Letra de cambio

letra de cambio

Fuente imagen letra de cambio: Mujeres de empresa

Existen muchos documentos financieros que, aun ahora, se siguen desconociendo, a pesar de que están más cerca de las personas y que estos pueden haber oído hablar de ellos. Sin embargo, términos como letra de cambio, pagaré, etc. puede ser una terminología que, para personas individuales, no llegue a entenderse (tampoco para las empresas).

Si quieres saber qué es una letra de cambio y todos los detalles a tener en cuenta para entender el concepto a la perfección, a continuación te ayudamos a hacerlo. Definiremos el concepto, las figuras que van a intervenir, qué diferencia hay con otras herramientas financieras, etc.

Qué es una letra de cambio

Qué es una letra de cambio

Fuente: Asesoria contable peruana

Podemos definir una letra de cambio como un documento mercantil que sirve para realizar una transacción comercial. La letra de cambio obliga a una persona a hacer un pago, de una cantidad establecida y un plazo limitado. Ahora bien, esta obligación puede recaer sobre una tercera persona. Es decir, que quien tiene la letra de cambio, y por tanto va a recibir ese dinero, puede transferir ese derecho a otra persona, de tal forma que se obtiene el dinero antes de tiempo a cambio de que otra persona espere el tiempo estipulado en la letra de cambio para cobrar.

En general, la letra de cambio es más utilizada en empresas que entre particulares, pero los usos que se le dan es para con dos fines:

  • Servir de garantía de pago, en el sentido en que se ofrece una garantía a cambio de que se cobre determinado dinero en una fecha acordada. En caso de que no lo haga podría acudir a la justicia para hacer efectivo el pago.
  • Servir de pago, porque ayuda a mediar en las transacciones de compraventa.

¿Cómo debe ser una letra de cambio legal?

¿Cómo debe ser una letra de cambio legal?

Fuente: Ennaranja

Las letras de cambio tienen una serie de características que las hacen «legales», es decir, que han de cumplirse para que ese documento tenga una validez legal. Entre ellas, están:

  • Determinar cuál es el lugar de emisión.
  • Dejar clara la moneda en que se emite.
  • Tener el monto tanto en letras como en números.
  • Especificar la fecha de emisión y de vencimiento del documento.
  • Tener todos los datos del emisor (librador) así como de quién debe hacer el pago (librado).
  • Banco o cuenta bancaria donde se hará efectivo el pago (esto ya no es obligatorio, sino opcional).
  • Aceptación explícita de la obligación del librado a hacer el pago.
  • Firma (en este caso será del emisor de la letra de cambio).
  • Tasa de impuestos e identificación del documento.

Figuras de una letra de cambio

Como te hemos dicho antes, en una letra de cambio intervienen, al menos, tres participantes, pero en realidad hay más figuras que pueden estar relacionadas con este documento financiero. Estas son:

  • Librador: esta es la persona que emite el documento. Es el acreedor de la deuda y el que establece la obligación del deudor, al que se le denomina librado, de que haga efectivo el pago en tiempo y forma.
  • Librado: es el deudor que tiene la obligación de pagar la cantidad establecida, en el tiempo concreto, al librador.
  • Tomador: también denominado en algunos lugares como tenedor. Hablamos de la persona que se beneficia de la letra de cambio. Es decir, aquel que, una vez vencido el plazo, podrá cobrar la cantidad de dinero que se establece en el documento. Normalmente esta persona es el librador, ya que es el acreedor. Pero lo cierto es que puede ser otra persona.
  • Endosante: este término hace referencia a la persona que, teniendo el derecho sobre la letra de cambio, la transmite a un tercero a cambio de hacer efectiva esa cantidad de dinero antes de su tiempo.
  • Endosatario: hablamos de la persona que se queda con los derechos del tomador/librador, y convirtiéndose así en el nuevo tomador.

Cómo cobrar una letra de cambio

Cómo cobrar una letra de cambio

Fuente: Ejemplo de

Ahora que tienes una idea más clara de lo que es una letra de cambio, es posible que la duda que se te plantee es cómo cobrarla. Normalmente, una letra de cambio es un documento que, en una determinada fecha, se puede convertir en dinero (concretamente el que se refleje en esa herramienta financiera). Pero, ¿cómo ha de hacerse?

Lo primero que debes saber es que es importante que la letra de cambio se cobre el día de su vencimiento o, a lo sumo, en 1-2 días hábiles de la fecha de vencimiento. ¿Por qué no más tiempo? Pues porque puede haber problema para hacer efectivo el derecho.

Has de llevar siempre el documento original al banco establecido en el documento, o bien al domicilio del librado. Allí te pedirán que acredites tu identidad como titular del derecho de cobro, o un poder válido para poder hacerte efectivo el pago. De lo contrario, no te lo darán.

Ahora bien, puede darse el caso de que, a la hora de hacer efectivo el cobro, no te lo paguen todo, sino un pago parcial. En estos casos no te puedes negar a recibir ese pago parcial, pero sí tienes derecho a exigir que te den un documento en el que conste el importe abonado.

¿Y si no me pagan?

Puede ocurrir el supuesto en que a la hora de hacer efectiva la letra de cambio, esta se deniegue. En este caso hay que acudir a un notario que ejecutará el acto de «protesto». Cuidado, porque esto debe hacerse en un plazo máximo de ocho días hábiles tras vencer la letra (en caso contrario perderías tus ganancias).

El notario debe levantar un acta y comunicarse con el librado para avisarle de que no se ha hecho efectivo el pago. Una vez notificado, el librado puede hacer alegaciones o bien pagar al librador lo que se le debe, además de los gastos de protesto del notario. En caso de que no conteste o no pague, se pueden llevar a cabo acciones legales.

Como ves, una letra de cambio es una figura fácil de entender, pero que entraña sus riesgos y beneficios, sobre todo porque estás confiando cierto dinero a un documento que, después, puede hacerse efectivo sin problemas o ser complicado de cobrar.

¿Alguna vez has emitido una letra de cambio? ¿O has cobrado una? Coméntanos tu experiencia con esta herramienta financiera.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.