Los dividendos son cada vez menos rentables, ¿está pasando algo?

dividendosNo están atravesando por un buen momento los pequeños y medianos inversores que decantan sus operaciones en la renta variable hacia valores que remuneran a sus accionistas con un pago por dividendos todos los años. Con un rendimiento que en sus mejores momentos ha llegado a acercarse a niveles del 10%. Pero parece que esta tendencia en esta retribución ha llegado a su punto más alto. Tal y como podrás comprobar a través de este artículo.

Los dividendos forman parte de una estrategia de inversión muy especial que tiene como principal objetivo, además de dotarse de liquidez, disponer de una renta fija dentro de la variable. Independientemente de cual sea la evolución del precio de las acciones en los diferentes mercados financieros. Porque en efecto, esta operación la puedes efectuar tato en la bolsa española como fuera de nuestras fronteras. Aunque con unos efectos fiscales que mostrarán alguna que otra variación en tus cuentas personales.

Por lo que respecta al índice de referencia de la renta variable nacional, hay un buen ramillete de empresas cotizadas que aplican esta estrategia empresarial. Para dar salida a los beneficios que obtienen  a través de sus respectivas líneas de negocio. Con un reparto muy generoso en algunos casos. Mientras que en todos superan la rentabilidad de los principales productos bancarios destinados para el ahorro (imposiciones a plazo, pagarés bancarios, deuda pública, etc.).

Dividendos: rebaja del interés

De todas maneras no son buenos momentos para los inversores que opten por esta estrategia para invertir sus ahorros. Es cierto que tienen muchas propuestas para rentabilizar su patrimonio. De toda clase y naturaleza. En buena parte de los valores que cotizan en la bolsa españolas, independientemente de sus sectores y de su grado de capitalización. Pero ya no con los retornos de antaño. El motivo principal se debe a que el pago de dividendos se ha reducido en el tercer trimestre del año un 4% con respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos proporcionados por Henderson Global Dividend Index.

Hasta el punto que el número de empresas que se encargaron de repartir sus dividendos entre los accionistas bajo su volumen monetario hasta la cifra de 281.700 millones de dólares en los últimos meses de este ejercicio. Como podrás comprobar, se trata de la cifra más baja desde el segundo trimestre de 2015. Esto en la práctica significa que tendrás menos liquidez en tu cuenta corriente a partir de estos momentos por este concepto.

Uno de los motivos de este nuevo escenario que se presenta desde ahora en la renta variable es una caída en los dividendos extraordinarios. Algo que te debería ser indiferente para poner de manifiesto tu interés por los valores de la bolsa que reparten esta retribución. Pero sí en cambio el hecho de que está produciendo una ralentización en estos pagos a cuenta. No en vano, ya habrás tenido la ocasión de confirmar esta tendencia a través de algunos valores en los que has tomado posiciones durante este complicado ejercicio bursátil.

¿Y en otros mercados internacionales?

mercadosTodos estos datos corresponden a la renta variable de Estados Unidos. Pero tiene una extrapolación también a los mercados europeos, y por supuesto al español que es el que más te interesa en estos momentos. Llegando su incidencia incluso hasta los mercados emergentes que ha visto como en los últimos años han visto ver un descenso más que apreciable en la rentabilidad media de sus dividendos. En concreto con un decrecimiento en torno a siete puntos porcentuales. Porque en efecto, las compañías chinas están recortando su remuneración al accionista. Pero en especial, destaca en el sector bancario, debido a un descenso en los beneficios de las entidades financieras asiáticas.

Desde esta perspectiva totalmente objetiva se puede decir que a partir de ahora no te será tan rentable optar por los dividendos en los mercados de renta variable internacionales. O al menos no con la facilidad de anteriores ejercicios. Será una pista más o menos fiable para que enfoques tu estrategia de inversión a partir de estos momentos. No en vano, el retorno a tus ahorros será menor a partir de ahora en estos mercados financieros. Sin que se sepa cuando pueden volver a subir y puedas abrir posiciones en algunos de sus valores.

Los dividendos en España

Pero seguramente lo que más te preocupa es lo que pasa aquí, en los mercados nacionales que es donde realices tus operaciones en bolsa habitualmente. Pues bien, la tendencia no es la misma que en los anteriores casos, ni mucho menos ha llegado todavía a esos niveles de caídas  en sus beneficios. Sino todo lo contrario, ya que el estudio de Henderson pone de manifiesto que los dividendos en Europa en este tiempo ascendieron a 19.000 millones de dólares, lo que supone un aumento del 15,9% interanual debido a los cambios en el índice y las variaciones temporales en España.

Pero no en todos los casos es siempre así, como pueden constatar algunos pequeños y medianos inversores por su propia experiencia en los mercados financieros. En muchos casos dependerá de la compañía elegida para optar por esta retribución al accionista tan popular entre los ahorradores más conservadores o de naturaleza claramente defensiva.

Desde esta perspectiva que presenta esta modalidad de la renta variable nacional, algunos analistas muy importantes del mercado aluden a que las empresas españolas que cotizan en la bolsa tienden a distribuir de forma más homogénea a lo largo de todo el año, a diferencia del resto de Europa. Así se pone de manifiesto, tras los resultados presentados indican que la remuneración en España ascendió a 6.200 millones de dólares. Lo que significa casi un tercio más con respecto a los pagados en el continente europeo.

Mejores rendimientos por dividendos

En lo que se refiere a la renta variable doméstica, hay que indicar que cuenta con un importante valor que genera un retorno de los más altos del mercado financiero. En contraposición a este buen dato, hay que resaltar la caía en la rentabilidad de los dividendos de la petrolera Repsol, con un porcentaje del 4,7%. También destaca la excelente evolución de todas las empresas dedicadas a la electricidad, que oscilan en márgenes de van del 3,50% al 7,50%. Liderando la clasificación por esta remuneración que reciben los accionistas todos los años.

Otro dato que incide en que este pago sea superior que en otras áreas geográficas se debe fundamentalmente a los notables resultados obtenidos en Europa y que hacen que el crecimiento subyacente de los dividendos supere a otros mercados financieros durante este año. Además, con una amplia y extensa oferta que hace que puedas elegir entre las muchas propuestas que te ofrece la renta variable española.

Para que constates esta tendencia que está llevando el pago por dividendo en nuestro país, basta que compruebes cuál es su incidencia con respecto a otros países de en su entorno más cercano. De esta forma, dentro de la zona euro, es la República Checa quien muestra los retornos más altos por este concepto. Con un pago que genera un tipo de interés un poco más alto al 5%, mientras que España se encuentra en el grupo de los principales remunerados de este pago a los accionistas, con un rendimiento del 4,10%. En sintonía con los ofrecidos por el índice de referencia del continente, el Eurostoxx, y por encima de países  con un peso específico en los mercados de renta variable, como en el caso concreto de Francia, Italia o Alemania.

¿Cuándo se cobran?

cobroUna de las características de los dividendos en la bolsa es que pueden cobrarse en diferentes periodos, en función de la política retributiva de cada compañía cotizada. Normalmente el periodo elegido por las empresas es semestral o anualmente. De todas formas, no faltan sectores – como el bancario – que se decantan por un pago trimestral. Es decir, cuatro veces durante cada ejercicio. Para que puedas disponer de una mayor liquidez en tu cuenta corriente para afrontar ciertos pagos que deberás asumir en estos periodos.

Se cobran bajo una mayor flexibilidad en sus abonos. Puedes recibirlos directamente en los plazos aprobados por las compañías. O por el contrario reinvertirlos en la compra de nuevas acciones para dar mayor potencia a tu inversión. Como consecuencia de esta estrategia de inversión tan especial, estarás en plena disposición para incrementar el rendimiento a tus ahorros. Se trata de una técnica que puedes desarrollar en especial si te diriges al medio o largo plazo.

También deberás tener en cuenta que algunas empresas de la bolsa española han retirado los dividendos dentro de su política retributiva. Como consecuencia de la bajada de beneficios derivados de la crisis económica a partir del año 2007. Provocando, por otro lado, la  salida de muchos pequeños y medianos inversores de las posiciones de estos valores. Afectado también a la cotización de sus precios en los mercados financieros. Hasta niveles de los más bajos de los últimos años.

Desde esta perspectiva, los dividendos puede seguir siendo uno de los alicientes para que sigas a partir de estos momentos en la renta variable. No en vano, ofrece un retorno a los ahorros superiores a los de los productos bancarios basados en la renta fija (imposiciones a plazo, pagarés empresariales, bonos, obligación y letras del Estado, entre los más importantes. Cuya remuneración rebasa a duras penas el nivel del 0,50%. Como consecuencia del abaratamiento del precio del dinero por la política impulsada desde el Banco Central Europeo (BCE). Provocando que muchos ahorradores hay desviado sus aportaciones económicas, de la renta fija a la variable. De forma masiva en algunos casos.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *