Todo lo que pudiste preguntar sobre la bolsa

preguntarEl sector de la construcción en España se está convirtiendo de nuevo en uno de los más activos de la economía. Preguntar sobre esta actividad es algo habitual entre los españoles. No en vano, el mercado de compra y venta de pisos se ha activado con fuerza, ayudado por las condiciones que presentan los principales créditos hipotecarios. Puedes encontrarte con diferenciales por debajo del 1%. Es decir, tendrás que pagar menos en tus cuotas mensuales. Este escenario está ayudando a que los ahorradores empiecen a interesarse de nuevo por los valores del sector inmobiliario en la renta variable.

Esta tendencia está contrastada por los buenos datos del sector inmobiliario durante este ejercicio. Porque en efecto, su reactivación está generando que se hayan incrementado el número de contratos para adquirir una vivienda en estos últimos meses. El Índice de Precios de Vivienda (IPV) correspondiente a 2016, que ha difundido el Instituto Nacional de Estadística (INE), pone de manifiesto que las operaciones han crecido en este periodo el 3,9%. 

Poniendo de relieve el mayor dinamismo que está registrando la actividad económica en nuestro país. Desde este escenario, ¿qué estrategias puedes realizar para rentabilizar tus ahorros a partir de estos momentos? Pues varias y de diversa naturaleza, y en donde algunas de ellas te las expondremos a continuación.

Preguntar sobre la construcción

construcciónEl índice de referencia de la bolsa española, Ibex 35, presenta una potente oferta de compañías vinculados al sector de la construcción. ACS, OHL, Acciona, Sacyr, FCC o Ferrovial son algunas de las propuestas a la que puedas optar para comprar sus acciones. Son empresas de gran capitalización que están desarrollando unos movimientos muy interesantes durante las últimas semanas. Como consecuencia de esta tendencia pueden ser objeto de las primeras compras selectivas para conformar tu cartera de inversión de cara al próximo ejercicio.

Otros de los alicientes que generan estos valores que te garantizan un abono fijo todos los años en concepto de dividendos. No son los más altos, pero supone una fuente de ingresos adicionales que te ayudar a solucionar tus problemas de liquidez. Con un reparto de este pago, que normalmente es semestral o anualmente. En concreto, muchos de estos abonos se ejecutaran entre los accionistas durante las próximas fiestas navideñas. Es una estrategia que puede conformar una renta fija dentro de la variable, e independientemente de cómo coticen sus acciones en los mercados financieros.

Se denominan chicharros a los valores de la bolsa española que corresponden a compañías de pequeña capitalización que mueven muy pocos títulos en el mercado. Siempre bajo una oscilación muy fuerte en sus precios. Mientras el índice selectivo nacional se está dejando en este año casi el 10%, algunos valores menores están obteniendo unos rendimientos por encima de lo normal. Son chicharros que se han apreciado durante este periodo por encima del 50%. Compañías como Amper, Tecnocom o Dogi se han disparado en la valoración de sus acciones hasta niveles inimaginables hasta hace pocos meses. No en vano, lideran el ranking de rendimiento de la renta variable española.

¿Pero hasta qué punto pueden ser objeto de tus estrategias para operar en los mercados?  Pues bien, podrás acceder para conseguir las más altas plusvalías a tus ahorros. Pero a la vez dejarte muchos euros por el camino. Si deseas importar con mayor responsabilidad en estos movimientos, no te quedará más remedio que dilucidar cuales son algunas de sus características más acusadas.  Con la finalidad de mejorar la posición en tus cuentas personales. Conociendo que aportaciones te ofrecen para incentivar tus ahorros.

Chicharros: oscilaciones extremas

Sin por algo se distinguen los valores considerados como chicharros es porque la diferencia entre su precio máximo y mínimo es muy acusada. Por encima de las cotizadas más tradicionales del mercado. Estas diferencias pueden llegar a un 10% en una misma sesión bursátil. Incluso con márgenes más elevados en las propuestas más agresivas. Con cierta frecuencia podrás abrir y cerrar posiciones dentro de la misma jornada de renta variable. Con un poco de suerte, con un retorno claramente positivo para tus interese personales.

La alta volatilidad en sus precios incide en que sean valores muy sensibilizados para obtener más  beneficios. En buena parte de las operaciones tras haber desarrollado giros de vital importancia para alcanzar los objetivos. Dotando  de una mayor eficacia a tu cartera de valores. Aunque sea a través de movimientos que pueden crearte una confusión en los planteamientos que formalices en la renta variable.

Debes de tener un especial cuidado en su contratación ya que sus alzas en los mercados financieros son propiciadas por movimientos en su línea de negocio. Y que de no cumplirse puede llevar a que el precio de las acciones se desplome hasta niveles muy peligrosos para tus intereses como pequeño inversor.

Los dividendos es un pago que hacen efectivo las empresas a sus accionistas como consecuencia de los beneficios generados por sus líneas de negocio. También es una de las variables en la que se fijan miles y miles de inversores para conformar su cartera de inversión. Esto es así porque ofrecen un rendimiento que oscila en una franja que va del 3% al 8%. Pero lo más interesante para tus planteamientos es que puedes utilizar diferente estrategias para beneficiarte de este pago que proporcionan algunas de las empresas que cotizan en los mercados de renta variable. Seguramente estés deseando conocerlas para llevarlas a la práctica a partir de estos momentos.

Dividendos: renta fija en la variable

dividendosUna de las estrategias preferidas por los ahorradores es constituir a través de los dividendos una renta fija dentro de la variable. Independientemente de su cotización en bolsa. Te ofrecerá una rentabilidad superior a la generada desde los principales productos bancarios (depósitos a plazo, cuentas remuneradas, pagarés, etc.). Estos modelos de ahorro raramente sobrepasan el 0,50% en su rendimiento. Además, a través de los dividendos tendrás unos ingresos fijos y garantizados todos los años. Ayudando a mantener la liquidez de tu cuenta corriente, por encima de otras consideraciones.

Otro de los comportamientos que puedes tener con estos pagos regulares es aprovechar las alzas que experimentan sus acciones los días previos a su abono para desprenderte de la inversión. Se trata de una estrategia más sofisticada que utilizan con cierta frecuencia los inversores con mayor experiencia en los mercados financieros. No buscan este rendimiento, sino lo que desean es rentabilizar sus operaciones a toda costa. Incluso sobre esta remuneración a la que tienen derecho pero que no ejercen en ningún momento.

Otra variante a la que puedes llegar es más clásica. Consiste en esperar a que los precios recuperen de nuevo sus niveles previos, una vez descontados del pago del dividendo. Pasarán unas cuentas semanas hasta que esto ocurra. Pero en cualquier caso venderás tus acciones solamente con los beneficios del rendimiento de los dividendos. Es decir, que en la inversión directa que habrás realizado no habrás obtenido ninguna rentabilidad. Es una de las formas más eficaces que dispones para optimizar el pago de esta retribución que te proporciona la renta variable. Aunque no tenga que ver mucho con lo que es la inversión pura y dura.

Bajo esta curiosa denominación se engloban una serie de valores de la renta variable que se caracterizan principalmente porque van creado una bolsa de ahorro entre sus inversores. Esto se debe a que son empresas sólidamente consolidadas, que muestran avances en su cotización casi todos los años. No esperes que sean bajo unos márgenes muy espectaculares, sino que al contrario sus apreciaciones son lentas pero seguras.

Como consecuencia de estas especiales características son muy recomendables para un perfil de pequeño inversor muy bien definido. Defensivo, no le gusta arriesgar su dinero en exceso y el plazo de permanencia de sus operaciones va al medio y largo. Llegados a este momento, con toda seguridad que estés planteado cuales son los valores que mantiene esta peculiaridad. Pues bien, no te preocupes porque te vamos a ofrecer a continuación algunos de los valores que cumplen con esta función.

Valores: Inditex o su fiabilidad

inditexLa empresa textil española es uno de los valores hucha por excelencia. Aporta unos resultados empresariales cada vez mejores en cada trimestre. Esto hace a que su precio se vaya revalorizando progresivamente, aunque sin estridencias propias de otras propuestas en la renta variable. Si abres posiciones en esta empresa, será una forma de desarrollar una bolsa de ahorro muy eficaz de cara a los próximos años. No en vano, los riesgos son menores que los que presentan otros valores del mercado financiero nacional.

Si deseas una oferta más plural para conformar tu cartera de inversión a través de los valores hucha no tendrás más remedio que dirigirte a este importante sector de la renta variable española. Dispones de una amplia gama de empresas que ofrecen rendimientos anuales con cierta regularidad. Incluso en los escenarios más desfavorables para las bolsas se comportan mejor que los restantes.

Además, presentan otro importante incentivo para que compres sus acciones. No es otro que los sugestivos dividendos que ofrecen a todos sus accionistas. La rentabilidad puede llegar hasta niveles del 8%. Por encima de los que te ofrecen los principales productos para el ahorro. Uno de los ejemplos más característicos de estos valores lo representa Enagás. Prácticamente sube casi todos los meses. Bajo pequeños porcentajes, pero sin desfallecer en su tendencia alcista. Con correcciones puntuales en sus precios, pero muy leves en su intensidad.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario