¿Merece la pena tomar posiciones en valores caros?

posicionesUno de los más importantes dilemas que tienes en tus relaciones con la renta variable es si es rentable comprar acciones de empresa que están caras en sus posiciones. El miedo a las alturas es uno de los principales problemas que tendrás ante alguna de estas situaciones que te puede plantear el complicado mundo de la bolsa. Hasta el punto que creará más de una duda sobre lo que tienes que hacer para defender tus ahorros. Porque tendrás excesivo miedo a que estos valores puedan corregir sus precios a partir de esos momentos.

Porque en efecto, dentro del selectivo Ibex 35, puedes detectar un importante grupo de empresas cotizadas que presentan el PER más alto del mercado. Buena parte de ellas, reciben todos los días constantes recomendaciones de compra por parte de los más afamados analistas del mercado. ¿Pero de verdad que siguen presentando potencial de revalorización al medio o largo plazo? Otro planteamiento que debes analizar consiste en si realmente compensa pagar por las empresas más caras del índice selectivo de la bolsa española. No en vano, tendrás una complicada resolución.

Porque son muchas las empresas, más de lo que piensas en estos momentos, que presentan este escenario. Es decir, se encuentran en su cotización en sus niveles máximos tras haberse revalorizado en exceso durante los ejercicios precedentes. Y por supuesto que te dará mucho miedo abrir posiciones en las actuales circunstancias. No es de extrañar, ante tu miedo a perder parte del capital invertido. Quizás te haya sucedido en más de una ocasión. ¿Puede que esto sea así?

Posiciones en valores caros

Uno de los mayores problemas de la toma de posiciones en estas propuestas tan relevantes de la renta variable es que su potencial de revalorización puede estar agotado. O al menos con un porcentaje muy pequeño que le puede restar interés para integrar la cartera de inversión. Otra de sus incidencias más características se debe al notable riesgo que puedan generarse importantes correcciones que den al traste con tus expectativas como pequeño y mediano inversor. Son los principales problemas que debes afrontar en estos escenarios tan especiales.

Pero no son los únicos, sino que también tiene mucho que ver cuáles son los posicionamientos de los compradores y vendedores para adecuarse la nueva oferta y demanda de sus acciones. Porque normalmente, estos niveles tan altos en sus precios están vinculados a una sobrecompra muy acusada. Y como consecuencia de esta característica, deberá  generarse una corrección en los precios. Por lo menos dirigida al más corto plazo.

En cualquier caso, será necesario que tengas muchas precauciones ante lo que pueda pasar. Porque en efecto, puede desarrollarse una tendencia alcista en cualquier momento. Justo cuando menos te lo esperas. Es otro de los riesgos que te genera la inversión con estos valores tan agresivos de sus altos precios. El miedo de la altura es uno de los males a los que estás expuesto su tienes en el radar a estos valores de la renta variable nacional. Como consecuencia de ello, te pensarás más de una vez entrar en sus posiciones a partir de estos momentos.

Ventajas de comprar en precios altos

comprarPor el contrario, hay un sentimiento contrario por parte de los pequeños y medianos inversores. Basan sus posiciones en opiniones como que realmente son caros, pero que merece la pena subirse en marcha por la fortaleza que muestran sus precios. Además, muchos de los consensos del mercado financieros los ven potencial de revalorización con vistas a unos cuantos meses como mínimo. Y que se acentúa aún más con todas las propuestas que están superando los máximos históricos con relativa fortaleza. Hasta el punto de crearte más de un dilema en la decisión que tengas que afrontar a partir de estos momentos.

Desde luego que el hecho de que tengan unos precios muy altos indica que el negocio de la empresa va francamente bien. Por esta razón los inversores depositan su confianza en la propuesta. Son muchos más que los vendedores y esto se trasplanta a sus precios. Aunque en cualquier momento la dinámica puede invertirse. No como una noticia negativa de la propia empresa. Sino por el contrario, como consecuencia de la actividad de los mercados financieros. Bien en forma de recortes puntuales en sus precio o formando parte de un cambio de tendencia.

Riesgos de entrar a precios muy altos

No obstante, la precaución debe regir las operaciones realizadas con valores que estaban cotizando con precios muy caros. Porque en efecto, puedes llevarte más de una sorpresa en cualquier momento. Y lo que en muchas ocasiones es peor, de forma totalmente inesperada. El cambio de tendencia – como apuntábamos anteriormente – es una de las causas más frecuentes. Hasta el punto que puedes quedarte enganchado para mucho tiempo. Como consecuencia de la intensidad de la subida, la caída puede llegar a ser de la misma intensidad.

Si bien muchos de estos valores que cotizan en la bolsa cuentan siguen contando con un alto poder de revalorización, no pienses que es un dato objetivo. Porque en cualquier momento puede revisarse. En espacial si inicia una tendencia bajista de gran calado. Se frecuente que puedan despistarte en el momento de formalizar una compra y hasta una vez realizada. Además, no puedes olvidar que esta clase de valores no tienen siempre el mismo escenario. No suben eternamente y llega un momento en que parará en  su revalorización. No lo dudes por un momento porque es algo que siempre pasa.

Por otra parte, los valores más alcistas del mercado son más vulnerables a que los compradores abandonen sus posiciones. No con otro objetivo que recoger sus beneficios y disfrutarlo. Así se desarrollan las estrategias de bolsa desde siempre. En este sentido, te será de gran ayuda que dispongas de alguna potente señal que te indique sobre alguna variación en la cotización. Algunos de ellas pueden provenir de una cierta sobrecompra, un recorte progresivo en la cotización semanal o incluso la aparición de alguna figura de especial relevancia.

Escenarios que pueden presentarse

escenariosDe cualquier forma, siempre dispones de alguna que otra pista sobre lo que está ocurriendo en los mercados de renta variable. Desde este escenario, puede ocurrir perfectamente que un valor presente un PER que puede parecer elevado para los ratios que generan las otras cotizadas en el Ibex 35. Porque en efecto, analizar el beneficio por acción será un elemento de gran ayuda para detectar cualquier variación en los valores que se encuentran cotizando en lo más alto de la renta variable. Para ello, no te quedará más remedio que acudir a esta importante fuente de información.

Ni que decir tiene que el volumen de contratación es otros de los factores que pueden determinar su evolución en los mercados financieros. Mucho más de lo que piensas en estos momentos. En especial, si hay un cambio brusco en uno u otro sentido. Será beneficioso para tus intereses que puedas preverlo. Porque te dará las pautas para que canalices las inversiones a partir de estos momentos.

Hay otro pequeño truco que nunca falla en estos casos. Consiste en conocer cuáles son las intenciones de compradores y vendedores en cada momento. Si sigues sus estrategias tendrás mucho camino ganado. Con mayores opciones de cumplir tus objetivos y rentabilizar los ahorros con mayores garantías de éxito. No en vano, es muy difícil que puedas errar en tus operaciones en los mercados bursátiles. Que es al fin y al cabo de lo que se trata.

Consejos para operar con estos valores

consejosPara que puedas optimizar tus operaciones en bolsa a partir de ahora, nada mejor que importes unas líneas de actuación que irán encaminadas a mejorar tus posiciones. Desde luego que no serán muy difíciles de aplicar y tan solo necesitarás de un poco de disciplina para llevarlas a cabo. Son las siguientes que te exponemos a continuación.

  1. No porque los precios sean muy caros deberán ser objeto de tus compras. No habrá otro remedio que analizar otros parámetros para que llegues a una conclusión más fundamentada. Sin márgenes para errores de los que puedes arrepentirte a los pocos minutos de realizar la operación de compra de acciones.
  2. Debes comprender que nada sube para siempre y por la misma razón también bajar. Desde esta perspectiva, un valor con precios muy altos no tiene que ser una buena operación en bolsa. Porque puede ser todo lo contrario y perjudicarte en tus intereses personales.
  3. Es mucho más importante la tendencia general de los mercados financieros que la de un valor en particular. Porque al fin y al cabo es lo que determinará que pueda seguir o no subiendo, por encima de otras consideraciones menos generalistas.
  4. Que un valor esté cotizando muy alto significa que está haciendo muy bien las cosas, pero nada más. Hay muchas veces que incluso esta tendencia se produce por hechos realmente no comprensibles. Hasta con compañías son serios problemas en sus cuentas empresariales. Aunque es cierto que no es la tónica general.
  5. En los valores de pequeña capitalización es muy frecuente que con muy pocos títulos se pueda manejar su tendencia, en uno u otro sentido. Por este motivo, son muy peligrosos para tomar posiciones y es preferible que te abstengas de incluirlos en tu cartera de valores. Son muchos los perjuicios que te puede generar esta complicada estrategia en la inversión. No en vano, tienes mucho más que perder que ganar. No lo olvides a partir de ahorro si deseas proteger tus ahorro con mayores garantías.

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *