Octubre mes negro para la bolsa española

De nuevo octubre ha vuelto a ser un mes negro para los mercados de renta variable en España. Después de haber alcanzado los mínimos anuales desde el año 2006, en niveles de 8.800 puntos y haber acabado con la tendencia alcista de hace muchos años. En los días de este difícil mes todas las compañías que cotizan en el índice de referencia, el Ibex 35, se han dejado miles de millones en la valoración de sus empresas. En uno de los periodos más negativos desde que acabase la crisis económica en 2007.

Son muchos los motivos que explican la actuación de la bolsa española y que en su conjunto han propiciado que se hayan alcanzado los actuales niveles de cotización. No solo por los problemas económicos internacionales, sino también por las incidencias domésticas. En donde los valores del sector bancario y eléctrico fueron los que peor parados salieron de este mes negro en la bolsa. Con depreciaciones sectoriales cercanas al 5 %. En uno de los meses más negros para ambos sectores bursátiles desde ya mucho años.

En cualquier caso, a partir de estos momentos vamos a identificar cuáles han sido los motivos para que la renta variable nacional se haya comportado de esta manera. Desde luego que hay muchas explicaciones que deberán ser analizadas para entender que es lo que ha pasado en los mercados financieros en este periodo. Para que de esta forma, puedas desarrollar tu estrategia de inversión más eficaz. Esperando salvar los muebles de cara a finales de año en un ejercicio en el que el Ibex 35 se ha dejado más del 10 %.

Octubre negro para los bancos

Los bancos han sido uno de los sectores más perjudicados durante este periodo. En ello ha jugado la sentencia del Tribunal Supremo sobre la devolución de algunas comisiones a los usuarios. Con caídas por encima del 5 % en todos los grupos financieros en muy poco espacio de tiempo. También ha influido los problemas que se están generando dentro de la Unión Europea, en especial a las tensiones con el gobierno italiano. Todos los analistas financieros consideran que hay que estar fuera del sector financiero mientras duren las incertidumbres.

Por otra parte, las empresas eléctricas han sido otra de las grandes damnificadas de esta corriente vendedora en el mes de octubre. En este caso, derivado del hecho de que han sido objeto de más impuestos sobre sus beneficios en las medidas llevadas a cabo por el actual gobierno en el desarrollo de los presupuestos generales del estado. Un factor que les va a llevar a reducir sus beneficios empresariales. Ahora habrá que esperar cuál es la resolución que toma el poder judicial sobre esta incidencia en los créditos hipotecarios.

Reacción a las alzas previas

Otro de los motivos para explicar este mes negro para la bolsa se deriva del hecho de que no se han producido correcciones muy importantes a las subidas de los últimos años. Y como consecuencia de esta incidencia bursátil no se ha producido un ajuste en la oferta y la demanda en el precio de las acciones. Desde este punto de vista, según algunos analistas esta bajada en las cotizaciones tan solo puede deberse a un recorte puntual que puede durar todavía unas cuantas semanas más. En función de la posible rotura de soportes de cierta relevancia.

Por otra parte no puede olvidarse que la bolsa apenas ha tenido caídas de gran importancia desde el año 2014. Y ya es momento de corregir el escenario de sobrecompra que muestra la renta variable española. Aunque en este caso influenciada por toda una serie de noticias muy positivas para los mercados financieros. En cualquier caso, generadas bajo el hecho de que no han sido esperadas por parte de los pequeños y medianos inversores. En done de lo más importante a partir de estos momentos consistirá en cómo terminará el año el índice selectivo de la bolsa nacional. Dará la pauta para la decisión que vayan a tomar los inversores de cara al próximo año.

Ralentización de la economía

No cabe duda de este fenómeno ha tenido mucho que ver con los descensos que se han producido en la renta variable en estos días del mes de octubre. Esto se explica por el hecho de buena parte de los informes económicos elaborados por los más relevantes organismos internacional han hecho hincapié en un ligero frenazo en las expectativas de crecimiento para los próximos años. En este sentido, cabe destacar que los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) a través del indicador adelantado de la Contabilidad Nacional Trimestral correspondiente al segundo trimestre ponen de manifiesto que el producto interior bruto (PIB) español ha crecido un 0,6 % en el segundo trimestre. Este dato supone una décima menos respecto al anterior periodo.

Por otra parte, la última lectura del índice compuesto de indicadores líderes importa un dato muy revelador de esta tendencia. Al mostrar el nivel más bajo del último lustro en la tendencia de la actividad económica, hasta el punto de que ya acumula seis caídas mensuales consecutivas. En el caso de España ha pasado a 99,52 puntos desde el anterior dato de 99,64 puntos. Un factor que evidencia una cierta relajación en el crecimiento de la economía española.

Rebaja de beneficios

Y como no podía ser menos, los mercados de renta variable han descontado estas predicciones de los precios de las empresas que cotizan en bolsa. Precisamente en un mes como octubre es que muy sensible a esta clase de análisis macroeconómicos. Porque además todo parece indicar que esta tendencia proseguirá, al menos los próximos meses o trimestres. Reflejándose en la valoración de las acciones ya que los inversores temen que haya un parón económico de cierta importancia a partir de estos momentos. Incluso con una rebaja en los beneficios de las compañías cotizadas en la bolsa.

Aun siendo octubre un mes tradicionalmente para la bolsa nacional, en pocos años se han depreciado la valoración de las acciones como en este 2018. A unos niveles no imaginables hace tan solo treinta días y que en cualquier caso han llevado muchas pérdidas a los pequeños y medianos inversores.



Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.