Lluvia de dividendos con el inicio del verano

Llega de nuevo el verano y es precisamente en los meses de junio y julio donde el reparto de dividendos llega a su mayor apogeo del año. Con innumerables empresas cotizadas que se van a encargar estos días para dar esta retribución a los accionistas. Puede ser una de las excusas para que algunos de los perfiles de los pequeños y medianos inversores decidan entrar en los mercados de renta variable y captar esta interesante punta de liquidez. Hasta el punto de que pueden obtener un tipo de interés de hasta el 7 %. En un momento de indefinición por parte de los mercados financieros.

El cobro de estos dividendos pueden venirte muy bien estos meses ante los gastos que deberás afrontar en tus próximas vacaciones. Hasta el punto de que se constituirá en un ingreso adicional para que no tengas que sufrir en exceso en el saldo de tu cuenta de ahorro. Desde luego que tienes muchas opciones en donde escoger para las próximas semanas. Desde los valores más conservadores a otras opciones más agresivas en donde puedes llegar a mejorar tú cuenta de resultados a partir de estos momentos.

En cualquiera de los casos, el cobro de estos dividendos se conforma como un instrumento que dispones en estos momentos para dotarte de liquidez ante los meses de verano que tienen que llegar. Se trata de una remuneración fija que puedes elegir en función de la estrategia realizada por cada compañía cotizada y que se verá potenciada por una posible rentabilidad en el precio de sus acciones. No en vano, este es otro de los factores que tienes que considera a partir de estos momentos. No solamente el dinero que cobrarás por los dividendos, si no el interés que te puede generar tener abiertas las posiciones en algunos de estos valores a partir de estos momentos.

Empresas que reparten dividendos

Esta retribución al accionista tiene en estos meses del verano su máximo esplendor. Son precisamente las compañías vinculadas con la electricidad y la energía las encargadas de llevar a los accionistas este pago. Como por ejemplo, Enagás, Gas Natural, Iberdrola, Endesa o Red Eléctrica Española. Ejercitarán entre junio y julio este cargo a cuenta de los accionistas y bajo y una cuantía que va desde el 3 % y a un máximo de casi el 8 %. De todas, el dividendo lo distribuyen en dos pagos anuales, uno de los cuales se formaliza en este periodo mientras que el restante se hará efectivo a finales de este mismo ejercicio.

Por otra parte,  se trata de un sector en la renta variable nacional bastante estable y que no sufre excesivas cambios de tendencias. En donde desde luego que la volatilidad no es uno de sus denominadores comunes, tal y como ocurre con otra serie de valores pertenecientes al mercado continuo nacional. No en vano, es muy raro que las diferencias entre sus precios máximos y mínimos sobrepasen niveles del 2 % o 3 %. Con una cotización mucho más estable en buena parte de los meses del año. Para que de esta forma, no tengas sobresaltos de especial importancia que puedan afectarte en tu cuenta de resultados en los próximos meses.

Estrategia a utilizar con estos valores

Para cobrar el dividendo de estas empresas cotizadas tan solo deberás estar en posición compradora con un periodo de cuatro días de anticipación con respecto a la fecha del abono de este cargo. Para que una vez que lo hayas cobrado puedas deshacer posiciones en el valor si esta es tu deseo más próximo. No obstante, debes de tener en cuenta que el pago de los dividendos se descuenta en el mismo momento de la cotización de sus precios. Aunque por lo general lo recupera a las pocas sesiones bursátiles, en función de la tendencia por la que se rija sus acciones.

Son muchos los pequeños y medianos inversores que optan por esta estrategia tan especial para rentabilizar sus ahorros. Aunque son los de perfil más conservador o defensivo los más proclives a desarrollar con cierta regularidad. Entre otras razones porque conforman una cartera de renta fija dentro de la variable. Sabiendo en todo momento que su rentabilidad será mucho más potente que la derivada de los diferentes productos bancarios. Porque su rentabilidad media en estos momentos es de algo más del 4 %.

Mejorar el rendimiento del dinero

Una de las finalidades de aplicar esta estrategia remunerativa se basa en que obtendrás un interés más llamativo por tus ahorros que si los tuviese en los productos bancarios destinados para el ahorro. Como por ejemplo, imposiciones a plazo, pagarés bancarios o incluso las cuentas de alta remuneración. Que en todos los casos no te ofrecen más del 1 %, como consecuencia del poco valor en el precio del dinero. Tras las estrategias monetarias llevadas a cabo por el Banco Central Europeo (BCE) para impulsar la economía en la zona euro. Y que han llevado a que el precio de dinero esté en estos momentos en el 0 %. Es decir, sin valor alguno y que por tanto se ha trasladado a estos productos bancarios.

En cambio, el pago de los dividendos te ofrece la oportunidad de sortear estos niveles tan bajos de remuneración. Independientemente de cuál sea la evolución de sus precios en los mercados financieros. En cualquier caso, será un interés que no te darán en ningún momento cualquier modalidad de depósitos bancarios. Hasta el punto de que muchos usuarios se inclinan por este sistema para mejorar el saldo de su cuenta ahorro y contar con una liquidez más estable en su contabilidad personal o familiar. Más allá de otras consideraciones técnicas y puede que hasta desde el punto de vista fundamental.

Beneficio de emplear esta estrategia

Acudir a los dividendos que pagan estas empresas te reporta una serie de ventajas que necesitas conocer desde este preciso instante. En especial, por si te sientes inclinado por esta clase de operaciones en los mercados de renta variable. Y que a nivel general serán las siguientes que te exponemos a continuación. Presta un poco de atención porque puedes suponerte unos consejos muy útiles que pueden venirte muy bien en algún que otro momento de tu vida.

  • Te ayuda a contar con una mayor liquidez en tu cuenta corriente de cara a los próximos gastos que necesites afrontar. Como por ejemplo, pagar los impuestos, el colegio de los niños o hasta solventar alguna deuda ante terceras personas. Sin ninguna clase de límites en la demanda.
  • Aunque te extrañe desde un principio no dudes de que puedes conseguir una rentabilidad fija y anual de hasta el 8 %. Este es el caso concreto de Endesa que es una de las empresas que reparte sus dividendos en el verano. Además, es uno de los valores del Ibex 35 que cuenta con un mejor aspecto técnico.
  • Es un formato para que puedas constituir una cartera de renta fija dentro de la variable. Pero con un pequeño detalle y es que obtendrás una mayor remuneración con respecto a los productos bancarios más tradicionales. Merece la pena intentar esta estrategia para que al final el saldo de tu cuenta de ahorro sea mucho más potente al final de cada ejercicio.
  • Este verano tienes muchas propuestas en donde elegir ya que son diversos los sectores bursátiles que reparten dividendos entre sus accionistas. Tan solo tendrás que decirte por aquellos valores que mejor aspecto técnico presenten en cada momento.

Sombras de acudir a estos pagos

Esta retribución que se ofrece a los pequeños y medianos accionistas no está exenta de algunos riesgos. Es muy conveniente que los conozcas para prever situaciones no deseadas en los mercados financieros. Como por ejemplo, en los siguientes escenarios.
  • Puede que esta estrategia operativa no te deje beneficiarte de todo el potencial de crecimiento que tienen los valores que reparten dividendos. Hasta el punto que para conseguir una pequeña punta de liquidez tengas que renunciar a la revalorización de sus precios.
  • No es muy sensato acudir a los dividendos cuando los valores afectados se encuentran en una tendencia bajista de especial intensidad. Entre otras razones porque puedes dejarte muchos euros por el camino y a pesar de haber cobrado esta remuneración con el accionista.
  • El dinero que te proporcionan estas empresas cotizadas no es ningún regalo ni premio. Por supuesto que no, si no que por el contrario te lo descuentan del valor con que cotizan las acciones en esos momentos. Esto es algo que olvidan buena parte de los pequeños y medianos inversores.

Al final, si el balance de este análisis es claramente positivo para tus intereses personales, deberás saber que estás ante uno de los periodos con que más empresas reparten dividendos entre sus accionistas. Es algo de lo que puedes aprovecharte en estos momentos, incluso como estrategia para preparar tus próximas vacaciones. En donde a medida que mayores sean tus aportaciones monetarias más alta será la retribución que recibirás durante estos meses. Por supuesto que en ningún caso el rendimiento estará por debajo del 3 %. Una cuantía bastante para respetable teniendo en cuenta como está el precio del dinero en estos momentos. Algo habrás avanzado en conseguir tus objetivos.



Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.