OHL resurge con fuerza en la bolsa

Contra pronóstico OHL se ha reactivado en la bolsa de nuestro país y en el momento menos esperado por parte de los inversores. Al punto de superar la barrera de los 0,80 euros por cada acción y que puede ser el principio para alcanzar cotas más exigentes en las próximas semanas. Después de haber estado en punto muerto durante mucho tiempo y en el que su volumen de contratación ha descendido enormemente. Hasta el punto de que se haya constituido en un valor muy insignificante dentro del mercado continuo de nuestro país. Una vez que hubiese perdido su interés entre los diferentes agentes financieros en los dos últimos años.

Pero ahora parece que las cosas han cambiado, al menos en lo que se refiere al más corto plazo. Una vez que se ha en comunicado enviado a la CNMV se anunciaba la venta por parte del Grupo Villarmir de un 16 % de las acciones de OHL a un precio de 1,10 euros al grupo Amodio.  Asimismo se anunciaba también una opción de compra “irrevocable” de acciones del grupo Villarmir representativas de hasta un 9 % a un precio de 1,20 euros, ejercitable en “cualquier momento” hasta el 22 de noviembre de 2020. Lo que supone un cambio en la forma de percibir a esta empresa constructora por parte de los pequeños y medianos inversores.

Por otra parte, hay que indicar que OHL indicó que la intención de los empresarios es tomar hasta un 25 % de la compañía.  Pero los mexicanos pueden llegar a hacerse con un 29,9 %, y situarse así en el límite que obliga a lanzar una opa, mediante la compra de las acciones restantes de Villar Mir, o bien tomando títulos del mercado. Para que al final, el precios de sus acciones se haya disparado hasta algo más de 0,80 euros por cada acción tras una revalorización muy cercana al 65 %, una de las más altas en los últimos años y que ha llevado a presión compradora sobre el valor respecto a sus posiciones vendedoras. Con un primer objetivo que tiene puesto justo en la unidad de euro y que puede conseguir sin excesivos problemas en los próximos días.

OHL en busca de los 1,20 euros

La constructora española para conseguir sus objetivos más ambiciosos en teoría no debería perder bajo ningún momento el nivel de cotización que tiene en estos momentos en 0,80 euros. No en vano, se ha conseguido que ahora esté considerado como soporte de cara a las próximas sesiones bursátiles. Con una meta que está puesta en la zona en la zona por encima de la unidad de euro en el corto plazo y una vez superada la zona de 0,83 euros por cada acción. Desde luego algo impensable hasta hace pocos años y que cambia sustancialmente la estrategia en la inversión que puedan llevar a cabo buena parte de los pequeños y medianos inversores. Con la finalidad puesta en rentabilizar las operaciones a partir de estos momentos.

De todas formas, hay que ser precavido que este se ha convertido en un valor bursátil muy volátil que puede cambiar su tendencia en cualquier momento y situación. En donde, el punto de referencia debemos insistir en que está en el rango de los 0.80 y 0,85 euros por acción. Se trata de la basa hacia donde ha llevado esta subida en los mercados de renta variable de nuestro país. Y por tanto, estamos ante una zona que no se debe perforar si se desea llegar a los niveles en la cotización deseados en las próximas semanas o meses. Al igual que para que se produzca un cambio de tendencia, al menos en lo que se refiere al corto plazo y que puede cambiar las estrategias por parte de los inversores minoristas.

En el radar para iniciar operaciones

Bajo este planteamiento general, no cabe duda de que OHL es uno de los valores más calientes de la renta variable de nuestro país. Debido a que este hecho corporativo abre las posibilidades para que se puedan rentabilizar las operaciones abierta en el valor bursátil a partir de estos momentos. Aunque con el riesgo que se contrae en las mismas ya que se ha aumentado la diferencia que existe en una sola sesión bursátil entre sus precios máximos y mínimos. Con una diferencia que en estos momentos puede llegar a niveles muy cercanos al 30 % o incluso más en algún momento puntual. Hasta el punto de que se hace muy complicado operar  con esta propuesta en los mercados de renta variable. Más allá del aspecto técnico que muestran sus gráficos diarios a partir de este movimientos corporativo tan relevante.

Mientras que por otra parte, tampoco nos podemos olvidar que este es un valor que todavía muestra una tendencia muy bajista en lo que se refiere al medio y sobre todo largo plazo. En donde tendría que remontar mucho su cotización para que la situación en este sentido variase sustancialmente. Pero al menos ha variado para los movimientos que se llevan con más rapidez en los mercados financieros y este es al fin y al cabo una de sus consecuencias más relevantes en estos días. Al igual que en el hecho de que puede abrirse un potencial de revalorización no explorado en los últimos meses. Y por tanto será objeto de un completo análisis por parte de los analistas financieros para determinar el nivel de implicación en sus operaciones por parte de los pequeños y medianos inversores.

Crece casi un 50 %

Por lo que respecta a la reducción de apalancamiento hay que incidir en que se ha amortizado el bono con vencimiento en marzo de 2020 con saldo vivo de 73 millones de euros. Mientras que en las actuaciones en la pandemia, OHL Servicios ha decidido destinar cerca de 10.000 empleados a la gestión de contratos de limpieza y hospitales, mantenimiento y servicios urbanos. A los que se suman los trabajos de conservación en carretera, aeropuertos y pavimentos urbanos a través de la filial, Elsan. Por otra parte, y para afrontar la COVID-19 se han adoptado medidas para mitigar su impacto en las magnitudes económicas de la compañía: actuaciones de flexibilización laboral y teletrabajo, ERTE, reducción salarial para la alta dirección, directivos y gerentes y Consejo de Administración y firma de crédito sindicado por importe de 140 millones de euros.

OHL, por otra, cierra los tres primeros meses de 2020 con un EBITDA de 13,6 millones de euros lo que representa un crecimiento del 49,5 % respecto al primer trimestre de 2019. Por su parte, el beneficio operativo (EBIT) se ha situado en 0,8 millones de euros frente a las pérdidas registradas en el mismo periodo del año anterior de 1,8 millones de euros. La compañía continua en la senda de la recuperación tras sumar cinco trimestres consecutivos con EBITDA positivo.

La cifra de negocio de OHL hasta marzo ha ascendido a 655,6 millones de euros. El 74,6 % de las ventas de la compañía se ha realizado en el exterior frente al 68,1 % del primer trimestre de 2019.

La cartera total a 31 de marzo asciende a 5.250,6 millones de euros. Europa representa un 41,9 %, EE UU un 37,7 % y Latinoamérica un 18,6 %. La contratación en el periodo ha supuesto 624,9 millones de euros. Todas las líneas (Construcción, Industrial y Servicios) presentan EBITDA positivo en el primer trimestre de 2020. Por su parte, el Resultado Neto Atribuible de la compañía hasta marzo de 2020 se sitúa en -7,3 millones de euros, reduciéndose las pérdidas en un 5,2 % con respecto al mismo periodo del año anterior.

Inmerso en un sector muy activo

En cualquier caso, no debemos olvidarnos que OHL está integrado dentro de un sector de la bolsa muy activo desde todos los puntos de vista. En este sentido, cabe resaltar que el sector de la construcción en los mercados de renta variable internacionales se constituye en uno de los segmentos de más fortaleza en cualquier momento histórico, incluso en este tan especial que estamos viviendo en el año 2020. Porque en efecto, se trata de un sector con mucho peso específico dentro de la bolsa internacional, y en especial en lo que se refiere a la renta variable de nuestro país por sus especiales características. Hasta el punto de ser uno de los más importantes de todos y esto es decir mucho al referirse al Ibex 35.

Mientras que por otra parte, no menos importante es el hecho de que es sector bursátil se ha caracterizado tradicionalmente por su alta presencia en las carteras de inversión de los fondos de inversión. Como consecuencia de esta actuación en la gestión del dinero hay que mencionar que la construcción siempre está presente en casi todos los productos financieros ligados a los mercados de renta variable. No solo en la compra y venta de acciones en bolsa, sino en otros como por ejemplo son los fondos de inversión, productos de ahorro o los llamados fondos cotizados. Hasta el punto de ser un ser imprescindible para las decisiones que vayan a tomar a partir de estos momentos buena parte de los pequeños y medianos inversores. En especial, porque generan por otra parte un buen dividendo por acción. Con una rentabilidad anual y media que ha estado situado en los últimos años muy cerca de los niveles en el 5 %.

La construcción fuera de España

Cuando piensas en la construcción, probablemente piensas en un tipo con un casco y un chaleco reflectante en un sitio de trabajo. Pero la industria de la construcción implica todo, desde la planificación inicial de un proyecto hasta la pintura de las paredes. Y es el hogar de muchas empresas en las que puedes invertir. Aquí están algunas de las mejores y más fuertes acciones de la industria de la construcción.

Las mejores acciones de construcción para comprar

Descripción de la compañía

  • Caterpillar (NYSE:CAT) Fabricante del equipo
  • Nucor (NYSE:NUE) Compañía de acero
  • D.R. Horton (NYSE:DHI) Constructor de viviendas residenciales

Caterpillar: El rey de los equipos de construcción

El fabricante de equipos Caterpillar (NYSE:CAT) es una compañía masiva. Su tamaño y su larga trayectoria en la producción de maquinaria pesada de calidad son grandes ventajas, ya que el equipo de construcción tiene que ser fiable y seguro.

Como la mayoría de las empresas de construcción, Caterpillar ha tenido altibajos a lo largo de los años. Pero tiene una larga historia de aumento de sus dividendos casi todos los años, en los buenos y en los malos tiempos.

El rendimiento de los dividendos de Caterpillar, la tasa porcentual que un inversor ganará sólo con los pagos de dividendos de la compañía, puede variar mucho dependiendo del precio de las acciones. Los inversionistas deben tratar de comprar cuando el rendimiento es alto para maximizar su valor.

Nucor: Una compañía siderúrgica única

Tradicionalmente, las empresas siderúrgicas usaban enormes altos hornos. En 1968, el fabricante de materiales Nucor (NYSE:NUE) inventó un proceso más barato para fundir la chatarra en barras de acero utilizables. Hoy en día, Nucor es el mayor fabricante de acero de los EE.UU., y uno de los más consistentemente rentables.

La administración amigable de Nucor tiene una larga historia de devolver esas ganancias a los inversionistas a través de un generoso dividendo. También utiliza una estructura de pago única que incluye el salario base y la participación en las ganancias. En la industria del acero, notoriamente cíclica, esto mantiene los gastos bajos durante las épocas de escasez para evitar el endeudamiento excesivo. Como resultado, Nucor tiende a tener niveles de deuda muy bajos en comparación con sus pares.

D.R. Horton: El mejor constructor de casas de la nación

Como el mayor constructor de viviendas residenciales en los EE.UU. por el número de unidades vendidas, D.R. Horton (NYSE:DHI) tiene varias de las cualidades que los inversionistas deben buscar en una acción de construcción, incluyendo una fuerte reputación.

D.R. Horton tiene un historial de bajos niveles de deuda en relación con su grupo de pares gracias a una gestión conservadora. La compañía a menudo obtiene beneficios impresionantes en comparación con sus rivales constructores de viviendas, así como un flujo de caja superior. Es uno de los pocos constructores de viviendas que paga un dividendo, que ha aumentado regularmente durante los ciclos ascendentes (aunque redujo su dividendo en dos tercios durante la Gran Recesión para evitar el endeudamiento excesivo).

La fortuna de los constructores de viviendas tiende a rebotar en función de su inventario en diversas regiones del país, por lo que D. R. Horton no siempre supera a sus pares. Pero para los inversores que buscan comprar en la industria de la construcción residencial, Horton es una elección sólida.

Una obrera de la construcción señala los planos en la pantalla de un ordenador mientras un colega masculino los mira.

Aprende sobre la industria de la construcción

La industria de la construcción consta de tres sectores primarios:

Infraestructura: Proyectos de obras públicas como carreteras, puentes y ferrocarriles.

Industrial: Estructuras e instalaciones especializadas como refinerías, fábricas y centrales eléctricas.

Edificios: Que abarca dos subsectores:

Edificios residenciales: Casas, usualmente para familias solteras, pero también incluyendo residencias multifamiliares como edificios de apartamentos.

Edificios no residenciales/comerciales: Lugares de venta al por menor como centros comerciales y tiendas independientes, así como edificios de oficinas, hospitales y escuelas.

¿Qué tipo de empresas están en la industria de la construcción?

No todos los actores de la industria son empresas que cotizan en bolsa y en las que se pueden comprar acciones. Las empresas de construcción que cotizan en bolsa tienden a caer en las siguientes categorías:

Los fabricantes de equipos hacen maquinaria de construcción como excavadoras y mezcladoras de cemento.

Los fabricantes de materiales producen artículos de construcción como madera, acero y cemento.

Los constructores de viviendas residenciales diseñan, construyen a medida, y a menudo financian casas y urbanizaciones unifamiliares.

Las empresas de ingeniería industrial gestionan todos los aspectos de los proyectos de construcción masiva.

Algunas empresas de construcción no forman parte de la industria de la construcción. Por ejemplo, las empresas que construyen oleoductos suelen considerarse parte de la industria energética.

Las acciones cíclicas

Estas existencias tienden como la economía en general, tanto en épocas de expansión como de recesión y están muy presentes en esta clase de valores que se engloban dentro de la construcción o valores inmobiliarios. Por otra parte, están las acciones de defensa. En este caso, centradas en un cliente, el gobierno de los EE.UU., estas empresas ofrecen a los inversores cierta previsibilidad.

¿Cómo pueden los inversores encontrar buenas acciones de construcción? Pues bien, las cosas que hay que buscar en una acción de la industria de la construcción incluyen:

Confiabilidad: Si las cosas salen mal en un proyecto de construcción – debido a un mal diseño o ejecución, materiales de mala calidad, o equipo defectuoso – puede costar vidas y dinero. La mejor construcción.

¿Vale la pena comprar acciones de construcción?

Las acciones de la industria de la construcción vienen en muchas formas y tamaños. Por eso, muchos, si no la mayoría, de los inversionistas pueden encontrar una acción de construcción que encaje en su portafolio. Sin embargo, debido a que es una industria cíclica, los inversionistas deben tomarse el tiempo para mirar las condiciones generales de la industria, así como las perspectivas de cada empresa en particular, antes de comprar. Como resultado, Nucor tiende a tener niveles de deuda muy bajos en comparación con sus pares.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.