¿Cómo mejorar el rendimiento de tus imposiciones esta Navidad?

Puede que en esta Navidad hayas reflexionado sobre las turbulencias que pueden terminar por afectar a los mercados de renta variable en este nuevo que va a comenzar. Y hayas decidido que la mejor manera para sortear este periodo de incertidumbre sea a través de las imposiciones a plazo. Se trata de una estrategia muy conservadora para rentabilizar los ahorros a partir de estos momentos. Es cierto que el retorno que obtendrás es mínimo, pero al menos no perderás un solo euro en las operaciones realizadas. Al fin y al cabo es una de las opciones que te ofrece el mercado bancario.

Si esta es tu decisión es muy conveniente que sepas que los tipos de interés que generan estos productos destinados para los ahorros están bajo mínimos. Como consecuencia de la decisión por parte del Banco Central Europeo (BCE) de abaratar el precio del dinero. En donde los intereses en la zona euro están al 0 %. Como comprenderás el valor del dinero es prácticamente cero. Y esta tendencia se traslada rápidamente a los depósitos a plazos. No en vano, presenta una rentabilidad que en el mejor de los casos raramente sobrepasa el nivel del 0,5 %. Hasta el punto de suponerte lastre para mejorar el saldo de tu cuenta corriente.

De cualquier forma, no tienes que preocuparte en exceso ya que dispones en estos momentos de diferentes estrategias para superar estos débiles márgenes comerciales que aportan las imposiciones a plazo. Desde este escenario, puedes impulsar un alargamiento de los plazos de permanencia o incluso elegir los productos que están destinados a los nuevos clientes. Su esta es tu decisión, no cabe duda de que podrás  mejorar tus posiciones en estos productos de renta fija. No bajo un porcentaje muy amplio, pero sí que al menos para recibir más dinero todos los años. ¿Sabes en qué consisten estas estrategias en la inversión?

Imposiciones: plazos más largos

La primera fórmula para conseguir estos objetivos pasa necesariamente por suscribir imposiciones con plazos de permanencia más elevados. Como por ejemplo, a 10,20, 30 o 40 meses. De esta forma, estarás en mejores condiciones de batir sus débiles márgenes comerciales y alcanzar un retorno a tus ahorro de entre el 0,50 % y 1 %. No es mucho dinero, pero al fin y al cabo te permitirá sufragar de un pequeño capricho personal todos los años. En este sentido, dispones por parte de las entidades bancarias de varias propuestas que cumplen con esta característica.

Una de ellas está representada por las imposiciones crecientes. Su mecánica es bien sencilla ya que se basa en que a más alta es la permanencia, mayores serán las rentabilidades que te generarán estos productos básicos. Con un rendimiento global que fácilmente puede alcanzar niveles del 2 %. Además, algunos de estos productos bancarios ofrecen un pago de liquidación de los intereses todos los años. A través de los modelos de toda la vida y de los que habrán hecho uso tus padres o abuelos en otros periodos. Aunque no bajo el formato de imposiciones crecientes ya que son de reciente creación. En cualquier caso, habrás conseguido tus metas desde el momento de la contratación.

Con tu nómina por delante

Otra variante por parte de estos productos bancarios reside en seleccionar las imposiciones vinculadas al salario o ingresos regulares como fruto del rendimiento del trabajo. Porque en efecto, admiten esta parte de los ingresos a cambio de elevarte los tipos de interés. Bajo un porcentaje que en los modelos más agresivos puede acercarse al niveles del 5 %. Aunque bajo unos denominadores muy bien delimitados en todos estos productos. Como por ejemplo, por unos periodos de permanencia muy bajos y solamente para aportaciones monetarias más bien modestas en general.

Por otra parte, no puedes olvidarte que como desventaja más relevante está el hecho de que estos depósitos bancarios no podrás renovarlos en el momento definitivo de su vencimiento. En cualquier caso, será necesario que analices sus características por si es conveniente o no suscribirlos a partir de estos momentos. Porque también en algunos casos es necesario que tengas que domiciliar otros recibos domésticos (agua, luz, gas, etc.). De todas formas, es otra de las alternativas que tienes desde estos precisos momentos para mejorar el saldo de tu cuenta corriente.

Ligarlos a otros activos financieros

Tampoco puede faltar como estrategia de mejora en los tipos de interés la vinculación con otros activos financieros. Normalmente provenientes de la bolsa y que requieren que cumplan con una serie de objetivos en la cotización de sus precios. Es el camino que tienes para mejorar la rentabilidad e incluso acercarse hasta niveles del 5 %. De todas formas, si no consigues los objetivos no te preocupes porque dispondrás de un interés fijo y garantizado en todos los casos.

Esta estrategia en la inversión no tiene que estar limitada solamente a la bolsa. Por supuesto que no, sino también a otros activos financieros. Como por ejemplo, los metales preciosos, materias primas y aunque te parezca increíble hasta la evolución del índice europeo al que están vinculadas las hipotecas en España, el Euribor. De formas, que si se cumplen  con las expectativas se generará que estos depósitos puedan alcanzar un tipo de interés al  5 %. De cualquier manera, siempre tendrás garantizadas las aportaciones económicas.

Ampliar los plazos de permanencia

Una de las formas más sencillas que tienes en estos momentos para mejorar la rentabilidad de estos productos bancarios es ampliando los plazos. Para llevarlos a los máximos con los que están comercializados por parte de las entidades bancarias. A través de modelos de 24, 46, 58 y hasta más mes. Es una de las maneras para que suban unas décimas en la remuneración que te ofrecen al contratarlos. Desde luego que no es un salto cuantitativo, pero al menos mejorarás los débiles márgenes comerciales con los que son presentados ante los usuarios. Generalmente destinos a un perfil de cliente en donde predomina su talante conservador por encima de otras consideraciones adicionales.

Esta clase de imposiciones a plazos tan largos te permiten que puedas no estar tan pendiente de los mercados financieros durante mucho tiempo. Además, conocerá previamente el interés que será fijado en los contratos antes de formalizar la operación. Prácticamente todos los bancos disponen de un depósito de estas características. En algunos de los casos bajo el formato de imposiciones crecientes. Es decir, a medida que van pasando los años el tipo de interés va aumentando de manera progresiva. Por otra parte, no cuentan con comisiones ni otros gastos en su gestión o mantenimiento.

Contratar depósitos en el extranjero

Sigue siendo una operación muy rentable en estos momentos. Pero con un detalle que te conviene conocer. Si bien es operación completamente legal puede que necesites cambiar de divisa y este movimiento te exigirá el desembolso de una fuerte comisiones que penalizará sin lugar a dudas la formalización de este producto bancario. Hasta el punto que te restará algo de competitividad con respecto a los beneficios conseguidos a través de esta estrategia de inversión tan especial.

Otra variante que te aporta rentabilidad a partir de estos momentos son los contratos con otras divisas. Tienes muchas alternativas en donde seleccionar este producto bancario. Entras las más importantes destacan el franco suizo, libra esterlina o yen japonés. No obstante conlleva una serie de riesgos de los que adolecen otras modalidades. De cualquier forma, se conforma como una estrategia un tanto especial para mejorar el saldo de tu cuenta de ahorros. Y que puedas suscribir desde cualquier banco en el extranjero e incluso los nacionales.

Formato por Internet

Por último, no puedes olvidarte de los depósitos online que consiguen aumentar en unas cuantas décimas porcentuales con respecto a las ofertas más convencionales. Con la ventaja de que los puedes formalizar cómodamente desde casa u otro lugar y a cualquier hora del día. Con todos los plazos de permanencia y con las mismas condiciones de las imposiciones de toda la vida. Se trata de un producto bancario que cada vez está presente en las ofertas de las entidades de crédito. Con unas características que son muy parecidas en todas ellas. Hasta el punto de conformarse como una imposición bajo sus propias reglas.

Por otra parte, no puedes olvidar en ningún momento que esta clase de imposiciones a plazo son muy propensos para ser suscritos por parte de los clientes más jóvenes. Permite que los puedas formalizar con tus propias necesidades. Tanto en los que se refiere a los plazos de permanencia, importes mínimos y hasta renovarlos automáticamente. En donde en todo momento conocerás el dinero que vas a cobrar por la inmovilización de tu dinero. Habitualmente coincidiendo con su vencimiento, como uno de los denominadores comunes de su desarrollo.

Con una de las ofertas más importantes del mercado bancario. De cualquier forma, todas estas ideas representarán una forma de convencerte de que no tienes porqué resignarte con los actuales márgenes comerciales que te ofrecen las entidades de crédito en estos momentos. Siendo una de las alternativas más conservadoras frente a los pujantes fondos de inversión. Pero en este caso con una remuneración fija y garantizada todos los años.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Bolsa

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.