Movimiento ciudadano Damos la Cara

Damos la cara

¿Qué es lo más importante que tenemos en nuestras vidas? Seguro que ante una pregunta así, la respuesta está muy clara: La familia. Daríamos nuestra vida por ella y ahora, es el momento de hacer algo similar, de ahí que el movimiento Damos la Cara haya decidido unirse para poner voz a todas esas empresas que llevan años y años de trabajo y que son una gran base de nuestro país.

Desde todos los rincones de España, tenemos empresas familiares que han sabido mantenerse en pie. Como tal, han contribuido de manera social y económica al país. Por eso ahora, debido a la pandemia generada por el Covid-19, todas estas empresas de ámbito familiar se unen a pesar de la distancia física. Una unión que potencia ese espíritu que las ha mantenido tan vivas, ese camino emprendedor que es una de las vías más importantes para salir a flote. Y tú, ¿te unes al movimiento Damos la Cara?

Qué es el movimiento Damos la Cara

Seguro que con lo mencionado, ya te haces una idea. Se trata de un movimiento, o iniciativa que se origina en las redes sociales. En el que tanto los empresarios como los empleados de las empresas familiares quieren hacer ver a toda la población, la importancia real que tienen tanto a nivel económico como social.  Para abrir los ojos y pensar que el sector público solo no podría hacer frente a los problemas económicos.

Por lo que, la unión de todas ellas, puede ser la base para una pronta recuperación tras la crisis originada por el coronavirus. Hasta el momento son ya más de 1.400 las compañías que se sumaron al movimiento Damos la Cara. Por lo que esto deriva en que alrededor de 1,4 millones de personas colaboran en volver a tener sus empleos y en el crecimiento económico en general. Podemos decir que la voz de este movimiento son las empresas familiares que tenemos en España. ¿Sabías que todas ellas representan un 67% del empleo privado?

Los objetivos principales de la iniciativa

Aunque todos conocemos las empresas familiares, quizás no muchas personas habían reparado en que la importancia que ellas tienen para la economía, era más que vital. Todas y cada una cuentan con años y varias generaciones de tradición, de sacrificio y entrega. Lo que hace que esto se transmita en ganas y en seguir manteniendo las esperanzas. Todas ellas, suman el 90% del tejido productivo y se dice que suelen durar una media de 33 años frente a las que no son de esta índole familiar.

Lo que se quiere conseguir es que todo ese esfuerzo que mencionamos, sea un gran reconocimiento. Porque son padres, hijos y hasta nietos o bisnietos los que regentan los negocios. Porque todos ellos han cuidado y cuidan hasta el más mínimo detalle en su producción, elaboración y recursos, ofreciendo siempre lo mejor de ellos mismos. De ahí que cuando todos se unen, nada podrá frenarlos. Es una iniciativa abierta que acoge a todas y cada una de las empresas que quieren sumar sus fuerzas y abrirse para una pronta recuperación total.

La importancia de Damos la Cara

Después de todo lo mencionamos, sacamos en claro la importancia de un movimiento como Damos la Cara. Por un lado, la unión de diferentes empresas entre sí pero con un único objetivo en forma de visibilidad y solidaridad. Porque la unión siempre hace la fuerza y de este modo, todas reman hacia ese mismo objetivo: Hacer ver que son un importante pilar en la vida económica y social. En momentos de crisis es cuando se ha visto la unión y el esfuerzo de trabajadores y jefes. De ahí que la importancia real está en el sentido de estar más unidos que nunca y el pensar que realmente sin todas las personas que están detrás, una empresa por sí sola no tendría apenas valor.

¿Por qué era necesario un movimiento así?

Porque, aunque todas las empresas son importantes por igual, es cierto que algunas pueden quedar un tanto en la sombra. De modo, que si su trabajo es importante para la recuperación de más personas, siempre debe tenerse en cuenta. Para añadir más, hay que mencionar que este tipo de empresas suman el 89% del total de las empresas privadas españolas, es decir, 1,1 millones.

Pero es que además, generan el 67% del empleo de tipo privado, que da de comer a numerosas familias. Por tanto, el peso que tiene en la actividad económica se correspondería al 57% del PIB del sector privado. Tanto en el sector primario como secundario cuenta con una alta presencia. A través de los vídeos, las empresas van aportando su granito en forma de experiencia para seguir en su empeño y objetivos. ¿Te unes al movimiento Damos la Cara?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.