionarte que seas víctimas de alguna de estas prácticas fraudulentas. En caso de duda no te quedará más remedio que consultarlo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Y por supuesto que no hay que ser receptivo a realizar ninguna clase de operaciones en los mercados financieros bajo estas características. Aplicando ese viejo axioma de que más vale prevenir que curar. Porque han sido demasiados los usuarios que en los últimos años han pasado por algunas de estas desagradables situaciones. En algunos casos llevando a la ruina a los mismo o lo que es lo mismo, han perdido parte o la totalidad de sus aportaciones monetarias. Sin que puedan hacer nada para recuperar sus ahorros. Un escenario que debes evitar a toda costa.

Cuidado con las ofertas llamativas

Además, cuando te ofrecen un interés que es excepcionalmente alta no te quedará más remedio que dudar de la oferta. No esas proclive a desarrollar y lo que menos que puedes hacer es ponerlo en manos del órgano supervisor. No en vano, ningún producto financiero garantiza en estos momentos un tipo de interés del 10 % o incluso superando este nivel de remuneración. Será señala de que hay algo extraño en la oferta que te proponen y por tanto no debes aceptarla. En especial, porque corres un gran riesgo con su contratación.

En todos los casos, tienes que pensar que al fin y al cabo estás jugando tu dinero y en este sentido todas las precauciones que tomes serán pocas. Tienes que dudar de algunas plataformas que no cumplen con los requisitos básicos para operar en los mercados de renta variable. Con el riesgo latente de quedarte sin nada después de haber desarrollado una inversión. Desde luego que no serías el único que ha pasado por esta desagradable situación. Intenta que no se repita el caso.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print


Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.