Todo lo que necesitas saber sobre Telefónica y los grandes valores

telefonicaLas antiguas matildes de la bolsa española, Telefónica, es uno de esos valores que no deben faltar para conformar tu cartera de inversión para los próximos meses. Por muchas y diversas razones. Entre ellas destaca que es uno de los valores de referencia del Ibex 35. Aporta una cierta estabilidad y cuenta con un potencial de revalorización muy importante a través de sus actuales precios. Hasta el punto que su precio objetivo, en opinión de los más importantes analistas de la renta variable, está en torno a 13 o 14 euros por acción. Con un punto de partida en estos momentos cercano a nueve euros. Será uno de los alicientes que tengas para comprar sus acciones.

La mala noticia para los pequeños y medianos inversores, como es en tu propio caso, se apoya en la rebaja de este pago que las empresas abonan en la cuenta corriente de todos sus accionistas. Esta medida restará atractivo a los pequeños accionistas que deseen abrir posiciones a partir del próximo año. En especial, cuando es uno de los valores que encabezaban la lista por lo que respecta al rendimiento de los dividendos. Esta decisión ha sido motivada por necesidad de rebajar la deuda que tiene la empresa líder en este sector.

Sin excesivas oscilaciones como una de sus principales características. No en vano, se trata de un valor que no genera grandes cambios en su cotización. En consonancia con los que marca el índice de referencia de la bolsa española. No en vano durante los últimos años se ha movido en una franja que ha oscilado entre 9 y 14 euros por acción. Uno de los motivos para este escenario es que cuenta con un notable núcleo de pequeños inversores. Moviendo muchos títulos en cada sesión bursátil.

Telefónica: un blue chip

valoresUna de las características de esta empresa es que conforma el selectivo grupo de los blue chips. O lo que es lo mismo, los cinco valores más importantes de la bolsa española. De esta forma, es el punto de referencia de muchos fondos de inversión y planes de inversión para constituir su cartera de inversión. Como consecuencia de esta particularidad le aporta una gran estabilidad para cotizar en los mercados financieros. Hasta el punto de constituirse en uno de los valores con mayor presencia en los mercados internacional, con especial situación en las europeas.

Tal es su importancia en el índice selectivo español que su evolución depende en gran relevancia de cómo cotizan sus títulos. Si la bolsa nacional es alcista, en la mayoría de las ocasiones se debe al impulso en el precio de esta empresa de telecomunicaciones y viceversa. Se trata del impulsor y depresor de la renta variable española. Hasta el punto de ser completamente decisivo para conformar la tendencia. Por supuesto que más decisivo que otra serie de valores de indudable interés para los pequeños y medianos inversores.

Sectores: la banca siempre presente

Si eres inversor será hasta cierto punto habitual que concentres tus operaciones en bolsa en los valores procedentes del mercado nacional, a través de todos sus sectores bursátiles. Ya que podrás ahorrarte unos cuantos euros en las comisiones que se aplican para abrir las posiciones. Además será un mercado financiero al que estarás más habituado, no solamente por los movimientos de las acciones, sino por el mayor conocimiento de los valores que cotizan en sus índices bursátiles. No en vano, serán más cercanos al perfil que presentes como inversor minorista.

Como consecuencia de este escenario te será mucho más fácil optimizar las operaciones que desarrolles en la renta variable española. Serán más cercanos a tus intereses, pero lo que es aún más importante, tendrás mayores mecanismos de autodefensa para proteger tus ahorros. Aunque en cualquier caso deberás tener presente que la bolsa española se fundamenta en tres sectores muy determinantes para su economía nacional. ¿Quieres saber de cuáles hablamos? No te quedará más remedio que ser receptivo a estas conclusiones

Otros sectores muy relevantes

bancosSin duda el más importante, y del que depende la evolución del Ibex 35. Están representados los grandes bancos de nuestro territorio. Desde los de mayor capitalización (BBVA, Santander o Caixabank), hasta los de mediano negocio, y que están representados por el Banco Popular o Bankia, entre otros. También están presentes los pequeños grupos bancarios, aunque para ello tengas que acudir al mercado continuo nacional. Son valores relativamente estables, y que reparten dividendos entre sus accionistas.

Las compañías eléctricas son otras que cuentan con con mayor peso específico que en otros índices europeos. Cuentan con una de las ofertas más amplias del actual panorama de la renta variable. Endesa, Iberdrola, Gas Natural, Red Eléctrica o Enagás son algunas de las propuestas por la que puedes decantarte sino deseas verte involucrado en movimientos de gran volatilidad, ni tan siquiera en los momentos más desfavorables para la renta variable en general.

Ambos segmentos bursátiles ofrecen oportunidades de compra con gran regularidad. Con la ventaja añadida que te ofrecen muchas opciones en donde invertir tus ahorros. Por encima de otros sectores no con tantos representantes en el índice selectivo nacional. Este es uno de los principales motivos que tienes para optar por alguno de estos valores. Por otra parte, proporcionan un dividendo por acciones que en muchos de los casos supera los niveles del 5 %, a través de pagos trimestrales o semestrales, en función de la política retributiva de cada empresa.

Empresas vinculadas al sector turístico

Quizás no estén representadas conforme al papel que ejercen en la economía española. Pero están ahí, y pueden recoger los buenos datos que ofrece todos los años el turismo nacional. Si deseas inclinarte por esta propuesta en la bolsa, tendrás a NH Hoteles, Sol Melia o Amadeus. Son valores muy sensibles a los flujos turísticos, tanto en el territorio nacional, como en otros destinos turísticos. Y que tienen en el verano el período en donde se intercambian mayor número de títulos.

Desde luego que es cierto que sus representantes no son tan numerosos que en los sectores de la bolsa ya expuestos. Este hecho quita alicientes para conformar tu cartera de inversión a partir de estos momentos. En algunos casos, con importantes potenciales de revalorización. Porque con cierta regularidad sus precios quedan atrasados en sus subidas durante los periodos de alzas en los mercados financieros. Aunque los dividendos que reparten entre los accionistas no son tan sugerentes como en las anteriores propuestas. Porque en efecto, raramente superan los márgenes del 5 %. Con una rentabilidad que no es llamativa como para inclinarse por alguno de estos valores.

Poco peso del sector de la alimentación

alimentaciónQuizás una de las decepciones de la bolsa española viene representada por los valores de las empresas de alimentación. No representan la realidad de las empresas españolas. Hasta el punto de limitarse a algunas empresas cárnicas y algún que otra compañía de distribución en los productos para la alimentación. Incluso buena parte de las propuestas tienen muy poco peso específico sobre el índice general. Porque están integradas en sectores minoritarios y destinados a los valores de pequeña y mediana capitalización.

También hay un grupo de empresas de la alimentación que son realmente conflictivas para tus intereses como inversor. Uno de los casos más relevantes es el de la productora de aceite Deoleo. Porque en efecto, si hubieses tomado posiciones en este valor hace cinco años, habrás perdido gran parte del capital invertido. Como consecuencia de los problemas generados en la empresa y que han llevado a cotizar sus acciones por debajo de 0,20 euros. Sin remedio para enmendar el error de tu decisión.

Los supermercados, por su parte, están representados por único valor que es Día. Uno de los que mejor comportamiento ha tenido durante los últimos años. Con gran afluencia de las posiciones compradoras que se han impuesto claramente sobre las vendedoras. Con una mejora sustancial con respecto a su valor de hace varios años. Esto ha generado que sea una apuesta fija en las apuestas de muchos inversores minoristas. También con el gancho de ofrecer un dividendo a sus accionistas.

En petróleo, Repsol y poco más

Por lo que respecta al sector del oro negro, tan importante en los mercados financieros internacionales, aquí no tiene su mayor exposición. Se reduce a un valor tan importante como es Resol, pero son demasiadas alternativas para tomar posiciones en la renta variable. Es cierto que su importancia en la bolsa española es de gran importancia. Pero ha estado bajo una tendencia bajista como consecuencia del descenso en el precio de crudo durante los últimos años. Hasta el punto que ha llegado a tantear el nivel de los siete euros por acciones. Aunque en estos momentos está estabilizado en niveles de entre 12 y 14 euros.

Pero más allá de esta empresa petrolífera, poco tienes que hacer. No dispones de alternativas reales para invertir en este sector. No tendrás más remedio que dirigirte a los mercados de otros países. En este caso sí, tendrás muchas más posibilidades de encontrar más de una propuesta para impulsar tus estrategias de inversión. Con empresas muy diversificadas en cuanto a su modelo de negocio. Para que de esta manera, puedas elegir entre varias opciones. Tal y como ocurre con otros sectores de la renta variable. En uno de los grupos más dinámicos que tienes ante ti en estos momentos.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario