Las mejores inversiones para pasar un verano tranquilo

veranoCon llegada una vez más de verano se incrementará el problema sobre qué tienes que hacer con los ahorros. Porque en efecto, se trata de un periodo del año que es muy complicado y que puede depararte más de un problemas. Cuando lo que necesitas realmente es pasar unos con tranquilidad junto a tus amigos. Además, no es un buen momento para rentabilizar tu patrimonio en los mercados de renta variable. Desde este escenario, es completamente normal que tengas muchas dudas sobre lo que tienes que hacer en tus relaciones con el mundo del dinero.

Uno de tus objetivos en este periodo del año es por supuesto rentabilizar las operaciones. Pero en este caso, no será de menor importancia preservar tu dinero por encima de otras consideraciones o planteamientos más agresivos. Para que esto sea así, no tendrás otra solución de variar tu estrategia en la inversión a partir de estos momentos. Porque se trata de un periodo del año un tanto especial que requerirá de un tratamiento sustancialmente diferente al de otros meses. Con el objetivo de mejorar los beneficios de tus operaciones financieros.

Es cierto que no dispones de tantas opciones como puedes imaginarte desde un principio. Sino que por el contrario, deberás buscar propuestas alternativas que hasta ahora no te habías planteado. En cualquier caso, no tendrás más remedio que planificar la inversión para este importante periodo del año. En donde no debes dejar nada en manos de la improvisación, a pesar de tener mucho más tiempo para el descanso. Para que a través de estrategia puedas tener tu merecida recompensa. Te proporcionamos alguna que otra idea para invertir tus ahorros en el verano.

Inversión en verano: bolsa

bolsaPor supuesto que las inversiones en bolsa deben estar presentes durante estos meses del verano. Pero bajo una mayor precaución por las especiales características de este periodo del año. Para tener un verano más tranquilo no tendrás más remedio que optar por las estrategias más conservadoras. Con el objetivo de preservar tus aportaciones monetarias. Bajo estos planteamientos una de las primeras opciones es buscar la rentabilidad por dividendo. Aunque en este caso, será para periodos de permanencia más altos. Al menos para dirigirlo hasta finales de año.

Si eliges esta alternativa en la inversión podrás obtener un rendimiento de los más altos del mercado financiero en estos momentos. Hasta alcanzar un retorno de hasta el 8 %, y por encima del proporcionado por otros productos financieros. Independientemente de cuál es su cotización en los mercados de renta variable. Además, los valores que realizan este reparto entre sus accionistas son muy sólidos y estables. No en vano, no son muy propensos para realizar movimientos muy espectaculares. Hasta el punto de que se trata de una estrategia muy eficaz para desarrollar en esta época del año.

Por otra parte, es una forma muy original para preservar tus posiciones en los mercados financieros. Otra opción que tienes para planificar tus inversiones en el verano es buscar valores conservadores que muestren una débil oscilación en sus precios. Por medio de compañías cotizadas que no tengan fuertes endeudamientos, ni problemas en la composición de su accionariado. Con este perfil dispones de muchas propuestas para que abras posiciones en estos meses. En sectores tan importantes y diversos como el eléctrico, alimentación o autopistas.

Fondos de inversión mixtos

También puedes combinar la renta fija con la variable si este es tu deseo. A través de los fondos de inversión mixtos. Con muchas propuestas que vienen desarrollando las gestoras. Desde este escenario, es una idea muy satisfactoria para preservar tus ahorros mientras tratas de guardar el patrimonio invertido. Con la gran ventaja de las comisiones que tendrás que pagar por la contratación de estos productos y que no son muy expansivas. Incluso más bajas con respecto a otras fórmulas para la inversión.

Solamente tienes una importante disfunción y que reside en que los fondos de inversión están especialmente dirigidos plazos más expansivos. Pero con la ventaja que puedes elegir el porcentaje que desees dar al activo financiero que vas a contratar. Dispones de fondos de estas características que son moderados, defensivos o agresivos. En función del perfil que presentes como mediano o pequeño inversor. Desde luego que la rentabilidad que puedes obtener a través de este producto financiero no será excesiva. Pero al menos te servirá para proteger tu dinero en este verano.

Imposiciones a plazos muy cortos

imposicionesSi a pesar de todo, tu intención no es arriesgar el capital disponible, no tendrás otra opción que recurrir a las imposiciones a plazo. Pero en este caso, en un plazo de uno a tres años, periodo justo que dura el verano. Hay una cosa  clase que tienes que asumir y es que el tipo de interés que te ofrecerá este modelo de ahorro es prácticamente mínimo. En donde será muy complicado superar la barrera del 0,75 %. Pero a cambio dispondrás de un rendimiento fijo y garantizado que recibirás en tu cuenta corriente a su vencimiento. Con la seguridad que a la vuelta de tus vacaciones recuperarás las aportaciones depositadas.

En estos momentos, los bancos han generado muchas imposiciones de estas características. Por medio de diversos modelos que tratan de flexibilizar tu contratación. Una de las estrategias más innovadoras es la que se desarrolla bajo las ofertas para los nuevos clientes. Para que de esta manera, superar los márgenes comerciales que ofrecen las entidades financieras. Hasta el punto que podrás obtener un rendimiento cercano al 3 %. Sin ninguna clase de comisiones ni otros gastos en su gestión o mantenimiento.

Para mejorar la rentabilidad están habilitados los depósitos vinculados a otros activos financieros. Provenientes de la renta variable, metales preciosos, materias primas o incluso en el mercado de divisas. Se trata de un producto financiero con una rentabilidad garantizada, pero que para mejorar el retorno a los ahorros habrá que cumplir con una serie de objetivos. Que por otra parte, no en todos los casos se dan. Los depósitos, en definitiva, te proporciona muchas formas para guardar tus ahorros durante este verano.

Pagarés bancarios: otra opción

Este producto también puede ayudarte para resguardar tus aportaciones en estos meses. Pero también en este caso, bajo un rendimiento muy débil, y siempre por debajo del 0,4 %. Tienen diferentes plazos de permanencia, desde un solo mes y a un periodo más amplio. Con una estructura similar que presentan los depósitos a plazo. Pero con la diferencia que los intereses los recibes en el preciso momento de su contratación. Aunque por el contrario, no cuenta con la garantía de aquellos en caso de desarrollarse un proceso imprevisible o la quiebra de la entidad financiera.

Más que para generar un interés, su verdadera motivación es que estarás tranquilo durante los meses que dure el pagaré bancario. Por otra parte, no puedes olvidarte que se trata de un producto financiero que está claramente en descenso entre las preferencias de los pequeños y medianos inversores. Porque en momento en que los tipos de interés están en niveles mínimos no es de los más recomendados por sus especiales características. De cualquier forma, es otra alternativa que tienes para este nuevo verano.

Fondos cotizados: muy flexibles

fondosPero si hay un producto que está especialmente adaptado a este periodo del año son los populares ETF,s. Por encima de todo porque están incluidas toda clase de inversiones. Desde la inversión en un índice bursátil a la toma de posiciones en el mercado de materias primas, sin olvidarse en ningún momento de los bonos o de la renta fija en general. No puedes olvidar que los fondos cotizados es una mezcla entre los fondos de inversión y la compra y venta de acciones en la bolsa. Siendo en cualquier caso, un modelo de ahorro muy flexibles y que puede adaptarse a tu perfil de inversor.

Están disponibles en la oferta que te proporcionan las entidades financieras y con unas comisiones que no destacan por su especial precio. Por otra parte, este producto está muy recomendado para periodos de permanencia de entre uno y tres meses. En donde puedes obtener una excelente remuneración si su cartera evoluciona favorablemente en los mercados financieros. Aunque no exento de riesgo, en especial en algunos de los cotizados más agresivos. Como por ejemplo, los procedentes de la renta variable y otros mercados alternativos.

Por último, también puedes tomar posiciones en el mercado de divisas. Necesitas pocas sesiones de cotización para obtener tus objetivos. Pero de cualquier forma, necesitarás de un mayor aprendizaje para desarrollar sus operaciones. Porque en efecto, los riesgos siempre están presente en un mercado financiero tan peculiar como es este. Con mayor volatilidad que en los restantes, con diferencias muy notables entre el cambio máximo y mínimo.

No en vano, operar en divisas te permite realizar operaciones puntuales y muy rápidas, sin la rigidez que te ofrecen algunos de los productos financieros que te hemos expuesto. En todo caso, este año no tendrás excusa para rentabilizar tus ahorros, aunque sea desde estrategias diferentes y en algunos casos completamente innovadoras. En donde solamente serás tú mismo quien tenga la última decisión sobre lo que tienes o no que hacer en este periodo del año. O a lo mejor preferirás también dar descanso a tu faceta de inversor y de esta forma disfrutar de tus merecidas vacaciones.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *