¿Merece la pena contratar los fondos de inversión en divisas?

Quizás muchos inversores no sepan que los fondos de inversión los pueden formalizar en otras divisas ajenas al euro. Estas operaciones se materializan sobre todo en el dólar USA, pero no únicamente. Porque en efecto, se admiten en francos suizos, coronas noruegas o incluso los yenes japoneses. Pero es muy prudente analizar si esta clase de movimientos en los mercados financieros pueden ser rentables en el resultado de los mismos. Con el objetivo puesto en incrementar la rentabilidad de este producto financiero, sea cual fuese el activo financiero en el que están basados.

Los fondos de inversión basados en otras divisas ajenas al euro es una alternativa que disponen los pequeños y medianos inversores. En función de cómo sea la evolución de estos activos financieros en cualquier momento del año. Aunque se trata de una estrategia en la inversión con mayores riesgos en su contratación. Hasta el punto de que puede pasar de que sean menos rentables que las ligadas al euro. En cualquier caso, es una decisión que deberán de tomar los propios inversores. Para que al final pueda apreciarse serias divergencias entre unos modelos u otros.

Por otra parte, están presentes en todas las modalidades en los fondos de inversión. Desde los basados en los mercados de renta variable a la renta fija o incluso desde opciones monetarias o incluso alternativas. En este sentido, cabe resaltar el hecho de que estos fondos de inversión tan especiales en un principio no están penalizados con comisiones más exigentes que desde los modelos tradicionales o convencionales. Porque es un aspecto que no influye en la estructura de esta clase de productos destinados a la inversión. En lo que es una seña de identidad de esta clase de fondos tan especiales.

Fondos en divisas: sus ventajas

En primer lugar vamos a analizar algunos de los beneficios que genera la contratación de estos fondos de inversión. En donde puede permitir que la rentabilidad que reciben sus titulares sean más elevadas como consecuencia del mejor comportamiento respecto a la moneda única europea. De esta manera, se está en disposición de mejorar los márgenes de intermediación pueden verse ampliados, aunque de ninguna forma de una manera espectacular. Si no que por el contrario puede materializarse en hasta uno o dos puntos porcentuales. Otro de los aspectos a tener en cuenta es que esta evolución no siempre es permanente, sino de forma puntual.

Mientras que por otra parte, los fondos de inversión basados en otras divisas ajenas al euro se caracterizan sobre todo por su mayor disponibilidad para rentabilizar los ahorros a partir de estos precisos momentos. En lo que se constituye como una bolsa de ahorro al medio y sobre todo largo plazo y a diferencia de la compra y venta de acciones en bolsa que se rige por una mecánica sensiblemente diferente. En lo que se pone de manifiesto como una estrategia a la que pueden optar los pequeños y medianos inversores a partir de estos momentos.

Riesgos en estas operaciones

Esta estrategia en la inversión, por otro lado, mantiene unas constante menos favorables para los intereses de los titulares de este producto financiero. Hay que indicar que en este sentido que los fondos de estas características se distinguen  por su mayor riesgo en las operaciones tomadas. Debido a que pueden, por las mismas razones, perder unos márgenes sobre su rentabilidad inicial y que pueden llevar a que estos fondos de inversión sean menos interesantes para ser contratados a partir de estos momentos. Con una ecuación entre rentabilidad y riesgo mayor que en los fondos considerados como tradicionales en su estructura. Asimismo, todo dependerá de la divisa en que sean suscritos ya que puede incidir en su futura remuneración. Porque no es lo mismo uno de estos productos contratados en dólares americanos que en coronas noruegas.

Mientras que por otra parte, no son muy proclives que sean suscritos a plazos largos ya que puedes llevarte a más de una sorpresa negativa que te pueda llevar a menguar el valor real de los mismos. Al igual que también hay que incidir en el hecho de que las operaciones deben finiquitarse en el periodo de tiempo más breve. Para evitar situaciones muy poco deseadas por parte de los pequeños y medianos ahorradores que pueden emerger en escenarios poco favorables para los mercados financieros, tanto procedentes de la renta variable como de la fija. Con un descenso muy importante sobre la valoración de los títulos y que al final te pueden provocar algún que otro problema de liquidez.

Protección de divisa

De todas formas, hay una estrategia para subsanar estos posibles problemas de los fondos e inversión de estas características y que no es otra que suscribirlos con una cláusula de protección de divisa. Para que de esta forma estés en disposición de protegerte de los vaivenes tan frecuentes en los mercados de divisas. Por otro lado, también hay que tener en cuenta a partir de estos momentos que es necesario que estos movimientos sean controlados desde su formalización para evitar situaciones que te pueden quedar varios problemas en la cuenta de resultados en tus inversiones.

Por otro lado, y en relación al tratamiento que tienen los mercados de divisas hay que indicar que el tratamiento de las órdenes de divisas introducidas a través de los servicios que operan con estos activos financieros no es distinto del que reciben cualquier otra orden, aplicándose en el cálculo de las plusvalías de las ventas el método denominado “FIFO”, es decir, se considera que se están vendiendo la divisa cuya fecha de adquisición sea más antigua independientemente de la cuenta corriente y entidad en que el cliente tenga la divisa depositada. Fundamentalmente este método se basa en que lo primero que entra es lo primero en salir, de ahí que su apreciación se adapte más a la realidad del mercado, ya que emplea una valoración basada en costos más recientes.

Mientras que por otra parte, darán lugar al cobro de comisiones especiales de gestión en el caso concreto de que la entidad financiera se vea obligado a actuar en nombre del cliente para cerrar las posiciones que permanezcan abiertas al final de cada sesión, que suele ser del entorno de 20 a 40 euros más un tanto por ciento determinado sobre la cantidad invertida. Asimismo, Pueden ser temporalmente suspendidas si la situación de los mercados o la posición global abierta así lo recomiendan los intermediarios financieros. Al igual que exigen la constante vigilancia de su posición abierta y una actuación diligente para recoger los beneficios o en su caso limitar las pérdidas cerrando la posición.

¿Cómo desarrollar los movimientos?

En función de la fluctuación esperada de una determinada divisa, se puede comprar o vender para posteriormente realizar la operación inversa a un precio menor o mayor respectivamente, debido a lo cual a través de esta operación se pueden obtener grandes beneficios, aunque una evolución desfavorable puede llevar aparejadas también fuertes pérdidas. Con el riesgo de que incluso pierdas dinero en las operaciones realizadas bajo esta estrategia en la inversión tan característica.

Algunas entidades permiten operar en este mercado en tiempo real, depositando entre un 1 % y un 5 % de garantía, lo que añade aún más flexibilidad y rapidez a la inversión. Al igual que ocurre con el mercado de la renta variable, aquí también se puede aplicar órdenes stop para detener las pérdidas o recoger los beneficios, lo que supone una excelente herramienta para los intereses del pequeño inversor.

Rentabilidad de los fondos

El optimismo presente en los mercados financieros ha permitido mantener de forma general en las distintas bolsas mundiales la tendencia alcista de meses anteriores. El Ibex creció un 1,0 % y el resto de plazas europeas registraron incrementos superiores. Destacó la bolsa americana, cuyo índice de referencia S&P500 se revalorizó un 3,4 %. En los mercados de renta fija, las TIRes de la deuda pública a largo plazo recuperan los niveles de junio, y así por ejemplo la TIR del bono español a 10 años alcanza el 0,39 % desde el 0,23% del mes anterior, mientras que la rentabilidad del Bund alemán al mismo plazo cierra en el -0,37 % frente al -0,40 %, según la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco).

La prima de riesgo en España sube hasta los 78 pbs (64 pbs en septiembre). El tipo de cambio del euro frente al dólar cerró en 1,10, lo que supone una apreciación del dólar frente al euro superior al 1 %. En este contexto, los Fondos de Inversión registraron en noviembre de 2019 una rentabilidad positiva del 0,77 %, por lo que acumulan una rentabilidad del 6,5 % en los once primeros meses del año, máximo histórico en el acumulado hasta estos momentos. De nuevo las categorías de Fondos de Inversión que presentan mayor exposición a acciones experimentaron rentabilidades positivas de mayor o menor magnitud, si bien en noviembre destacó la Renta Variable Internacional EE.UU, con rendimientos en torno al 4 %, con lo que ya acumulan para el conjunto de 2019 una rentabilidad superior al 24% en sólo once meses. Al igual que exigen la constante vigilancia de su posición abierta y una actuación diligente para recoger los beneficios o en su caso limitar las pérdidas cerrando la posición.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.