Objetivo de la bolsa para el 2018: los 11.000 puntos

Una de las dudas que presenta este nuevo año que está a punto de comenzar se refiere a los niveles que puede alcanzar la renta variable española. Pues bien, buena parte de los agentes financieros estiman que un objetivo realmente factible pasa por alcanzar los 11.000 puntos. Así lo ponen de manifiesto los informes desarrollados por Bankinter y Renta 4. En lo que se pone también de manifiesto que será un ejercicio que no estará de tensiones. Incluso con una volatilidad que propicie que tengas muchos más problemas para conseguir los objetivos perseguidos de cara a finales de años.

De cualquier forma, hay una cosa segura y es que siempre dispondrás de oportunidades de negocio. Sea cual fuese la tendencia que marquen los mercados financieros. Tanto en lo respecto a la renta variable nacional como la procedente de fuera de nuestras fronteras. Su conexión es tal que no se apreciarán diferencias sustanciales entre uno u otro índice bursátil. De lo que debes estar muy atento es de estar en el sitio adecuado  y en el momento más oportuno. Será una de las principales claves para que puedan culminar con éxito tus operaciones en la bolsa durante estos casi doce meses que te quedan todavía por delante.

Además, son muchas las bolsas o áreas geográficas en donde puedes operar a partir de estos momentos. Algunas de ellas con un potencial de revalorización mucho más elevado de lo que te imaginas desde un principio. Entre otras razones porque se encuentran más rezagadas con respecto a los índices punteros en ganancias de estos últimos años. De esta manera, tus posibilidades para mejorar el saldo de tu cuenta corriente se incrementa notablemente. Hasta el punto de que estés en disposición de que pensar de que 2018 puede ser tu gran año con respecto a la inversión en la renta variable.

Escenario previsible en este año

Hay una cosa en la que no tienen dudas los principales analistas del mercado. Se refiere a que el año 2018 es esperado bajo una sensación de se espera que presente un crecimiento económico sincronizado. Esta tendencia se materializa en una leve expansión en los países desarrollados. Pero sobre todo por la importante aceleración que puede generarse desde los mercados emergentes. En este sentido, se espera que algunas de sus economías más relevantes salgan de la recesión. Como ejemplo, las representadas por Brasil o Rusia, como mejores exponentes de esta realidad económica.

Son precisamente estos mercados los que cuentan a partir de estos momentos con un mayor potencial para revalorizarse. Aunque por el contrario, cuentan con un mayor riesgo en sus operaciones. Porque son muy sensibles a que puedas desarrollar fuertes si no se cumplen con las expectativas de buena parte de los analistas de los mercados de renta variable. Porque son precisamente estos países lo que cuentan con un endeudamiento público mucho más elevado. Un factor que puede perjudicarte al abrir posiciones en valores integrados en estos mercados financieros.

Poco recorrido en la bolsa nacional

La renta variable de España tiene su meta en los 11.000 puntos. Es un escenario muy prudente al que apuntan los informes de los más importantes grupos de inversión. Aunque será un camino lleno de obstáculos que no te conviene minimizar a partir de ahora. No en vano, tendrás tiempo para comprar las acciones a un precio más competitivo que el cotizado en estos momentos. Por este motivo no te conviene precipitar tus operaciones. Si no que por el contrario una de las claves residirá en saber esperar. Si así lo haces dispondrás de excelentes oportunidades para rentabilizar los ahorros. No solamente en los mercados de renta variable, sino también la fija o incluso desde planteamientos alternativos de lo que no habías hecho caso hasta estos momentos.

En cualquier caso, el nivel de los 11.000 puntos es un objetivo muy razonable si todo se desarrolla conforme con las previsiones de los economistas. Más allá de estos niveles sería más utópico y solamente podría darse desde una mejora en la economía internacional. Por el contrario, no puede descartarse que en este periodo haya un empeoramiento en la misma que haga irrealizable alcanzar estos niveles en la renta variable de nuestro país. En cualquier caso, deberás estar muy atento a todo los que pase durante estos doce meses que tienes antes de que acabe el año.

Las zonas en donde puedes operar

Uno de los mercados que deben estar presentes en tu radar de operaciones es sin duda el de Estados Unidos. No en vano, es uno de los que presentan un ciclo más maduro. Pero de todas formas, puede ser una de las sorpresas más positivas de este nuevo año. Como consecuencia de su potencial impacto positivo tras la reforma fiscal que se ha impulsado desde la presidencia de Donald Trump. Su efecto se puede descontar dentro de las próximas semanas. Entre otras razones porque las economías familiares y los inversores en general dispondrán de mayor liquidez para tomar posiciones en los mercados de renta variable.

Con respecto a la eurozona, el escenario más probable que es continúe con un sólido ritmo de crecimiento. En este sentido, puede ayudar con la inestimable ayuda de apoyo expansivo del Banco Central Europeo (BCE). A lo que habrá que añadir un control de la inflación en esta importante área geográfica. Aunque España puede verse influenciada por los signos de inestabilidad política que puede lastrar el índice selectivo de la bolsa nacional. Será uno de los denominadores comunes para este nuevo año que está a punto de empezar.

La sorpresa de los emergentes

No puede olvidarse en ningún el papel que pueden desempeñar los países emergentes. No en vano, son los que cuentan a priori con mayor potencial de revalorización. Aunque a costa de asumir riesgos mucho más severos a partir de estos momentos. En este sentido, será un año muy especial en donde se desarrollaran varias citas electorales (Brasil, México…). A lo que hay que sumar el problema de la elevada deuda en China. Son factores que en definitiva pueden condicionar la evolución de estos mercados de renta variable a partir del mes de enero. Tanto en uno como en otros sentido.

Por otra parte, también el mercado de Rusia puede dar alguna que sorpresa positiva durante estos meses que quedan por delante. Hasta el punto de que puede representar una autentica oportunidad de negocio. Siempre que la tendencia alcista se instale en sus principales índices de la renta variable. Con un margen para obtener beneficios que puede ser muy espectacular a partir de estos momento. En cualquier caso, no te quedará más remedio que estar muy atento a su evolución. Porque puede ser que en algún momento tengas que abandonar las posiciones abiertas en este año.

Optar por valores defensivos

De todas formas, también puedes emplear una estrategia más defensiva que te ayuda a proteger tú dinero. En este sentido, nada mejor que elegir los valores del sector eléctrico. Son muy estables y poco a poco van desarrollando una bolsa de ahorro que puede dirigirse al medio y largo plazo. Además,  se conforma como uno de los sectores punteros en el reparto de dividendos. Con una rentabilidad fija que se mueve entre el 5 % y 7 %. Se trata de una retribución entre los accionistas que se formaliza de forma anual, semestral o trimestralmente.

El sector bancario es otra de las alternativas para hacer efectivo este pago. Aunque desde planteamientos más agresivos. No obstante, es uno de los sectores recomendados por parte de algunos de los analistas financieros para este periodo en concreto. Aluden a que en estos momentos cotizan con descuentos en sus precios como consecuencia de los problemas de este sector durante 2017. En cualquier caso, es otra de las opciones a las que deberás dirigirte para rentabilizar los ahorros bajo un mayor grado de exigencia.

Fondo de la economía internacional

Según el fondo de inversión Asset Allocation Global no cabe duda de que el año 2018 traerá buen fondo macroeconómico. Dentro de un contexto de crecimiento económico que puede ser muy positivo para que puedas invertir tu dinero en la bolsa. A todo ello se le añade el hecho de que se producirá una normalización en las políticas monetarias. Tanto a un lado como al otro del Atlántico. En donde uno de los principales efectos que notarás durante estos meses que tienes por delante es una progresiva retirada de los estímulos ecónomos. A corto plazo puede perjudicarte pero a la larga tendrá un efecto regulador sobre los mercados financieros.

Desde escenario coyuntural, no es extraño que buena parte de los analistas de los mercados opten por la renta variable por encima de la renta fija. No obstante, es un pequeño riesgos que tendrás que asumir para elevar el retorno a tus ahorros en un entorno más complejo que en anteriores ejercicios. Con unos márgenes en la rentabilizar que pueden acercarse al 8 %. Un porcentaje que en estos momentos no te ofrece ningún producto bancario. Ya que en el mejor de los casos no sobrepasa el nivel del 1,50 %. En muchos de los casos en función de alguna vinculación con otros productos bancarios.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.