Los resultados del Santander hacen que su precio en bolsa se desplome

El anuncio de los resultados empresariales del segundo trimestre de este año no ha sentado nada bien a la valoración de las acciones del Banco Santander. Hasta el punto de que han sido las más castigadas dentro del índice selectivo de la renta variable española. Al apuntarse una caída de gran intensidad, en torno al 4 % al ganar un 35 % menos que el pasado año. Como consecuencia a su excesiva exposición al Reino Unido, aunque confirmando un primer dividendo contra los resultados de 2019 por un importe de 0,10 euros por acción que se cobrará en el mes de noviembre.

El ajuste del fondo de comercio de Reino Unido, anunciado el pasado 24 de septiembre, ha jugado una mala pasada a los inversores del grupo financiero español. En donde en una sola sesión bursátil han perdido muchos euros por el camino y habrá que estar preparado para lo que pueda pasar a partir de estos momentos. En unos momentos de debilidad en el sector bancario y que puede propiciar que la presión vendedora se imponga de nuevo claramente sobre la compradora. Tras unas semanas en donde el valor parecía haber resurgido con intención de sobrepasar los niveles de los cuatro euros la acción.

En estos momentos, su aspecto técnico ha empeorado sensiblemente con  respecto a las anteriores semanas y se corre el riesgo de que el precio de sus acciones se pueda ir de nuevo a visitar la zona entre los 3.30 y 3,40 euros. Con un agravamiento en la situación  que llevaría a pensar en el peor de los escenarios para los intereses del Banco que preside Ana Patricia Botín. Se trata de toda una declaración de intenciones que habrá que confirmarlas en las próximas semanas. Dentro de este escenario coyuntural, desde luego que no hay dudas para temer lo peor en los próximos días, tras este cambio en sus expectativas en la cotización.

Santander: superar los 4 euros

La clave para alzarse con una tendencia alcista, al menos al medio y largo plazo pasa necesariamente por sobrepasar con holgura la barrera de los 4 euros la acción. Un nivel del que está muy alejada la compañía en estos momentos, después del bajonazo de su valoración en los mercados de renta variable. De no conseguir este objetivo, no cabe duda de que les va a tocar sufrir, y mucho, a los pequeños y medianos inversores que hayan decidido tomar posiciones en la cotizada. Porque tiene todas las papeletas para dirigirse más abajo en la conformación de sus precios. Con el riesgo incluso de que pueda tantear niveles por debajo de los tres euros.

No se trata de un panorama muy alentador para los usuarios bursátiles, y viene a ratificar su evolución durante este año. Al igual que buena parte de sus competidores en el sector bancario, como por ejemplo el BBVA. En un año que desde luego no ha sido muy favorable para los intereses de las entidades bancarias que se han dejado algo más del 15 % de su valoración por el camino. Sin que haya mejores perspectivas para el ejercicio que está a punto de comenzar, aunque en bolsa todo puede cambiar en cuestión de pocos minutos. Tal y como están acostumbrados los usuarios en los últimos ejercicios y que era su expectativa para los próximos años.

Estrategias en la inversión

De todas formas, puedes aplicar alguna que otra estrategia en la inversión con el objetivo de rentabilizar tus operaciones en bolsa en este periodo tan complicado para buena parte de los activos financieros. Porque en efecto, a no ser que hay un cambio general en la tendencia general en los mercados de renta variable las perspectivas no son demasiado satisfactorias para los intereses en bolsa del Banco Santander. Más allá de que se puedan producir una serie de rebotes muy puntales, que más que para comprar servirán para deshacer posiciones con un precio de salida más competitivo. Como una de las estrategias en la inversión que tienes disponible a partir de estos momentos.

Mientras que por otra parte, también puedes acumular posiciones con los nuevos recortes en el valor para ir creando una bolsa de ahorro más estable y muy interesante de cara al medio y sobre todo largo plazo. Para que de esta manera, puedas un sistema en la inversión que te puede producir muchas alegrías desde estos momentos. Sin la necesidad de que tengas que estar pendiente de la evolución de los precios casi todos los días. Si no que por el contrario, puedes centrarte en la elaboración de otras estrategias en la inversión, en este caso dirigidas al corto plazo y para disfrutar de las plusvalías en un espacio de tiempo muy corto.

Rentabilidad por dividendo

Uno de los incentivos para abrir posiciones en el Santander es que puedes conformar una cartera de inversión en la renta fija dentro de la variable. Pase lo que pase en los mercados de renta cotizada y que te dará más seguridad en tus expectativas para los próximos años. No en vano, en estos momentos la rentabilidad de su dividendo se está acercando al nivel del 6 %. Un ratio que puede ser muy interesante para tus necesidades de liquidez ya que los pagos son fijos y garantizados todos los años. A través de dos o cuatro cargos a cuenta y en función de la estrategia desarrollada por esta entidad financiera.

Tampoco debemos minusvalorar este aspecto en  la remuneración a los accionista ya que es una forma muy práctica para protegerse de escenarios muy pocos deseados en los mercados de renta variable. Porque de esta forma, podrás compensar las posibles pérdidas que se puedan originar en las inversiones en este banco. Es decir, estas pérdidas nunca serán brutas, si no que por el contrario serán netas. Mientras que por otra parte, siempre dispondrás del capital invertido y estarás en perfectas condiciones para esperar que los precios de las acciones se recuperen en  los próximos años. Este es uno de los motivos por los que esta estrategia en la inversión va dirigida a los pequeños y medianos inversores con un perfil más defensivo o conservador.

Rentable a largo plazo

Con las acciones del Banco Santander tendrás una cosa segura y que es te podrás asegurar algún tipo de rentabilidad tras muchos años de permanencia. Se trata de una apuesta con miras muy altas en cuando a la duración de las operaciones y que en algunos casos muy concretos incluso llega a pasar de padres a hijos y constituirse en una inversión denominada como hereditaria. Es decir, que nunca se ejecuta a través de las ventas y por tanto pasa a la herencia en los hijos, algo muy común en los inversores orientales y muy concretamente los japoneses. Como elemento innovador y hasta cierto punto original de lo que debe ser una inversión en los mercados de renta variable.

Otra cosa bien diferente es que quieras realizar operaciones de trading ya que en tal caso este o es uno de los valores más aptos para esta clase de movimientos que exigen una gran rapidez en la realización de las compras y ventas. Y en donde puedes perder mucho dinero en las operaciones al no tratarse de un activo financiero especialmente destinado a esta clase de movimientos tan especiales en los mercados financieros. Mientras que el gran volumen en su contratación es otro de los denominadores comunes en esta entidad bancaria, al moverse muchos y muchos títulos todos los días en que están abiertos los mercados de renta variable.

De cualquier forma, estás ante una nueva alternativa para adentrarte en el siempre complicado mundo de la bolsa por medio de uno de los valores más contratados por parte de los inversores con todos los perfiles posibles. Y que además ofrece la seguridad de una línea de negocio que está seriamente establecida desde varios años. En donde solo tienes que esperar a realizar las compras a un precio mucho más competitivo que en estos momentos, siendo al fin y al cabo uno de tus objetivos más inmediatos en cualquier plazo y estrategia en la inversión. En donde los resultados del Santander hacen que su precio en bolsa se desplome

Los resultados defraudan

El grupo financiero nacional ha obtenido un beneficio atribuido de 3.732 millones de euros durante los primeros nueve meses de 2019 tras dotar 2.448 millones, principalmente por el ajuste del fondo de comercio de Reino Unido, anunciado el pasado 24 de septiembre (1.491 millones de euros), así como por una provisión adicional por los seguros de protección de pagos (PPI) en el Reino Unido (103 millones de euros) y otros cargos (40 millones de euros).

Esto, además de los cargos por valor de 814 millones anunciados en el primer semestre, principalmente por costes de reestructuración en España y Reino Unido, condujo a una caída interanual del beneficio atribuido durante los primeros nueve meses del 35 %. En donde la nota positiva de estos resultados empresariales vienen del hecho de que el aumento de los clientes permitió un buen crecimiento de los volúmenes, con una subida interanual del crédito y de los recursos de clientes del 4 % y del 6 %, respectivamente, en euros constantes (es decir, excluido el impacto de los tipos de cambio).

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.