¿Es momento de invertir en emergentes?

Desde luego que hay muchas clases de inversión, pero una de las más agresivas es la de emergentes. No en vano, cuentan con un potencial de revalorización muy importante y por supuesto que por encima del que ofrecen los mercados tradicionales. Desde este punto de vista es mucho el dinero que puedes ganar. Pero por las mismas razones, dejarte mucho patrimonio por el camino. Es un riesgo que no tendrás más remedio que asumir si realmente deseas tomar posiciones en estos mercados financieros tan especiales.

Para que tengas más claro en qué consiste esta clase de inversión, nada mejor que identificar lo que son los emergentes. Pues bien, se trata de los países con un rápido crecimiento de su actividad económica que se relaciona, no solo con el crecimiento interno del propio país. Si no que también con un incremento notable de las relaciones comerciales con terceros países. En definitiva, su potencial de crecimiento es muy alto.

Las bolsas de estos países tienen un mejor comportamiento en los periodos expansivos de la economía internacional, con subidas muy verticales en sus valores. Aunque por el contrario, sufren unas caídas más severas en los procesos recesivos. Es por este motivo por el que las bolsas de los países emergentes se mueven por ciclos económicos. Es un factor de deberás valorar si vas a tomar posiciones a partir de estos momentos. Porque indudablemente que correrás más riesgos que en los restantes mercados de renta variable.

¿Cuáles son los países emergentes?

En primer lugar necesitarás conocer cuáles son los representantes de estas economías tan especiales. Pues fundamentalmente los BRICS. ¿Quiénes son? Pues son las siglas que representan a las economías más relevantes de este grupo: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Pero no son los únicos emergentes en donde puedes invertir los ahorros a partir de ahora. Si no que también otros mercados de renta variable menos conocidos. Como por ejemplo, el turco, mexicano y hasta todos los dragones asiáticos. Es decir, tienes mucha oferta en donde elegir tu próxima inversión. Mucho más de lo que piensas inicialmente.

En la mayoría de ellos, las expectativas de crecimiento son muy altas. Hasta el punto que pueden generar subidas en sus respectivas bolsas por encima del 10 % todos los años. Incluso más en los escenarios más favorables para sus intereses. En este sentido, uno de los mercados financieros más alcista durante los últimos años es el de India. Con revalorizaciones anuales de hasta de dos dígitos. Pero debes respetar sus señales de debilidad para abandonar las posiciones. Debido a que los riesgos también son muy importantes en estos escenarios.

Características de estos mercados

Estos mercados financieros son muy especiales y no están dirigidos a todos los perfiles de inversores. No en vano, hay que saber operar con sus valores y sobre con sus tendencias. Porque cualquier error de cálculo puede costarte muchos euros que irán por el camino. Si eres un usuario con poca experiencia en las operaciones bursátiles, mejor será que te abstengas de cualquier clase de operaciones en los emergentes. Ni tan siquiera a través de los fondos de inversión. Los riesgos son muy elevados como para que arriesgues tu dinero a partir de estos momentos.

Por otra parte, un reciente informe realizado por una importante consultora financiera pone de manifiesto algunas de las características más relevantes de los mercados emergentes. Una de las más notables es su elevada volatilidad, por encima de otras áreas geográficas. Además, también hay que tener en cuenta que estos países se encuentran en una constante transición. Esto hace muy complicado que se pueda valorar la situación real de estos mercados. Este es uno de los motivos por lo que los vaivenes en su cotización son constates y pueden crearte alguna situación de intranquilidad. En donde no sabes si es preciso vender las acciones o por el contrario mantener las posiciones abiertas.

¿Cómo reducir los riesgos?

De cualquier forma, dispones de una serie de estrategias para limitar los riesgos de las operaciones en estos mercados tan especiales. Una de ellas se materializa a través de los ETFs o fondos cotizados. Se trata de un producto financiero que es una mezcla entre los fondos de inversión y la compra y venta de acciones en la bolsa. Te permite diversificar mejor la inversión aunque el riesgo siempre está ahí latente. Hay muchos de estos productos que replican con gran exactitud el índice de los mercados emergentes. Pero con la sustancial ventaja de que presenta unas comisiones más interesantes para tu economía doméstica.

Otro de los modelos de inversión que puede ser interesante para abrir posiciones en estos mercados son los fondos de inversión. Dispones de una potente oferta por parte de las gestoras. En donde se incluyen diversos mercados emergentes, en función de cuáles son tus preferencias personales. En este caso, su principal ventaja es que es una inversión que puede estar diversificada con otros activos financieros. No solamente procedentes de la renta variable, sino también de la fija o incluso desde modelos alternativos. Estos fondos están destinados a periodos de permanencia al medio y largo plazo.

India: uno de los más alcistas

De entre todos estos mercados destaca el de la India. Mantiene una impecable tendencia alcista que ha hecho ganar mucho dinero a un buen número de pequeños y medianos inversores. No obstante, cuenta con un riesgo añadido y que debes tener en cuenta si vas a abrir posiciones en estos momentos. Debido a la alta revalorización que ha tenido en los últimos tres años, no sería extraño que hubiese una fuerte corrección en sus precios durante los próximos meses. Hasta el punto de complicarte muy seriamente tus inversiones.

Una de las estrategias para entra en este mercado emergentes asiático es a través de los fondos de inversión. Son muy prácticos para conseguir tus objetivos, sin la necesidad de que tengas que conocer los valores que cotizan en sus principales índices bursátiles. Cada vez más gestoras han vuelto sus miradas hacia esta zona geográfica con la aparición de nuevos fondos de inversión. Y de esta manera, puedas satisfacer esta demanda tan innovadora que aporta tu perfil de inversión. En cualquier caso, India es uno de los emergentes que no puedes olvidar desde estos momentos.

¿Qué te aportan estos mercados?

Desde luego que son otras las prestaciones que te ofrecen los emergentes. Porque no puedes olvidar en un ningún instante que son mercados diferentes. Y que incluso no siguen la tendencia de las bolsas de los países desarrollados. Para que tengas más fácil operar con los valores de este importante segmento de la renta variable, nada mejor que comprobar algunas de sus más importantes señas de identidad.
  • No todos los emergentes son iguales, ni mucho menos. No es lo mismo invertir en la renta variable de Corea del Sur que en México. La diversidad en sus propuestas es uno de los denominadores comunes de estos mercados. No puedes meterlos a todos en un mismo cajón porque cometerás un grave error del que te arrepentirás a los pocos días.
  • El crecimiento medio de estos mercados durante el último año ha sido más satisfactoria que en los mercados desarrollados. Con un rendimiento de entre cinco y diez puntos porcentuales por encima de estos. De esta manera, las ganancias serán más amplias en estas bolsas.
  • Se trata de una clase de inversión que no puedes destinar al medio y largo plazo. Precisamente por su evolución puede cambiar radicalmente en cualquier momento. Y de esta forma, puedes quedarte enganchado en los valores seleccionados. Es otro riesgo adicional que corres con esta clase de operaciones en los mercados de renta variable.
  • Son economías que tienen mucho potencial de crecimiento. Este es uno de los motivos porque son muy propensas a las operaciones de los pequeños y medianos inversores. No en vano, pueden rentabilizar sus movimientos en bolsa con mucha más intensidad que en los mercados desarrollados.
  • Algunos de los mercados emergentes son muy rentables desde hace varios años. Como por ejemplo, los dragones del sureste asiático que han generado rendimientos en sus valores por encima de la media internacional. Aunque con unas comisiones más expansivas que en los mercados nacionales, con el doble de gasto en este concepto.

Como alternativa a la inversión

Estos mercados de renta variable tienes que verlos como una oportunidad de negocio que se te presenta para mejorar el saldo de tu cuenta corriente. Por esta razón no debes abusar de las operaciones. Si no por el contrario formalizarlas cuando se den las condiciones oportunas para entrar en sus posiciones. Serán pocas veces al año o quizás haya ejercicios en que no se propicien. Deberás estar a la expectativa de su aparición, por lo que no tendrás otra solución que realizar un profundo seguimiento de sus respectivos mercados.

Desde este escenario, cualquier señal de entrada deberá ser aprovechada casi al instante. No en vano, tienes mucho que ganar en cada una de las operaciones. Pero protegiendo los movimientos de posibles distorsiones en los mercados de renta variable. Porque sus depreciaciones también muy verticales, tal y como ha pasado durante los últimos años. Con caídas anual por encima del 20 % en algunas de estas bolsas.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *