¿Noviembre negro para la bolsa española?

Desde luego que noviembre no está siendo un mes especialmente gratificante para los inversores. Los mercados de renta variable nacionales están decepcionando a todo el mundo. Cuando todo indicaba que podría abrirse una tendencia alcista que durase como mínimo hasta los primeros meses de 2018. Pero lo único cierto es que no está siendo de esta manera. Y si tienes posiciones abiertas en la bolsa estarás comprobando como el saldo de tu cartera de inversión ha disminuido sensiblemente durante este periodo. Pero al menos podrás remediar esta situación con respecto a tus relaciones con el siempre complicado mundo del dinero.

Hasta llegar a estos momentos, el índice selectivo de la bolsa nacional, Ibex 35, se habría apreciado en algo más del 10 %. En uno año que era considerado por parte de los analistas financieros como muy favorable para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Hasta que ha llegado noviembre y el rumbo positivo en la bolsa se ha torcido. Sino totalmente sino que al menos para las operaciones realizadas para los plazos más cortos. En este artículo te vamos a exponer cuáles son algunas de las causas que han generado esta situación un tanto inquietante para los ahorradores españoles

Porque hay una cosa bien cierta y es que el Ibex 35 lleva ya diez sesiones bursátiles en terreno negativo. Es decir, con caídas constantes y continuadas en la primera mitad de este mes de noviembre. Y no solamente hay que achacarlos al problema catalán, sino a otros problemas que están íntimamente vinculados a la economía y a las relaciones comerciales entre los principales países del planeta. Para que tengas a partir de estos momentos un poco más claras las cosas no quedará más remedio que identificar cuáles han sido los verdaderos motivos de esta, por el momento, corrección en los precios.

Claves de un noviembre incierto

Por supuesto que el proceso catalán es uno de los catalizadores de este pequeño derrumbe en la bolsa española. Hasta el punto que ha sido muy fuerte la salida de capital de nuestras fronteras para elegir otros destinos más seguros. Por otra, es una de las claves para explicar la posible ralentización de la economía española. En donde y según algunas fuentes de gran relevancia podrá disminuir en unas cuantas decimas el crecimiento en el Producto Interior Bruto (PIB). Que podría situarse en el 2,4 % como consecuencia de este problema social y político. No en vano, está presente en los sentimientos de buena parte de los inversores.

Por otra parte, también se contempla un escenario más negativo en donde se podrían resentir las cuentas de las empresas españolas. Algo que es contemplado con gran horror por parte de los analistas financieros. Desde luego que es un escenario aleccionador, pero en ningún caso irreversible aunque cueste algún tiempo hallar una solución a este conflicto de intereses políticos. Incluso podría ser, de solucionarse el problema, la señal de alerta para que se iniciase un rally alcista que podría durar varios meses. En cualquier caso, es algo que debes valora su vas a entrar en los mercados de renta variable.

Problemas en la Unión Europea

Otro factor para explicar estos descensos en la bolsa española durante el mes de noviembre se debe a que los problemas en la zona euro se podrían incrementar durante el próximo ejercicio. Hay temor a una ralentización en la economía de esta más que importante zona económica. Agravada por el hecho de que pueda iniciarse una previsible subida en los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE). Que podría ser el detonante para nuevas y continuadas en la renta variable del viejo continente. Será otro de los parámetros que deberás tener en cuenta si estás pensando en tomar posiciones a partir de estos precisos momentos. No lo olvides para evitar cometer errores en alguna de las operaciones desarrolladas.

Por otra parte, tampoco debes olvidar que cualquier revisión del crecimiento económico en la zona euro puede dar al traste con las expectativas positivas para los mercados de renta variable en el viejo continente. Algo de esto tiene que ver con las últimas caídas. En el sentido, de que algunos organismos internacionales han rebajado la progresión de crecimiento en esta importante área económica. Aunque es muy complicado valorar su intensidad y hasta donde pueden llegar las correcciones. Lo realmente preocupante es que se generase un cambio de tendencia. Pasando de alcista o incluso lateral a bajista. Este sería sin lugar a dudas es escenario más peligroso para tus intereses financieros.

Cambio en la política de tipos

No cabe duda que una posible subida de tipos podrá hacer mucho daño a la bolsa europea. Sin apenas estímulos por parte del Banco Central Europeo (BCE). Desde este escenario general, no hay lugar a dudas de que los rumores ante una subida de tipos en la zona euro podrían estar influyendo en que este mes de noviembre esté siendo bajista para el Ibex 35. Porque además los restantes índices europeos están en la misma tendencia que el español. Es un temor que generan desde diferentes agentes financieros, que ven muy próxima esta medida monetaria. Hasta el punto que piensas que puede estar cerca este momentos.

Como muy bien conocen todos los inversores, los mercados de renta variable suelen anticipar estos acontecimientos con mucha intensidad. En donde suele aplicarse este axioma tan conocido de vender con el rumor y comprar con la noticia. Quizás sea una estrategia en la inversión que puedas aplicar a partir de estos momentos, no sin algunas dificultades. Debido a la volatilidad que puede presentar la bolsa durante los próximos días. En donde puede generarse excesivas oscilaciones en la formación de los precio. En especial en algunos sectores, como por ejemplo el bancario.

Menores beneficios en las empresas

Otro de las variantes que pueden explicar este mal mes que está siendo noviembre es que los beneficios empresariales se aminoren a partir de ahora. Y en este sentido, se esté descontando este escenario tan adverso para los intereses de la renta variable española. De hecho ya hay más de un aviso en este sentido, tal y como se ha puesto de manifiesto en los últimos resultados empresariales. En donde algunas empresas ya están empezando a notar un franco deterioro en sus cuentas. Algo que se podría potenciar incluso ya en el último trimestre. Será en cualquier caso un factor que deberá estar presente en tus operaciones.

Por otra parte, tampoco puedes olvidar que las empresas españolas vienen de lograr unos resultados muy potentes y les será muy difícil mantener estos márgenes contables con la misma intensidad. Desde luego que es algo que tienes que tener en cuenta si piensas que es el momento para tomar posiciones en algunos de los valores que cotizan en el mercado continuo español. En donde la precaución deberá ser uno de tus principales denominadores comunes. Mucho más que el aspecto técnico y hasta fundamental de las propuestas bursátiles. Donde quizás te cueste más esfuerzo rentabilizar los ahorros como en otros ejercicios.

Excesivas subidas en los últimos años

Otro factor que pesa en este inicio de noviembre tan malo es la constatación de que ya se ha producido una subida muy fuerte durante muchos años. Prácticamente desde que se desarrollase la crisis económica en el 2007. Y sea ya el momento de un cambio de tendencia. O al menos que se produzcan correcciones más fuertes de lo habitual. Este es una variable que potencia este desarrollo de la renta variable española durante este mes de noviembre. Aunque habrá que constatar cómo es su evolución al final de mes. Por si hubiese una reacción por parte de los mercados financieros. Algo que puede pasar también son ningún problema.

Si de verdad este fuese el escenario real no tendrías más remedio que apretarte los machos porque las caídas se podrían intensificar a partir de estos momentos. Y mucho más si el cambio de tendencia es toda una realidad que marcan los mercados financieros. En especial si va acompañada por movimientos de las mismas características de otros índices bursátiles de nuestro entorno geográfico. Será, por tanto, una nueva pista que darán los mercados financieros para decidir si es el momento ideal para comprar o vender tus posiciones en la bolsa nacional. Aunque a sabiendas que correrás muchos riesgos, y desde luego mucho más que los generados en meses precedentes.

Como elemento positivo en la inversión está el hecho de que pueda desarrollarse el tan esperado rally de Navidad. En donde las compras se imponen claramente sobre las ventas como consecuencia del optimismo por parte de los pequeños y medianos inversores. No en vano, este movimiento tan especial tiene lugar casi todos los años y sin prácticamente excepción.

Tiene lugar habitualmente durante el mes de diciembre y en algunas ocasiones se alarga hasta las primeras semanas de enero. Ahora habrá que comprobar si también es realidad en este final de año. Para que de esta forma, estés en mejor disposición de mejorar el balance de tu cuenta corriente. Con mayor o menor intensidad, aunque tienes más que ganar que perder en estas situaciones tan especiales del año.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.