Mayor exposición a los fondos de inversión de renta variable

Los fondos de renta fija experimentaron en el mes suscripciones netas positivas superiores a los 270 millones de euros, todas ellas centradas en la renta fija de más largo plazo, según los últimos datos facilitados por la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco). En donde se pone de manifiesto que en el conjunto de 2019, los fondos de renta fija acumulan ya casi 2.500 millones de euros de entradas netas.

Mientras que por otra parte, los fondos de renta variable internacional modificaron la tendencia de los últimos meses y experimentaron flujos positivos, ayudados por el comportamiento de los mercados. No obstante, y a pesar de sus rentabilidades positivas, experimentan reembolsos netos superiores a los 1.800 millones de euros para el conjunto del año. En sentido contrario, los fondos de retorno absoluto y los de gestión pasiva mantuvieron los reembolsos de la primera mitad del año, y acumulan casi 2.100 millones de euros de reembolsos los primeros y 605 los segundos.

En un contexto general, en donde los fondos de inversión, apoyados en el buen comportamiento del mercado en el mes, experimentaron un crecimiento en junio de 3.711 millones de euros y, con datos provisionales, cierran la primera mitad del año con un incremento de 10.688 millones de euros en su volumen de activos, para situarse en 268.203 millones de euros, lo que supone un 4,2 % más que a finales de 2018. Con un debate si es mejor decantarse por los fondos de inversión basados en una cartera de renta variable o si por el contrario optar por la renta fija.

Porque son mejores estos fondos

En estos momentos, los fondos de inversión integrados en la renta variable aportan una serie de beneficios que puede ser más interesante para contratarlos a partir de estos momentos. Uno de los más relevantes es el derivado del hecho de que su rentabilidad puede ser mayor que en la renta fija. Además, en estos momentos para conseguir un tipo de interés más competitivo es necesario arriesgar en la toma de decisiones. Y en este sentido, el camino a elegir va en este sentido en un entono en que las bolsas internacionales se han mantenido razonablemente bien.

Otra de las aportaciones de los fondos de inversión integrados en la renta variable se deriva del hecho de que los estímulos monetarios están  favoreciendo a los mercados de estas características. Tanto a un lado como al otro del Atlántico. Con la ventaja de que pueden disponer de varios opciones a elegir y bajo diferentes formatos en los mercados de renta variable. Por otra parte, se corre el riesgo de que explote una burbuja en la deuda pública que puede afectar con especial violencia a los fondos de inversión de renta fija.

Como protegerse en la renta variable

De todas formas, dispones de varias estrategias en la inversión para proteger tu capital de posibles procesos de inestabilidad en los mercados financieros. Uno de estos sistema es combinando la renta variable con otros activos financieros. Como por ejemplo, los procedentes de materias primas, divisas o incluso modelos alternativos. Esta gestión puede ayudarte a contener las pérdidas en los escenarios más negativos para los intereses de los pequeños y medianos inversores. En este sentido, existen fondos de inversión que cumplen esta característica tan especial.

Otra de las estrategias que puedes utilizar a partir de estos momentos es la que basa en optar por una gestión activa. ¿Esto en realidad que quiere decir? Pues algo tan sencillo como ajustar tu cartera de fondos de inversión a todos los escenarios posibles, incluso los más negativos para tus intereses como inversor minorista. Ajustando tu cartera con cierta frecuencia para que puedas rentabilizar mejor los ahorros. Comprobarás que el rendimiento es cada vez mejor si sigues esta estrategia en la gestión de los fondos de inversión. Para ello dispones de muchos de estos productos financieros que aportan esta particularidad tan especial. Sin que repercuta en las comisiones que aplican estos fondos de comisión.

Riesgos en la renta variable

Por otra parte, no nos podemos olvidar algunos de los inconvenientes que genera decantarse por este modelo en la inversión. Uno de los más relevantes es que se produzca un derrumbe en las bolsas internacionales, con depreciaciones por encima del 20 % o 30 %. Hasta el punto de que te dejarías muchos euros por el camino y en muy corto espacio de tiempo. Otro de los riesgos de la utilización de este sistema en la elección de los activos financieros se debe al hecho de que pueda generarse en los próximos meses correcciones, o mejor dicho, recortes muy importantes en la conformación de sus precios.

Hasta el punto de que podremos ver precios mucho más bajos de los que cotizan en estos precisos momentos. Con caídas en los mercados financieros entre el 10 % y 20 %, que sería más o menos el porcentaje de dinero que nos dejaríamos en las operaciones en bolsa a través de los fondos de inversión de estas características. Otro de los riesgos al que nos enfrentamos es al hecho de que se haya creado un techo en los índices internacionales de los que cueste superar en los próximos años.

La bolsa es más rentable

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que la inversión en bolsa habitualmente es más rentable para los periodos de medio y largo plazo. En donde suele revalorizarse por encima de los productos derivados de la renta fija o confeccionados por las propias entidades bancarias. En un momento en que el denominador común es el abaratamiento en el precio del dinero.

Se trata de un factor muy importante que sin lugar a dudas ayuda a le mejora en los mercados de renta variable. Porque significa que hay más dinero para rentabilizar en la bolsa y esto ayuda a las operaciones en estos activos financieros. Aunque esta es una tendencia que con toda seguridad que puede finalizar en la primera parte del próximo año. Y que por tanto, se notaría en la cotización de las acciones.

Retornos con dividendos

Otra de las ventajas más notorias de los fondos de inversión basados en la renta variable es que muchos de ellos generan un dividendo entre sus titulares. Con una rentabilidad que está situada en niveles muy cercanos al 4 % y que en cualquier caso están por debajo de los impulsados por la compra y venta directa de acciones en bolsa. De cualquier manera, es una estrategia muy eficaz para conseguir unos ingresos recurrentes y fijos todos los años. Pase lo que pase en los mercados de renta variable y que van directamente a la cuenta de los partícipes de los fondos de inversión.

Otro de las aportaciones de estos ingresos fijos y garantizados es que ayudan a mantener la liquidez por parte de los pequeños y medianos inversores. No en vano, esta clase de fondos de inversión van especialmente dirigidos a periodos de permanencia en el medio y largo plazo que es donde se puede crear una bolsa de ahorro más o menos estable. Al igual que la facilidad para traspasarlos a otros fondos de inversión de similares características con el deseo que lo puedan hacer mejor a partir de ese momento. Sin ninguna clase de comisiones, recargos, penalizaciones y otros gastos en su gestión y mantenimiento.

Inconvenientes en su contratación

Mientras que por el contrario, esta clase de productos destinados al ahorro particular tiene como principales puntos débiles la mayor volatilidad en la conformación de sus precios. Porque en efecto, después de meses muy positivos pueden tener otros en donde las pérdidas son muy agudas y pueden desestabilizar la cuenta de resultados en la cartera de los fondos de inversión. En cualquiera de los casos, es muy necesario realizar un seguimiento puntual de estos productos para que no tengamos ninguna sorpresa negativo en los siguientes días. De todas formas, los riesgos en principio son mayores a los de los fondos de inversión en renta fija.

Por otra parte, no podemos olvidar que este no es un producto para tenerlo pocos meses. Tal y como puede pasar con la compra y venta de acciones en bolsa o con la contratación de otros productos financieros. Como por ejemplo, fondos cotizados, warrants o derivados en otros activos financieros. En donde se pueden finiquitar las operaciones en muy pocos días si se diese el caso. Al igual que por estar muy condicionados por las fuertes comisiones que suelen soportar los fondos de inversión en general. Con hasta un 2,5 % sobre el importe de la operación.

Mientras que por último, estos fondos de inversión no son tan flexibles como una inversión directa. Es decir, su liquidez no es inmediata y hay que realizar algunas operaciones contables para saber el estado real de la inversión a través de este producto tan especial. Aunque por el contrario, cuenta con muchos formatos que se pueden ajustar al perfil que presentan los pequeños y medianos inversores. Siendo un factor digno de valorar en los actuales momentos al presentar una oferta tan diversificada y plural desde todos los puntos de vista. Como una realidad para las personas que desean optar por esta inversión tan especial a través de los fondos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.