Niveles a vigilar en el Ibex 35

La rotura del soporte de los 9.000 puntos en el índice de referencia de la renta variable española, el Ibex 35, ha hecho saltar todas las alarmas en el análisis técnico. Hasta el punto de que puede indicar un cambio de tendencia muy importante, para pasar de alcista a bajista en muy pocos días. ¿Pero hasta donde puede dirigirse la fuente de referencia de la bolsa española? En principio, el punto de contención se concentra en niveles entre los 8.700 y 8.900 puntos que es el nivel de las últimas bajadas.

Si también fuese rebasado este importante nivel en la configuración de los precios en los mercados de renta variable nacionales ya habrá que pensar en torno a los 8.300 puntos. Es decir,   que habría mucho espacio como para perder buena parte del dinero invertido en la bolsa. Este nivel de precios coincide con el escenario en que se desarrolló el Brexit hace ya unos cuantos años. Se trata de un soporte que es mucho más contundente que los demás y en donde buena parte de los analistas financieros esperan que actúe como dique de contención en la evolución del índice de referencia de la renta variable española.

Si por cualquier circunstancia también fuese derribado, y con cierta intensidad, ya no quedará más remedio que esperar a que se vaya muy cerca de los 7.000 puntos el origen de la última gran subida en los mercados de renta variable tras la crisis económica de 2008. No puede descartarse que se dirija a estos niveles, en especial en el medio de plazo. Sería una situación muy peligrosa para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Debido a que su cartera de inversión se depreciaría muy notablemente si no deshace sus posiciones a tiempo. Con unos riesgos latenres sobre su cuenta de resultados.

Efectos de abandonar niveles de 9.000

El abandono de estas posiciones tiene uno efectos directos sobre las actuaciones de los pequeños y medianos inversores. El primero sería que se cortaría de raíz la tendencia alcista (y lateral) en la que se venía desenvolviendo hasta estos momentos. Es decir, el  índice de referencia de la renta variable española pasaría de alcista a bajista. Como consecuencia de este cambio tan brusco no habría más remedio que variar la estrategia en la inversión para ajustarse al nuevo escenario que nos daría el Ibex 35. Ello implicaría en la mayoría de los casos optar por la liquidez en nuestra cuenta de ahorro.

Mientras que por otra parte,  no cabe duda de que nos veríamos abocados para dirigirnos a los productos derivados de la renta fija. Con un riesgo también en sus posiciones, pero con el que podríamos evitar los grandes desplomes que se pueden producir en los mercados financieros de renta variable. En este sentido, es mucho mejor esperar un poco y aplicar un filtro con el objetivo de no cometer un error del que pudiésemos arrepentirnos en un espacio de tiempo muy breve. Pues bien, habría que pensar en los niveles en torno a los 8.700 puntos para que en casi de derribarlos, en esta ocasión decir adiós a nuestras posiciones en bolsa.

¿Qué estrategias se puede realizar?

Lo más aconsejable es deshacer posiciones si se cumple este este escenario. Para que a los pocos meses o años tomásemos de nuevo las inversiones. Pero en esta ocasión con unos precios mucho más competitivos que antes y por tanto los valores tendrían un mayor potencial en su revalorización. No podemos olvidarnos en estos momentos que las acciones del Banco Santander están muy cerca de los tres euros y medio. Se trata de un precio muy ajustado, pero que sin duda puede ser más bajo a finales de año. En lo que puede constituirse en una oportunidad de negocio de la que nos podemos aprovechar si empleamos una estrategia en la inversión correcta y equilibrada.

Otro de los efectos en esta clase de operaciones es que se incrementará la rentabilidad por dividendo. Hasta el punto de que puede crecer en algunas décimas porcentuales sobre sus niveles actuales. Pero siempre y cuando abandonemos las posiciones en los valores que integran el índice de referencia de la renta variable española. Aunque sea a costa de realizar las ventas con pérdidas, pero en cualquier caso es un riesgo que debemos asumir a partir de estos momentos. Más allá de otra serie de consideraciones técnicas y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales.

Sectores más perjudicados

Desde luego que en este entorno, habrá unos sectores bursátiles más vulnerables que otros. Y entre ellos destacan los grupos financieros, bancos y por supuesto que los valores de carácter cíclico. Hasta el punto de que tendrán un peor comportamiento que los restantes valores del índice de referencia de la renta variable española. Tal y como se ha podido comprobar durante el mes de julio en donde han sido los activos financieros más castigados de la bolsa nacional. Con depreciaciones que han llegado en algunos casos hasta el 10 % en muy pocos días de cotización.

Si no se soportan los soportes en torno a los 8.700 puntos no cabe duda de que de nuevo estos valores son los que lo harán peor en los mercados financieros. En estos momentos estamos viendo depreciaciones en una sola sesión bursátil por encima del 5 %. Se trata de valores muy agresivos que se resienten en los escenarios más adversos para los mercados de renta variable. Hay que evitarlos a toda costa, al menos al corto y puede que hasta medio plazo. No en vano, se tiene mucho más que perder que ganar.

Por otra parte, no podemos olvidar que las correcciones parece que han venido para quedarse durante algunos años. Y lo que mejor puedes hacer en estos momentos es salir de los mercados financieros para proteger tu capital. Como opción puedes dirigirte a un fondo de inversión mixto que combine la renta variable con la fija y con un componente de valores monetarios o incluso alternativos para rentabilizar mejor los ahorros a partir de estos momentos. En especial, si el Ibex 35 rompe al final el soporte que tiene en las inmediaciones de los 8.300 puntos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.