La guerra entre EEUU e Irán puede cotizar en bolsa

El último hecho noticiable que está afectando a los mercados financieros de renta variable es una posible guerra entre EEUU e Irán. De hecho ya varios activos financieros ha recogido esta posibilidad, tanto en uno como en otro sentido. Hasta el punto de que los principales índices de la bolsa están recogiendo, aunque muy tímidamente, esta posibilidad en el marco internacional. Como por ejemplo, en Wall Street que están pesando las tensiones en Oriente Medio, con Donald Trump cancelando en el último momento un ataque selectivo a Irán. Pero que se duda si puede suceder en los próximos días un ataque selectivo sobre las posiciones del régimen de Teherán.

Dentro de este preocupante contexto internacional, llama la atención de que el precio del petróleo mantiene las subidas, ya que un ataque militar de Estados Unidos contra este exportador de crudo podría afectar a los flujos de suministro de crudo en Oriente Medio, que es el comercializador de más del 20 % de la producción mundial. El Brent de referencia en Europa ha avanzado en torno a un punto porcentual en las plazas financieras. Hasta apuntar un precios que ha llegado a los 66 dólares por barril, mientras que el West Texas estadounidense ha repuntado hasta los 58 dólares.

Pero una de las mayores preocupaciones por parte de los pequeños y medianos inversores es como puede incidir una posible guerra entre EEUU e Irán en los mercados de renta variable. Porque no cabe duda de que habrá una lista de ganadores y perdedores entre los valores de diferente signo. Y que sin lugar a dudas puede hacer que puedas ganar o perder mucho dinero en las operaciones de compra y venta de acciones en bolsa. En este sentido, puede ser considerado como una oportunidad para ajustar las carteras de inversión de cara a los próximos meses. Con el objetivo, por un lado, de rentabilizar los ahorros y por otro de proteger tus posiciones ante este escenario que se puede producir en las relaciones internacionales.

Guerra entre EEUU e Irán

La primera reacción para las bolsas internacionales sería claramente negativa ya que se producirían importantes caídas en los principales índices bursátiles de todo el mundo. En especial, en los valores vinculados a los bancos y grupos financieros que podrían perder posiciones en una gran intensidad. En un sector que además está inmerso bajo una clara tendencia alcista a todos los plazos: corto, medio y largo.

Otro de los sectores afectados por la posibilidad de que se pueda hacer efectivo este hecho reseñable es el vinculado por los valores cíclicos. Son muy sensibles a caer en sus cotizaciones como consecuencia de estos sucesos. No en vano, su volatilidad es mucho más intensa que en el resto de los valores bursátiles. Con diferencias entre sus precios máximos y mínimos de hasta el 6 % e incluso con mayor intensidad. Y que por tanto serían mayores sus posibilidades para depreciarse como consecuencia de una guerra entre EEUU e Irán.

Valores refugio en este escenario

Por el contrario, no cabe duda de que habría otros activos financieros que saldrían beneficiados por este nuevo escenario en la geo estrategia internacional. Encabezados por el oro que podría escalar a posiciones muy elevados en la configuración de sus precios. Porque se trata de un metal precioso que en estos casos ejerce como valor refugio ante los periodos de inestabilidad en los mercados de renta variable. En donde son muchos los pequeños y medianos inversores los que toman posiciones en este importante activo financiero. Para proteger sus posiciones por encima de otra serie de consideraciones de carácter técnico y que puede llevar más arriba a partir de estos momentos.

Mientras que por otra parte, tampoco podemos olvidar que el metal amarillo es uno de los activos financieros más alcistas en los últimos momentos. En todos los plazos de permanencia, es decir al corto, medio y largo ya hasta el punto de que se ajusta al perfil de todos los pequeños y medianos inversores. Con el ánimo de rentabilizar los ahorros por encima de otras consideraciones técnicas. Con un potencial de revalorización muy elevado y que puede satisfacer las expectativas de todos sus demandantes. Con una rentabilidad que puede estar entre el 20 % y 30 %.

Valores con mejor comportamiento

Los valores bursátiles que mejor lo pueden hacer en un episodio en una posible guerra entre EEUU e Irán son los procedentes del sector eléctrico. Con empresas cotizadas, como por ejemplo Endesa, Iberdrola o Naturgy. Porque tampoco podemos olvidarnos que en todos los casos están situadas en una situación de subida libre. Es decir, sin apenas resistencias por delante y que le puede ayudar a conseguir precios más ambiciosos. En donde pueden alcanzar metas aún más exigentes que las mostradas en estos momentos. En una estrategia en la inversión que hay que considerarla como de conservadora o defensiva.

Otro de los aspectos a tener en cuenta a partir de estos momentos es que los valores ligados a la alimentación pueden hacerlo también muy bien. Entre otras razones porque no están tan expuesto a estos cambios en la configuración de sus precios en este nuevo escenario estratégico. Por otra parte, conviene recordar que estos sectores son muy sensibles a repartir dividendos muy atractivos para los pequeños y medianos inversores. Con una rentabilidad media que está en torno al 5 %. Mucha más alta que la generada desde los principales productos bancarios, como en el caso de las imposiciones a plazo fijo, cuentas de alta remuneración o deuda pública.

También hay que incidir en que los bonos nacionales pueden ser perjudicados por este nuevo escenario, con un importante descenso en su rentabilidad. Hasta el punto de que está echando a los ahorradores de sus posiciones y dirigirse a otros valores refugio de especial relevancia. En un contexto que se considera como complejo para saber lo que hay que hacer con nuestro dinero. En una decisión que traerá muchos quebraderos de cabeza a los usuarios porque no hay tantos activos financieros en donde elegir en estos momentos.En una estrategia en la inversión que hay que considerarla como de conservadora o defensiva.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.