Las elecciones europeas afectarán a la bolsa

La celebración de las elecciones al Parlamento Europeo de 2019 en todos los países de la Unión Europea está prevista para el domingo 26 de mayo de 2019. Las últimas elecciones europeas de 2014 fueron las mayores elecciones transnacionales que se hayan celebrado nunca al mismo tiempo. Pero esta vez hay mucho más en juego y que sin lugar a dudas tendrán repercusión en los mercados de renta variable. Bien en un sentido que otro, en función de los resultados que salgan de las urnas europeas.

Las elecciones europeas de mayo de 2019 tendrán un impacto directo en la vida de los ciudadanos europeos. Decidirán cómo actuará Europa en los próximos años en relación con algunas de las preocupaciones de los europeos, en materia de empleo, empresas, seguridad, migración y cambio climático. Pero también puede que también en las relaciones con la inversión y en general con el siempre complicado mundo del dinero. En donde los índices bursátiles estarán desde luego muy atentos a lo que pueda pasar con los resultados en las elecciones europeas.

El reparto de escaños está estipulado en los Tratados europeos. El factor determinante para el reparto es la población de cada país, aunque los países menos poblados tienen en relación más escaños de lo estrictamente proporcional. Actualmente el número de diputados oscila entre los seis de Malta, Luxemburgo y Chipre y los noventa y seis de Alemania. Mientras que por otra parte, España está en el escalón más alto en el reparto de los escaños para el parlamento continental y puede jugar un papel muy importante para determinar la política comunitaria.

Los mercados bursátiles atentos

El día siguiente de desarrollarse las elecciones europeas de mayo los mercados de renta variable del viejo continente darán su veredicto, en función de los resultados. Cualquier escrutinio que pase por la composición actual del Parlamento europeo será muy bien recibida por las bolsas. Previsiblemente con alzas en la valoración de los precios y en donde serán los valores del sector bancario los que saldrían más beneficiados de este escenario. Incluso puede que estas subidas se formalicen con una intensidad muy fuerte, tanto en su duración como en los movimientos verticales que pueden protagonizar a partir de ese día.

Otra cosa bien diferente es que las fuerzas antieuropeistas o de corte populista consiguiesen rebasar sus expectativas electorales y pudiesen tener una control sobre la cámara. No cabe duda de que si ocurre esta situación las pérdidas serían generalizadas en los mercados de renta variable y con una intensidad inusitada. Con todos los sectores bursátiles afectados y sin prácticamente valores refugio que puedan captar el capital de los inversores. Algo que podría tener consecuencias muy graves para los mercados bursátiles, tanto al corto como medio plazo. Más allá de otras consideraciones técnicas.

Escenario más negativo

Si al final se produce este escenario, no cabe duda de que la medida más prudente que pueden tomar los pequeños y medianos inversores es deshacer sus posiciones en los mercados de renta variable. Al menos durante un periodo de tiempo más o menos alargado en el espacio debido a que las pérdidas que pueden sufrir pueden ser muy acusada. Hasta el punto de que incluso puede producirse un cambio de tendencia en los principales índices europeos.

Mientras que por otra parte, no puede olvidarse de que en estas elecciones europeas se está decidiendo una manera de gestionar este espacio único económico y monetario. Cualquier resultado que limite las funciones de estas tareas será muy mal tomado por parte de los mercados financieros. Hasta el punto de que puede haber severos recortes en la valoración en los precios de las acciones de los valores bursátiles. Este es un aspecto muy importante que al final va a afectar a sus inversiones y por este motivo es conveniente que revises tu cartera de valores una vez se sepan los resultados de las elecciones europeas de mayo de 2019.

Valores más sensibles a los resultados

No cabe duda de que habrá unas compañías cotizadas que serán mucho más proclives a desarrollar subidas o bajadas de mayor intensidad que otras. En este sentido, los valores cíclicos serán uno de los más sensibles a estos movimientos en los mercados de renta variable. No en vano, también en condiciones normales presentan una alta volatilidad y con un diferencia entre sus precios máximos y mínimos realmente muy relevantes. En donde, en función de los resultados, podrá tomar uno u otro camino. Pero en cualquier caso, con mayor intensidad que otros sectores bursátiles.

Por otra parte, otro de los segmentos empresariales a los que habrá que prestar una especial atención es al financiero en donde cotizan todos los bancos. Se está viendo en estas semanas que es uno de los más intensos en los mercados financieros. Con apreciaciones o depreciaciones casi todos los días en torno al 2 % o 3 %. Estos movimientos se pueden repetir o potenciar después de las elecciones europeas de mayo de 2019. Siendo una propuesta de riesgo si abres posiciones en estos días. Será mucho mejor de que estés a la expectativa de lo que pueda pasar en los próximos días.

Activos más estables

Mientras que por el contrario, también hay una serie de valores que te darán una mayor tranquilidad para encarar este proceso electoral. Como no podía ser de otra manera, está representado por los valores del potente sector de las eléctricas. No en vano, en algunas situaciones suelen ejercer de valores refugio ante los escenarios de inestabilidad en los mercados de renta variable. Y desde luego que en las próximas elecciones europeas podrían repetir este rol que tan bien han desempeñado en los últimos años.

Además,  no podemos olvidar que estas compañías cotizadas reparten dividendos con una rentabilidad anual que oscila entre el 5 % y 7 %. Es decir, te darán la oportunidad de conformar una cartera de renta fija dentro de la variable y ello aunque pase lo que pase en los mercados de renta variable. Tendrás una mayor liquidez en tu cuenta corriente, aunque la valoración de sus acciones se deprecie en estos días tan especiales. Puede ser un buen momento para que abras posiciones en este sector y aún a pesar de las últimas subidas que han experimentado desde el verano del pasado año. Con revalorizaciones muy cercanas al 30 % en algunos de los casos, como por ejemplo en Endesa.

Muy cerca del verano

Uno de los factores que juegan en contra de las elecciones europeas de mayo de 2019 es que están muy cerca del verano. Es decir, un periodo en donde el volumen de contratación baja sensiblemente y por tanto es más propicio para que puedan desarrollarse caídas más profundas en los parqués de cotización. Tal y como ha pasado en anteriores años y que han visto como buena parte de los pequeños y medianos inversores han vuelto con menos dinero en su cartera de valores a la vuelta de sus vacaciones. Este es un escenario que debes evitar a toda cosa y es necesario cerrar posiciones para conseguirlo hay que llevarlo a cabo sin ninguna clase de problemas.

También hay que mencionar que estamos en un momento en que los mercados financieros pueden girar a la baja después de las últimas revalorizaciones. Es preferible, por tanto, no estar abierto a posiciones en las bolsas ante lo que pueda pasar tras las elecciones europeas de mayo. Ya que no cabe duda de que es más lo que puedes perder que ganar debido a que puede ser la perfecta excusa para que se produzcan importantes correcciones en los precios de las acciones. En definitiva, es un momento muy delicado en el que no te va a quedar más remedio que capear el temporal que puede producirse a partir de ese día. Total son una par de meses en los que estés fuera de los mercados financieros y ese es un tiempo que pasa con mucha rapidez. No lo olvides a partir de estos momentos.

Elecciones europeas: sistema electoral

La normativa para elegir a los diputados exige en todo caso algún tipo de representación proporcional. El sistema garantiza que si un partido logra, por ejemplo, el 20 % de los votos, también obtenga en torno al 20 % de los escaños disputados, de modo que tanto los partidos grandes como los pequeños tengan la posibilidad de enviar a sus representantes al Parlamento Europeo. Cada país tiene libertad para fijar muchos otros aspectos importantes del proceso electoral. Por ejemplo, algunos Estados dividen su territorio en circunscripciones electorales regionales mientras otros tienen una circunscripción electoral única.

A las elecciones concurren partidos nacionales, pero, una vez que los diputados son elegidos, la mayor parte opta por formar parte de grupos políticos transnacionales. La mayoría de partidos nacionales están afiliados a un partido político de ámbito europeo, por lo que una de las principales cuestiones de la noche electoral es saber cuál de estas agrupaciones europeas tendrá mayor influencia en la próxima legislatura. Y de los que estarán muy pendientes los mercados de renta variable, hasta el punto de que puede ser un detonante para que suban o bajan en los días posteriores a las elecciones europeas de este año.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.