Las medidas económicas de Donald Trump

trumpDesde el 20 de enero en que tomo la presidencia de los Estados Unidos de América no hay día en que no esté la figura de Donald Trump en el centro de la controversia. En unos casos por sus propios planes de actuación, pero también por ciertos intereses en los grupos económicos de presión. Es cierto que se están hablando un día sí y al otro también de uno de los hombres más poderosos del mundo. Pero, ¿realmente tienes claro cuáles son sus principales medidas económicas?

Pues bien, tampoco es muy fácil de descifrarlas ya que una cosa son los comentarios en su campaña electoral y otra bien distinta es lo que ha haga en realidad a partir de esta semana. Con el atenuante que incluso pueda estar controlado por parte del todopoderoso Congreso y Senado norteamericano. Que aunque en manos de los republicanos pueden crearle más de un problema para llevar a cabo sus líneas maestras en la economía, no solo nacional sino fuera de sus fronteras. En este sentido hay que recordar que los representantes del pueblo no obedecen a una disciplina del voto, como por otra parte sucede en España. Desde este planteamiento puede habar a partir de estos momentos más de una sorpresa.

De cualquier manera, hay una cosa clara y es que sus decisiones económicas van a afectarte como usuario que eres de la Unión Europea. Porque una de las batallas que se va a librar es la relación económica entre ambas zonas económicas. Promete ser muy dura, pero a la vez apasionante. Otro aspecto que va a ser determinante es como encajen los mercados financieros su programa económico. No en vano, muchos analistas van a estar pendientes de la evolución de la bolsa en estas primeras semanas. Tanto a un lado como al otro del Atlántico. Hasta el punto que puede definir la tendencia que tomen los mercados, en uno u otro sentido. Tras un periodo muy anodino en que se ha movido en terreno neutral. Como comprobarás, son muchas las incógnitas que quedan por esclarecerse en los primeros compases del nuevo año.

Donald Trump: programa económico

La llegada a lo más alto del poder en Estados Unidos del representante republicano ya ha ofrecido sus primeras pinceladas de lo que va a ser un política económica. A través de sus dos primeras medidas. Por un lado, su desvinculación del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP), del que forman parte otras once naciones. Desde 2008, están integrados en este acuerdo comercial Australia, Canadá. Estados Unidos, Japón, Perú, Malasia, México y Vietnam, entre otros. Por el contrario, parece que sus intenciones serían fomentar sus relaciones con el Reino Unido. En este escenario, uno de los principales perjudicados sería la UE. No descartándose que pueda generarse una guerra proteccionista entre ambas zonas geográficas.

La fragilidad en las posiciones comunitarias podría tener una repercusión económica entre los países de la Unión. Sin que sea del todo imposible que este cambio en las relaciones internacionales pueda conllevar un decrecimiento en la zona del viejo continente. Agravado por la salida este verano de los órganos comunitarios de Gran Bretaña, tras el triunfo arrollador del Brexit. Aspectos todos ellos, que sin duda – tarde o temprano  – se reflejarán en los mercados de renta variable de todo el mundo. Muy sensibles, por otro lado, a este tipo de medidas económicas.

Más empleo y proteccionismo

empleoOtros de los planes económicos que has sido puesto en marca es el que tiene que ver con el empleo. Y muy concretamente con la deslocalización de las fábricas que un importante grupo de empresas han llevado adelante durante los últimos años. Fundamentalmente procedentes del sector automovilístico, pero también de otros con gran peso específico en la economía norteamericana: acero, farmacéutico, nuevas tecnologías, etc. Son varias las empresas multinacionales que han aceptado las condiciones de Donald Trump y van a desarrollar sus modelos de negocio en suelo estadounidense.

Entre ellas, las europeas Fiat y Volkswagen que invertirán en Estados Unidos. En concreto, la primera de ellas ya ha anunciado la inversión de 1.000 millones en Estados Unidos mientras que el grupo alemán afirmó que producirá sus coches eléctricos en la gran potencia económica. Uno de los principales efectos de esta medida es que buena parte de las empresas ya están cancelando sus inversiones millonarias en México. Con otra repercusión casi inmediata y es que la tasa del paro en EEUU puede bajar a mínimos históricos durante los próximos meses. No en vano, la cifra estimada de creación de nuevos empleos supera los medio millón de puestos.

Tensión en el mercado de divisas

Todos estos planes económicos conllevarán unos daños colaterales que se reflejarán mayoritariamente en el ya de por sí volatilidad de los mercados de divisas. Con cambios bruscos entre las monedas más afectadas. En especial, las relacionadas con el euro, dólar, yen japonés y peso mexicano. Puede que sea el momento para que un inversor avispado pueda obtener importantes plusvalías en las posiciones tomadas en algunos de estos activos financieros. O en su defecto, para dejarse mucho dinero por el camino si le elección de la divisa no es la más adecuada.

Las sacudidas en los mercados de divisas pueden ser muy violentas. Muy propicias para realizar tradindg. Operaciones en poco espacio de tiempo que puedan ser muy rentables para tus intereses. Aunque para ello, será necesario que apuntes un profundo conocimiento de este mercado financiero. No en vano, las políticas económicas del nuevo presidente de Estados Unidos van a dar mucho juego. Quizás sea el activo financiero que más actividad va a mostrar durante los primeros meses de ejercicio del cargo.

Bajada radical de los impuestos

impuestosUna de sus medidas más espectaculares es la amplia bajada de los impuestos. Va a afectar, tanto a la población como a las grandes empresas. Pasando del 35% al 15%. Es decir nada menos que cerca del 20% que tendrán que pagar menos los principales agentes de la economía norteamericana. Con unos efectos en ambos segmentos de la sociedad que llevarán aparejados otras lecturas como consecuencia de la mayor relajación fiscal. Algo que por otra parte, suelen sentar muy bien a los mercados de renta variable.

Los ciudadanos, por una parte, verán como dispondrán de más dinero en su bolsillo. Para que de esta manera, se impulse el consumo de una manera muy importante. Como consecuencia de esta medida, también se incentivará el crecimiento de la economía más allá del Atlántico. Con una más que previsible subida en su Producto Interior Bruto. En todos los casos, favorecerá la posición de este importante país en la esfera productiva.

Esta bajada en los impuestos, por lo que respecta a las empresas, tendrá un efecto dinamizador de su actividad en los negocios. Hasta el punto que puede ser el detonante para que crezcan las ofertas de trabajo en los próximos meses. A través de un programa que se aproveche de este nuevo escenario fiscal. Como hace muchos años que no tenía la economía de EEUU. También con una lectura positiva por parte de todos los inversores.

Menos regulaciones

La eliminación de estas trabas administrativas a las empresas es otro de los principales ejes del programa económico de Donald Trump. Dará mucha mayor agilidad y flexibilidad al tejido empresarial de Estados Unidos. Con un beneficio final que afectará a todos los ciudadanos de este amplio país. También el empleo, como en los anteriores casos, será uno de los grandes beneficiados de esta ambiciosa medida.

Aunque queda por calibrar en qué consistirá la promoción de un comercio más justo con los demás países. Algo que quedará por esclarecerse a partir de estos momentos. Aunque algunos economistas de cierta relevancia en el escenario internacional no son muy optimistas una de las iniciativas más controvertidos del presidente Trump. En especial, con sus relaciones son sus vecinos más próximos y la zona geografía del continente asiático. Con momentos de evidente fricción con algunas de las naciones más representativas. Como por ejemplo, con China.

Inversión en infraestructuras

infraestructurasOtra de las medidas estrella de su programa es la inversión de cerca de un billón de dólares en infraestructuras. No en vano, se prevé que se realice esta gran inversión a lo largo de diez años. Mediante acuerdos, tanto públicos como privados a través de las rebajas fiscales que entrarán en vigor durante las próximas semanas. Como consecuencia de este importante plan de inversión una de las principales beneficiadas serán las empresas constructoras. Con un volumen de negocio más alto que el tenían hasta estos momentos. Con una previsible subidas en la cotización de sus precios en los mercados de renta variable.

Tampoco puede olvidarse que levantará las restricciones a la producción de energías fósiles. Siendo las energías renovables el lado oscuro de esta medida, como grandes perjudicadas que serán en este nuevo escenario que se presenta en los Estados Unidos de América tras la llegada al poder de Donald Trump. Entre sus propuestas más relevantes también destaca su firme promesa de elevar el salario mínimo a diez dólares la hora.

Estos son, en definitiva, algunas de las sugerencias económicas que se llevarán a cabo a partir de la última semana de enero. Aunque, con toda seguridad, algunas de ellas no se emprenderán o cuando menos quedaran en el olvido en función del control que realizarán las dos cámaras de EEUU. De cualquier forma, podrá servirte para formalizar tus operaciones en los mercados financieros. Cualquiera que fuese su naturaleza y activo financiero seleccionado durante este año.

¿Quieres rentabilizar tu dinero?
No te pierdas estos consejos para aumentar tus ingresos y ganar más dinero cada mes.
El secreto de los ricos para ganar dineroGana dinero mientras duermes

Categorías

Noticias

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario