Los bancos es el sector más castigado en la bolsa

La inestabilidad que está viviendo estos días los mercados en Italia y España está castigando duramente a los valores del sector bancario. Prácticamente sin excepción y con uno niveles de ventas que llama la atención a los analistas financieras. Hasta el punto de que no se descartan más recortes en los precios durante los próximos días. En cualquier son muchos los millones que han perdido los inversores que tienen abiertas posiciones en estas propuestas de la renta variable. En donde las ventas se están imponiendo claramente sobre las compras. Con un volumen de negociación muy elevado lo que indica la veracidad de estos movimientos.

Mientras en pocos días, el índice selectivo de la bolsa española, el Ibex 35, se ha dejado cerca del 4 %, son los valores representados por los bancos los más perjudicados. Entre otras razones porque su comportamiento está siendo pero que los restantes segmentos bursátiles. Con descensos en algunos casos por encima del 5 %. Esto indica que no es un buen momento para decantarse por los bancos en un momento tan tenso por parte de los mercados financieros. En donde los nervios están a flor de píe y en cualquier momento puede llegar el pánico de continuar la actual tendencia de los mercados.

No solo son los bancos españoles los que están cayendo con fuerza en estos días de muchas incertidumbres. Sino que por el contrario, esta corriente vendedora está también afectando a los del viejo continente, aunque sin tanta intensidad como en los nacionales. Se trata de un sector que está perdiendo soportes de especial relevancia y que anuncia caídas adicionales en los próximos días o semanas. En donde lo más práctica es estar al margen de sus posiciones. El menos durante un periodo de tiempo más o menos duradero.

Bancos: debilidad en su tendencia

Si por algo se caracteriza la evolución de los bancos españoles en estos momentos es sin duda por su fuerte deterioro técnico y a pesar de que algunos de ellos cuenten con un alto potencial de crecimiento al medio y sobre todo largo plazo. Pero en las operaciones rápidas debe evitarse una exposición que en estos momentos es claramente innecesaria. Son más los riesgos que los beneficios que pueden generar sus posiciones abiertas. Con el riesgo de perder una buena parte del capital invertido. Más allá de otras consideraciones técnicas y hasta desde el punto de vista fundamental.

Las recomendaciones de los analistas financieros son muy claras en estos precisos momentos: vender, vender y vender. Y si so se está expuesto a esta clase de valores la mejor estrategia en la inversión pasa por esperar. Porque sin duda que habrá oportunidad de comprar sus acciones a precios mucho más competitivos que los que muestran en estos momentos. Como consecuencia de este escenario, el primero que encontrarán los pequeños y medianos inversores es una mayor posibilidad para incrementar sus ganancias. Eso sí, una vez se hayan calmado los mercados de renta variable. Algo que por ahora es harto complicado aunque habrá que estar atentos a comprobar su evolución.

Bankinter apunta a una mayor diversificación

Por aspecto técnico el que muestra un mejor aspecto es de los representantes de la banca mediana como es Bankinter. No en vano, ha cerrado los tres primeros meses de 2018 con un beneficio neto de 143 millones de euros, y con un beneficio antes de impuestos de 195,9 millones. Estos datos representan un crecimiento del 15 %, y  del 14,2 %, respectivamente. Por lo que respecta al índice de morosidad que presenta esta entidad bancaria es del 3,40 % desde el 3,90 % del año pasado. En cualquier caso, ha sufrido una mejora técnica en los últimos meses que ha animado a muchos inversores a abrir posiciones en este grupo financiero, aun con los riesgos que conlleva esta clase de operaciones.

Se trata de un valor más defensivo dentro del sector bancario y que no ha sido tan castigado durante estos días de inestabilidad política y económica en los países periféricos de la zona euro. De todas formas, es una propuesta que acumula ciertos riesgos porque al final todos los bancos se depreciarán con respecto a la conformación de sus precios. Aunque los movimientos de Bankinter desde luego que no son los más violentos de todos. Sino que se mueven con una mayor moderación.

Bankia: menos expuesto al ladrillo

Otro de los puntos de referencia en la renta variable española es Bankia por sus especiales características. En este sentido, cabe recordar que la antigua caja de ahorros madrileña ha obtenido un beneficio neto de 229 millones de euros en el primer trimestre del año. ¿Cuáles son sus puntos fuertes con respecto a la competencia? Pues básicamente que cuenta en estos momentos con una menor morosidad y exposición al ladrillo. Esta juega a favor de una prudente toma de posiciones en el valor, porque no puede olvidarse que está inmerso en el peor de los sectores en la última semana.

Desde luego que Bankia ha reportado muchos beneficios para los pequeños y medianos inversores en los últimos años. Pero precisamente por este motivo corre más riesgo de que sus correcciones sean más violentas que en los restantes valores del sector bancario. Una razón más que suficiente como para estar fuera de sus posiciones durante un buen espacio de tiempo. No en vano, algunos analistas financieros consideran que su precio está sobrevalorado en estos momentos. Porque cotiza bajo una presión compradora que cada vez es menos intensa.

Santander ha deteriorado su aspecto técnico

Por lo que respecta a la entidad financiera que preside Ana Patricia Botín las perspectivas no son para nada halagüeñas. Esto se fundamente en que hace pocos días ha perdido el rango lateral que formaba durante los últimos doce meses. Y que estaba representado en niveles de 5,1 euros, y que a partir de estos momentos pasa a convertirse en importante resistencia de medio plazo. Otro de los aspectos que juega en contra de un posicionamiento en el Banco Santander es que también ha experimentado un fuerte repunte de volatilidad. Con amplias diferencias entre sus precios máximos y mínimos.

Por el contrario, tampoco podemos olvidar que este grupo financiero es uno de los más potentes del mundo y eso debe ayudar a sus caídas estén mucho más controladas que en otros grupos bancarios. Este es un factor que puede ayudar a que los pequeños y medianos inversores puedan seguir teniendo confianza en estas posiciones. No en vano, ha ofrecido una gran estabilidad en los últimos meses, aunque ahora el escenario es sustancialmente diferente. Es lo que ofrece a los inversores esta propuesta que está en las quinielas de todos los analistas financieras.

BBVA con incertidumbres a alto nivel

El valor más errático del sector de los bancos españoles es sin duda BBVA. Por una razón más que convincente y es que se encuentra en mínimos anuales. Este es un factor que puede inducir a que puedan continuar las ventas a medio plazo debido a la debilidad que muestra su cotización y que indican que todo puede ir a peor. Algo que no juega como para que se impongan las compras a partir de estos momentos, y que será valorado con un importante análisis por parte de los inversores minoristas. Más allá de otras consideraciones fundamentales que deberás valorar en estas semanas.

Uno de los escenarios más probables que puede desarrollarse es que las acciones de BBVA es que sus precios estén inmersos en un canal bajista. Para que el valor de sus acciones se estén moviendo en niveles de entre en los 5,60 y los 5,32. Siempre y cuando la tendencia de los mercados financieros sea bajista durante las próximas semanas. En cualquier caso, se trata de una decisión muy complicada de tomar ante el momento coyuntural que vivimos. Aunque en los últimos días, las acciones de BBVA se han caracterizado por mostrar un alto volumen de contratación.

¿Qué pueden hacer los inversores?

En este escenario que se plantea a partir de estos momentos la mejor decisión será dirigirse a otros valores de la bolsa española. Siempre y cuando el contexto de los mercados financieros sea como el actual. Y este en bolsa nunca puede asegurarse, tal y como tú mismo sabrás. En cualquier caso, una de las opciones que tienes es aprovechar los rebotes para rentabilizar los ahorros. En una clase de operaciones muy al corto plazo y que serán muy parecidas a las desarrolladas en la misma sesión bursátil. No obstante, corres el riesgo de quedarte enganchado en las posiciones abiertas.

Desde luego que una de las estrategias más eficaces y seguras a la vez se sustancia a través de la contratación de otros productos financieros. Como por ejemplo, fondos de inversión basados en activos financieros más fiables que los valores de bolsa. Como puede ser el caso de las materias primas o incluso desde posiciones fundamentadas en la volatilidad de los mercados financieros. En donde puedes tener mayor recorrido al alza en un periodo de gran incertidumbre económica. Al menos puedes intentarlo desde unas posiciones más conservadoras o por el contrario con un capital menor del que venias moviéndote en estos días.


2 comentarios

  1.   DavidFoeda dijo

    Xfefegrhrfhr

  2.   creditea dijo

    pues lo veo más que normal, los bancos ya han dejado de generar confianza, de hecho si hubiese alguna alternativa a las cuentas corrientes iba a contratar algo en un banco pirri, de hecho hasta los préstamos los hago con creditea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.