¿Qué son los fondos inversos?

fondos inversos Con toda seguridad que hayas escuchado en alguna ocasión el término de fondos inversos pero no sepas en concreto en qué consisten y  para qué sirven. En primer lugar deberás saber que una forma alternativa de inversión muy innovadoras. Y por las cual puedes ganar mucho dinero en las operaciones realizadas en los mercados de renta variable. Contando con una serie de características que los diferencia de otros modelos destinados para la inversión.

Los fondos inversos están basados en los mercado bursátiles, tanto nacionales como de fuera de nuestras fronteras. Se basan en que a medida que las bolsas bajan, sus títulos se aprecian. Replican el comportamiento de los mercados, pero en el sentido contrario. Esa es su gran diferencia con respecto a los restantes fondos de inversión. De esta forma, te permitirán rentabilizar los ahorros con los mercados bajistas.

A medida que las caídas en los mercados de renta variable son más pronunciadas, las ganancias corren a tu favor. Como consecuencia de esta particularidad, son muchos los beneficios que te pueden aportar a la cuenta corriente. Pero si no se cumple este escenario, ten la seguridad que te dejarás muchos euros por el camino.

Fondos inversos: bolsa a la baja

Estos movimientos de las bolsas son recogidos por algunos fondos de inversión que presentan estas singulares características. Pueden ser suscritos en cualquier momento, siempre que la tendencia en la renta variable sea claramente bajista. Es el único requisito que te exigirán en la demanda. Porque por otra tienen la misma estructura de los fondos de inversión de naturaleza tradicional. O sea basado en renta fija, variable o incluso a través de formatos mixtos-

Esta clase de productos financieros son de reciente creación. Para permitir que los pequeños y medianos inversores, como es en tu caso, puedan invertir su dinero en todos los escenarios posibles. Incluso en los más desfavorables como es en este caso en particular. Otra de sus aportaciones reside en que están indicados para los plazos más cortos, y hasta en el medio. Pero no en situaciones de una duración muy prolongada. A diferencia de los otros fondos de inversión que sí que están recomendado para estos plazos máximos.

Si vas a invertir los ahorros en alguno de estos productos destinados para la inversión deberás conocer que no son muy sensibles para importes muy elevados. Más bien lo contrario, ya que no te quedará más remedio que destinar una parte minina de tu presupuesto personal. Con un objetivo muy claro, que no será otro que proteger el patrimonio que destines a la inversión. En especial por los riesgos que contraes al abrir posiciones en algunos de los fondos inversos disponibles en los mercados.

¿Cómo operan?

Otro aspecto que será muy necesario que conozcas a partir de estos momentos es que sus operaciones se realizan sobre índices de la bolsa. No sobre acciones como sería lo normal en otra clase de productos financieros. Están disponibles en la mayoría de índices del viejo continente, incluido el español. También están presentes en otros mercados internacionales, aunque su oferta no es tan amplia, ni la desarrollan todas las gestoras. Entre ellos destaca la bolsa de Estados Unidos.

Destaca otra característica muy importante. No es otra que no están combinados con otros activos financieros procedentes de la renta variable y la fija. Algo habitual en esta clase de productos, como seguramente sabrás si has operado con ellos en un determinado momento. Es algo tan sencillo como que ganarás dinero en función de la evolución bajista de estos índices. Que por otra parte no se mezclan en la cartera de inversión. Inviertes en un solo índice de la renta variable.

¿Cómo pueden contratarse?

contratacion de fondosLos fondos inversores están presentes en la oferta que vienen desarrollando las gestoras desde no hace muchos años. En cualquier caso, bajo una propuesta no muy potente y que puede que no satisfaga tus deseos de inversión. Están disponibles a través de tu banco de siempre. Por medio de aportaciones económicas a partir de 1.000 euros aproximadamente. Desde esta perspectiva, los fondos inversos están adaptados a todos los perfiles de inversión. Y por supuesto que a todas las economías domésticas. No en vano, son de las principales ventajas que te aportarán en su contratación.

Por lo que respecta a las comisiones y gastos de gestión que conllevan estos productos financieros no hay grandes diferentes en relación con los restantes fondos de inversión. Desde este escenario, cuentan con unos porcentajes que se mueven entre el 1% y 1,50% sobre el capital invertido. Distribuido entre varias comisiones: distribución, gestión o de depósito, entre las más importantes. Desde este planteamiento no te requerirán un esfuerzo económico especial en su suscripción.

Otro aspecto a tener en cuenta es que se trata de un producto muy específico, que está destinado para un momento muy puntual de la inversión. No como un fondo de ahorro para muchos años, y muchos para ir creando una bolsa monetaria de cara a la jubilación. Por supuesto que no, entre otras razones porque se perdería buena parte de los ahorros acumulados en este periodo de tiempo. Solamente deben formalizarse los fondos inversos en escenarios muy puntuales de los mercados financieros.

¿Y si las bolsas suben?

Si se cumple este escenario alcista, los partícipes de los fondos perderían mucho dinero, por supuesto más de lo que imaginan. En proporciones ajustadas a las subidas de los mercados de renta variables. De ahí que este producto no sea considerado un modelo de ahorro. Sino más bien un producto coyuntural para salir a flote en las situaciones más adversas para todos los pequeños inversores. A no ser que cometas un error y las minusvalías se instalen gravemente en tu cartera de inversión.

En cualquier caso, puede servir de complemento para otros fondos de inversión que tengas contratados. Ejerciendo de amortización de los movimientos bajistas de los mercados de renta variable. En este sentido, si puede valerte como estrategia muy válida para equilibrar de una forma racionales tus aportaciones económicas. Hasta el punto que más de un inversor lo aplica en sus actuaciones frente a las bolsas de todo el mundo.

Queda otra incógnita por despejar, y que no es otra que dilucidar cuales son los fondos inversos más recomendables para contratar. Pues muy sencillo, aquellos que dependan de los índices bursátiles que más bajen en esos momentos. O en su caso que muestre el peor aspecto técnico posible que invite a tomar posiciones en los modelos habilitados por las gestoras. Independientemente del índice en cuestión. En unos casos puede que sea el francés y en otros el español. Pueden ir rotando con mucha agilidad.

Otros productos similares

otros productos para la inversiónLas posiciones bajistas de los mercados financieros no es monopolio solamente de los fondos de inversión inversos. Hay otra serie de productos que también importan esta estrategia tan singular, aunque con unos planteamientos sustancialmente diferentes. Es el caso concreto de los warrants, que en esta ocasión abre sus posibilidades a otros activos financieros: metales preciosos, materias primas, etc. Y que como novedad con respecto a los fondos inversos, no se reduce a índices de la bolsa, sino igualmente a valores y hasta sectores de estos mercados

Los warrants son muy peligrosos porque suponen contraer un riesgo en las posiciones abiertas. Hasta el punto que si no se tiene la suficiente experiencia, los efectos pueden ser los contrarios. Es decir, perder una buena parte de tu patrimonio. En este sentido, es producto financiero es mucho más agresivo que los fondos inversos. Al igual que más difíciles de controlar, por lo que no son recomendables para un inversor medio como puede ser tu propio caso.

También a través de los fondos cotizados, los conocidos como ETF, recogen esta estrategia de inversión. Pero en esta ocasión bajo planteamientos más defensivos que hace que puedas parar las pérdidas en cualquier momento o situación. Además, las propuestas que te hacen desde estos productos financieros están mucho más limitadas. Será necesario también un cierto aprendizaje en las operaciones desarrolladas bajo estos `planteamientos.

De todas formas, hay una cosa que debes tener muy claro, y es que pueden ganar hasta en los peores escenarios. Solamente te quedará elegir el producto que mejor se amolde a tu perfil como pequeño y mediano inversor. Y espera que los mercados de bolsa caigan pronto, y cuanto mayor sea su intensidad mejor será para tus intereses personales. No en vano, en estas características se basan los fondos de inversión denominados como inversos.

Dispondrás de diferentes estrategias para dirigir la inversión, aunque siempre bajo esta premisa necesaria. Si no es asía, será mejor que se vaya preparando tu cuenta corriente porque desaparecerán muchos euros de su saldo total. Sin que puedas aportar una orden de limitación de pérdidas, como por otra parte ocurre con la compra y venta de acciones en los mercados bursátiles. Es una regla muy importante que tendrás que asumir a partir de este preciso momento.

Tratamiento de estos fondos

La mecánica de estos modelos de inversión requiere de unos procedimientos muy especiales. Se contratarán como complemento a otra clase de inversiones. Bajo cuantías no muy exigentes que pueda provocar más de un problema a sus titulares. Otra de las características que presentan  estos fondos es que son muy coyunturales. Solamente son válidos para momentos muy puntuales.

Su oferta no es tan amplia como con otros fondos de inversión. Como consecuencia de ello, son diseños muy parecidos entre ellos que no dotan de una pluralidad en las decisiones. Por otra parte, en algunos casos es necesario el cambio de divisa para ser partícipe de sus títulos. Con una penalizaciones en las comisiones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *