¿Qué es la inversión en volatilidad?

El principio de año ha traído una subida caída en el precio de las acciones que han asustado a buena parte de los pequeños y medianos inversores. En este escenario, es el momento para reflexionar si puede ser una buena ocasión para invertir los ahorros en volatilidad. Pero para que esta estrategia pueda desarrollarse correctamente será necesario que entiendas el significado de este término que está ausente en el lenguaje de buena parte de los usuarios. Porque es bien cierto que puedes ganar mucho dinero a través de esta estrategia de inversión tan especial, pero también dejarte muchos euros por el camino.

La volatilidad se genera cuando se producen turbulencias en los mercados financieros. Hasta el punto de que puede que no hay una tendencia definida, sino que los precios de las acciones son arrastrados por los impulsos de los agentes financieros. En donde tan pronto pueden subir un 5 %, como al día siguiente dejarse en los mercados la misma intensidad o incluso con una tendencia mucho más acusada. Es un indicio muy claro de que la volatilidad se ha instalado en los mercados financieros. Puede afectar tanto a la renta variable como a la fija o incluso desde modelos alternativos.

Una de las grandes ventajas de invertir en volatilidad es porque te puedes aprovechar de los escenarios más desfavorables para la renta variable. De esta forma, no son necesarias las tendencias alcistas para rentabilizar las operaciones en bolsa. Desde hace muchos años se ha implantado este nuevo modelo de gestión y que está teniendo miles y miles de seguidores entre los pequeños y medianos inversores. Aunque es imprescindible saber operar en estos escenarios tan particulares. Porque es fundamental saber entrar y salir en los mercados financieros. Sean cual fuesen estos: bolsa, divisas, materias primas o metales preciosos.

Volatilidad: índice VIX

Desde este escenario general en la volatilidad, una de las mejores opciones que tienes en estos momentos es invertir tus ahorros en el índice VIX. No en vano, es popularmente conocido como el índice del miedo por sus especiales características. Porque en efecto, en pleno proceso de recesión económica, en el año 2008, mientras el índice de referencia de la renta variable de los Estados Unidos bajaba en torno al 50 %, el VIX se revalorizaba por encima del 200 %. Esto da una magnitud de lo que representa para los pequeños y medianos inversores.

Porque mientras los mercados bursátiles caen, el llamado índice del miedo se revaloriza notablemente. Así se conforma cualquier estrategia en la inversión basada en lo que es la inestabilidad en los mercados financieros. Y que por tanto conlleva movimientos de fuerte volatilidad. En donde los inversores están en condiciones de conseguir altas rentabilidades a las posiciones abiertas en los mercados de renta variable. Por encima de otras consideración técnicas y hasta fundamentales.

Inversión en fondos de inversión

Quizás la manera más sencilla de abrir posiciones en la volatilidad de los mercados financieros se materializa por medio de estos importantes productos financieros. Entre otras razones porque recogen esta tendencia junto a otros activos financieros. Hasta el punto de generar incluso  enfoques multiestratégicos. Es decir, que su cartera de inversión está compuesta por renta variable, volatilidad y renta fija. Para que de esta forma, puedas proteger tus ahorros a través de una diversificación de los mismos. Esta es una curiosa novedad que presentan los fondos de inversión basados en la volatilidad.

No en vano, estos fondos permiten aprovecharte de escenarios en donde normalmente abandonas las posiciones en la bolsa. Con fuertes oscilaciones en los precios y en donde la diferencia entre el precio máximo y mínimo de las acciones es más elevado de lo normal. Solamente te quedará dos opciones, por una parte optar por las operaciones de trading diario. Y por otra parte decantarte por un fondo de inversión que presente estas características tan especiales. Aunque el riesgo que conlleva es sensiblemente mayor al de otros modelos que puedes encontrar en esta clase de productos financieros. No en vano, tendrás que pensártelo más de dos veces antes de su suscribirlos.

Con volatilidad total

Otros fondos de inversión, por el contrario, basan su estrategia de inversión no en la diversificación de la cartera. Si no en volatilidad pura y dura, sin al aditamento de otra clase de activos financieros y por pequeños que estos sean. No en vano, de lo que se trata es de aprovechar eficazmente las puntas de estos movimientos tan violentos y a veces también irracionales. Para satisfacer esta demanda tan especial, las gestoras han confeccionado unos fondos que cumplen muy bien con estas funciones. De momento no son muchos pero en cualquier caso está cubierta la demanda de los pequeños y medianos inversores.

Su comportamiento es muy errático y puede que te lleve a albergar una serie de dudas en el momento de formalizarlos. Porque tienen grandes caídas cuando la bolsa sube con fuerza tal y como ha pasado en los últimos años. Pero el efecto inverso también es muy llamativo ya que si los mercados de renta variable entran en una fase de correcciones o cuando menos bajo una tendencia bajista la explosión alcista de estos fondos es muy llamativa. Hasta el punto de que puedes ganar mucho dinero con ellos.

Comisiones de estos fondos

Otro de los aspectos que debes valorar a partir de estos momentos es el gasto que te generarán estos fondos de inversión. Pues bien, normalmente son mucho más expansivos que el resto ya que sus comisiones se acercan a niveles del 2 %. En cualquier caso, sus diferencias con respecto a los fondos más convencionales de renta variable y fija son más sustanciales. Es decir, su gestión y mantenimiento te exigirá un mayor esfuerzo monetario desde estos momentos.

A parte no es aconsejables que los tengas a plazos muy duraderos: medio y largo. Si no que por el contrario son más eficaces para periodos cortos en donde puedas aprovecharte de estos movimientos tan especiales. O lo que es lo mismo, están destinados para operaciones puntuales en donde los mercados tradicionales están sumergidos con grandes incertidumbre. Sirviendo en estos casos como refugio para todas tus inversiones. Más allá del perfil que presentes en cada uno de los momentos: agresivo, conservador o intermedio.

Riesgos de estas operaciones

También es muy importante que valores los riesgos que puedes contraer con esta clase de operaciones. Porque en efecto, debes asumir desde un principio que genera más riesgos que en otros productos destinados a la inversión. Por este preciso motivo no debes invertir todo su capital disponible. Ni mucho menos, si no que servirá con una parte mínima del mismo. Para que de esta forma, estés más protegido ante movimientos no deseados por parte de los pequeños y medianos inversores. No en vano, no estás ante un fondo de inversión cualquiera sino que está basado en la volatilidad. Y esto implica que tiene unas características muy bien definidas desde su concepción.

Desde luego que también puedes optar por los ETFs basados en este activo financieros. Pero con una oferta mucho menor en estos momentos. Hasta el punto de que tendrás ciertos problemas para satisfacer esta demanda tan especial que tienes. No puedes olvidar que estos productos financieros se constituyen en una mezcla entre los fondos de inversión clásicos y la compra y venta de acciones en la bolsa. Con lo bueno y lo malo de ambos modelos destinados a la inversión. Aunque, como principal ventaja, presenta unas comisiones que son mucho más competitivas, tanto con respecto a los propios fondos como a las operaciones en los mercados de renta variable.

Aspectos a considerar

Si te vas a decantar por la volatilidad como fuente para la inversión en los próximos meses es muy prudente que tengas en cuenta algunas que otras consideraciones. Entre las que destacan las siguientes:
  • Se trata de un producto fundamentalmente estratégico ya que depende de unas condiciones en los mercados financieros muy especiales.
  • No sirven como modelo de inversión permanente ya que lo único que puede generarte esta estrategia es que pierdas más dinero del inicialmente planteado en tus previsiones.
  • Desde luego que no es una inversión considerada como tradicional y por tanto los parámetros de inversión serán sustancialmente diferentes desde todos los puntos de vista.
  • No te quedará más remedio que contar con una cultura financiera más amplia que a través de otros formatos en la inversión. Si no es así, será mejor que desistas del intento en los próximos días.
  • En todos los casos, no puedes olvidar de que es un modelo de inversión que emplea diferentes estrategias para mejorar la rentabilidad.  En esta ocasión, bajo los escenarios más complicados para la bolsa.
  • Es cierto que no tienes muchas alternativas en donde materializar esta propuesta, para lo cual deberás analizar con mucho más detalle la actual oferta financiera.

Una de las últimas opciones para aprovéchate de la volatilidad es contratar ventas a crédito. Es decir, cuando el precio de las acciones baja en los mercados. Aunque este es uno de los productos con mayor riesgo para todos los inversores. No en vano, puedes ganar mucho dinero pero también perderlo en muy pocos días. Solamente los perfiles con riesgo son proclives a ellos.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *