Las hipotecas a tipo variable han tocado suelo

Si tu intención en los próximos meses consiste en comprar un bien inmobiliario te conviene leer este artículo. Porque el Euríbor es un índice de referencia europeo al que están vinculadas muchas de estas operaciones. En las operaciones a tipo variable que es el mayoritario por parte de los usuarios españoles. En este sentido, el 60,6 % de las hipotecas sobre viviendas se constituye a tipo variable y el 39,4 % a tipo fijo, según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En dónde las hipotecas a tipo fijo experimentan un aumento del 30,7  en tasa anual con respecta a la anterior medición.

Por otra parte, y según estas mismas fuentes, más del 90 % de los créditos hipotecarios están referenciados al Euribor desde los últimos años, según los informes que se han realizado desde el Instituto Nacional de Estadística. Esta un factor que define completamente la relevancia que está tomando este índice de referencia del viejo continente. Por encima de otros que son claramente minoritarios entre las preferencias de los usuarios nacionales. Prácticamente la mayoría de los contratos a tipo variable se han formalizado con este importante índice.

Una de las razones que explica este éxito entre los demandantes de hipotecas se debe al especial y excepcional buen momento que está pasando por los mercados financieros. Ya que por primera vez en muchas décadas, el Euríbor se encuentra en terreno negativo. Esto en la práctica significa que tendrás que pagar mucho dinero en tus cuotas mensuales por la contratación de un crédito hipotecario. Con un ahorro de muchos miles de euros con respecto a otros escenarios en el mercado inmobiliario y desde luego que con respecto a las hipotecas suscritas a renta fija, aunque estas tengan siempre un mismo cargo todos los años. Pase lo que pase en los mercados financieros a partir de estos momentos.

Euríbor, ¿cómo pagar las hipotecas?

Uno de los aspectos más relevantes del Euríbor en las hipotecas es como te afecta al dinero que tienes que afrontar por la adquisición de ese piso que tanto te gusto. Pues bien, las entidades bancarias aplican un diferencial sobre este índice de referencia. Y que en el actual contexto internacional es desde luego muy favorable para tus intereses como usuario bancario. En este sentido, no debes olvidar que en estos momentos es muy favorable para tus intereses personales tener contratado un crédito hipotecario ligado a este índice de referencia. Porque en estos momentos pagarás menos dinero que hace unos años.

Por otra parte, buena parte de las hipotecas que comercializan las entidades bancarias están  bajo esta condición en su contratación. Es raro, por tanto, que te encuentres otros índices de referencia que no sean el Euríbor. Hasta el punto de que no representan más allá del 8 % de los nuevos contratos y en la mayoría de las ocasiones bajo unas condiciones en su formalización que son mucho más desventajosas para ti. Entre otras razones porque no tendrás más remedio que asumir unos gastos mayores desde el principio. Más allá de otras consideraciones técnicas y que tienen que ver con la estructura de este importante producto bancario.

El Euríbor en mínimos históricos

En cualquier caso, hay una cosa que tienes que tener muy claro a partir de estos momentos y es que índice pasa por sus mejores días. Es decir, se encuentra en mínimos históricos o lo que es lo mismo en su nivel más bajo de los últimos años. Hasta el punto que su evolución le ha llevado a situarse en terreno negativo por primera vez en su historia. Porque en efecto, el índice de referencia europeo, el Euríbor, se encuentra situado en estos momentos en el -0,18, después de que en 2015, por ejemplo, estuviese ubicado en niveles positivos, del 0,267. Con una amplia diferencia entre estos tres años y que ha llevado a que al final pagues menos dinero por la contratación de tu hipoteca.

Desde luego que este es un escenario mucho más ventajoso para que puedas contratar una hipoteca a partir de estos momentos. No en vano, el diferencial que aplican muchos bancos se ha reducido a niveles impensables hasta hace algunos años. Esto en la práctica quiere decir que puedes detectar diferenciales hoy mismo incluso por debajo del 1 %. Pero no es la única ventaja que te puede conllevar la suscripción de uno de estos productos bancarios. Ya que buena parte de los créditos hipotecarios puestos a la venta están confeccionados sin comisiones ni otros gastos en su gestión o mantenimiento. Como consecuencia de la evolución de este índice de referencia en el viejo continente.

Una situación que no durará siempre

Por el contrario, debes de tener en cuenta que si bien es momento muy bueno para hipotecarte, este escenario no será ni mucho menos eterno. Si no que por el contrario, podrá darse la vuelta en cualquier momento y empezará a subir y con lo cual se elevarán tus cuotas mensuales. Precisamente en el momento en que el Banco Central Europeo (BCE) se decida a subir los tipos de interés. Una actuación que por otra parte tiene previsto llevara a cabo durante el próximo año, aunque no de forma violenta, sino gradualmente. Esto significará que el Euríbor empezará a subir y repercutirá en los gastos que tengas que afrontar por la concesión del crédito hipotecario para la compra de ese piso que siempre te ha gustado.

Esta es una diferencia muy sustancial con respecto a las hipotecas a tipo fijo. En donde siempre pagarás la misma cuota mensual, pase lo que pase en los mercados financieros. Con la tranquilidad de que podrás planificar mucho mejor tu presupuesto personal o familiar en los próximos años. Incluso con la ventaja que mejorará sustancialmente el encarecimiento de la vida, en función de todo lo que pueda sucederte en los próximos ejercicios. Como por ejemplo, si te quedas en paro, te bajan el salario en tu trabajo o eres víctima de un accidente como trabajador por cuenta propia. Es aquí donde mayores bondades de proporcionan las hipotecas vinculadas a un tipo fijo por encima de las variables.

Ventajas de las hipotecas variables

En cualquier caso, no tendrás más remedio que sopesar todos los beneficios que te puede generar una hipoteca a tipo variable, por su especial relación con el índice de referencia europeo. Pues bien, dentro de este escenario general, las aportaciones son diversas y de diferente naturaleza, tal y como vas a comprobar a partir de estos momentos. En primer lugar, no olvides que la variación del precio del dinero puede suponer un abaratamiento de las cuotas en un contexto económico de intereses bajos. Desde este punto de vista, se trata de una operación más favorable para tus intereses como usuario que realmente eres.

Por otra parte, también es posible que estés en condiciones de extender la devolución del préstamo hasta los 35 o 40 años como plazo máximo. Algo que al final será muy beneficioso siempre que la evolución del Euríbor fuese la misma que muestra hasta ahora. No obstante, con toda seguridad que esta posibilidad sea de esta manera. Ni mucho menos porque no debes olvidar que este índice tan especial cotiza todos los día en los mercados financieros. Y por tanto su precio no es siempre el mismo. En unos casos para bien, pero en otros con un efecto claramente negativo. Hasta el punto de que es un factor que deberás prever al solicitar al fuente de financiación para la compra de un piso o apartamento.

Suelen ser hipotecas más asequibles

Otro de los aspectos que deben ser objeto de tu especial atención es el referido a los niveles actuales en que se encuentra el Euríbor, las hipotecas a tipo variable tendrán intereses más reducidos respecto a las de carácter fijo. Hasta el punto de que puedes ahorrarte mucho dinero a través de tus cuotas mensuales y de cualquier forma más del que te imaginas desde este momento. Por otra parte, también influye el hecho de que en los préstamos sujetos a las variaciones del Euríbor no tienen comisión por riesgo de tipo de interés. Algo que por otra parte nos suele suceder en los créditos hipotecarios a tipo de interés fijo.

Si por algo se caracteriza esta fuente de financiación tan habitual en la demanda de los usuarios es porque está comercializada mayoritariamente por parte de las entidades bancarias. Desde luego que no tendrás el mínimo problema para detectar un producto de estas características. Incluso desde diferentes formatos, algunos de ellos realmente muy innovadores por la gran agilidad que presenta este mercado en estos momentos.

Hasta el punto de que puedes combinarlo con una hipoteca de interés fijo en los que se constituyen como los modelos intermedios o mixtos. En función del perfil que presentes como cliente bancario que es al fin y al cabo de lo que se trata para la demanda de estas clase de productos bancarios. Aunque todo dependerá de cómo sea la evolución del precio del dinero a partir de estos momentos. En donde todo parece que sea bajo una tendencia alcista y que puede trastocar los planes que tienes para enfocar un crédito hipotecario.



Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.