La guerra comercial entre China y EEUU se recrudece

china

Las bolsas de todo el mundo han vivido una dura jornada como consecuencia de la nueva fase que está teniendo la guerra comercial entre China y EEUU. Tras las palabras del presidente americano, Donad Trump, en el sentido de que iba a elevar las exportaciones de los productos chinos con aranceles de hasta el 25 %. En una semana clave para la buena marcha de un acuerdo que pueda poner punto final a las interminables reuniones entre ambas partes para llegar a un punto satisfactoria en esta guerra comercial que está teniendo entre dos de los más poderosos países del mundo.

Las reacciones de los mercados de renta variable no se han hecho esperar con unas caídas que no se recordaban desde hacía muchos meses. Fueron los mercados asiáticos los encargados de dar un serio aviso a los pequeños y medianos inversores al caer el precio de sus acciones de una forma muy violenta durante la madrugada del lunes. Los principales índices bursátiles lo hacían en un 6 %, mientras el Nikkei de Japón se depreciaba en torno al 2 %. Dando un aviso sobre lo que iba a pasar horas más tarde en las bolsas del viejo continente y como no podía de otra manera en la propia norteamericana.

Al final los descensos en la renta europea no fue tal negativa como auguraban los futuros de los mercados. Al final de la sesión del lunes, los índices se dejaban en torno al punto porcentual, aunque con mayor pesimismo sobre las intenciones de los inversores. Hasta el punto de que se han alzado voces en el sentido de que estos movimientos pueden ser el prólogo de una nueva etapa bajista en los mercados de renta variable. En donde en algunos casos de los valores ya se han roto algunos soportes de especial relevancia y esto es algo que no ha gustado a buena parte de los analistas financieros.

Relaciones comerciales con China

comercio

El detonante de esta crisis está en las relaciones comerciales entre China y EEUU. Este viernes estaba planteado que hubiese un acuerdo entre ambas partes, pero las declaraciones del presidente americano, Donad Trump, han supuesto un jarro de agua fría para las perspectivas de los inversores. No en vano, su intención es subir los aranceles a los productos chinos que pasarían desde el 10 % a nada menos que el 25 %. Es decir, casi el triple y esta es una de las peores noticias que pueden recibir en estos momentos los mercados financieros.

Hasta el punto que desde el Fondo Monetario Internacional (FMI) se ha alertado en estos días de que para que haya crecimiento económico internacional hay que tener en cuenta los intereses de los chinos. Y la subida posible de los aranceles comerciales no es una buena noticia para calmar a los mercados de renta variable. Ni mucho menos, tal y como ha sido recogido por las bolsas de todo el mundo. En una jornada aciaga para los intereses de los pequeños y medianos inversores que han visto como los precios de las acciones se han ido rápidamente para abajo. Con todos los sectores empresariales afectados por esta corriente vendedora.

Habrá que esperar hasta el viernes

De todas formas, la última palabra no está dicha y habrá que comprobar cómo evolucionan esta semana los mercados de renta variable. A la expectativa de ver si se trata tan solo de una estratagema del presidente americano, Donad Trump, para conseguir un acuerdo beneficioso para sus intereses. En este sentido, se dirigen las predicciones de algunos analistas de los mercados financieros que creen que al final no correrá la sangre en los movimientos dentro de la bolsa. Más allá de otra serie de consideraciones técnicas y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales.

Mientras que por otra parte, lo que sí es cierto es que ha producido en efecto psicológico muy negativo entre los pequeños y medianos inversores. En donde la presión vendedora se ha impuesto claramente sobre la comparadora y con una intensidad muy digna de destacar. Con un volumen de contratación muy elevado, tanto en los mercados asiáticos como en los del viejo continente. Por el miedo a que no pueda haber al final un acuerdo en la guerra comercial entre China y EEUU.

Búsqueda de liquidez en los mercados

dinero

Uno de los primeros efectos de este hecho es que la liquidez se ha impuesto como la estrategia que están buscando miles y miles de inversores para proteger sus posiciones. Ante el temor de que se puedan recrudecer estas bajadas en los mercados de renta variable. Por tanto, no habrá más remedio que esperar unos días para constatar cómo va a terminar este nuevo episodio de la guerra comercial entre China y EEUU. Aunque es muy extraño que sea el propio Trump quien tire a la baja la evolución de las bolsas cuando precisamente ha sido su principal defensor. En donde, todo parece que se trata de una estrategia para lograr un mejor acuerdo comercial con los chinos.

En cualquier caso, habrá que estar muy pendiente de su evolución porque de ella depende el rumbo que pueda tomar la bolsa a partir de estos momentos, en uno u otro sentido. Hasta el punto de que puede ayudarte a ganar mucho dinero en las operaciones realizadas o por el contrario dejarte muchos euros por el camino. Con una diferencia entre una y otra tendencia muy notable y que marcará la evolución de tu cartera de inversión a partir de estos precisos momentos. De todas formas, el mes de mayo no ha empezado con buenas vibraciones para los intereses de los pequeños y medianos inversores.

Bancos y acereras las peor paradas

Dentro de este contexto de bajadas en las acciones que cotizan en los mercados de renta variable, no cabe duda de que son los bancos y acereras los que han  desarrollado el peor comportamiento y por encima de otras sectores relevantes en la bolsa. Liderando las pérdidas de este comienzo de semana, y que en el caso español, ha supuesto depreciaciones muy fuertes por encima del 3 %. Después de unas semanas en las que habían recuperados sus posiciones tras un excelente comportamiento en los parqués. Siendo dos de los segmentos que han presentado una mayor volatilidad en la conformación de sus precios.

Por otra parte, no puede olvidarse y referido a la renta variable española, que sus índices se encuentran en un momento decisivo. Tras estar muchas semanas en una tendencia de clara lateralidad, con soportes en los 9.200 y 9.600 puntos para que al final se decida salir al alza o a la baja. En donde a partir de estos momentos puede pasar de todo tal y como están las cosas en los mercados financieros. Para que de esta manera, los pequeños y medianos inversores estén o no en disposición de abrir posiciones en sus inversiones en bolsa, tal y como sería su deseo en algunos de sus casos.

Meses poco favorables para la bolsa

De todas formas, hay una cosa segura, y es que entramos en unos meses que no son muy propicios para el impulso de los mercados de renta variable. Sino más bien todo lo contrario tal y como ha pasado en los últimos años. Por otra parte, también ya estamos muy cerca de los meses de verano en donde el volumen de contratación desciende muy notablemente. Con menos operaciones de compra y venta de acciones y con una mayor volatilidad en las mismas. Esto es algo que hay que tener en cuenta para desarrollar cualquier clase de estrategia en la inversión. Por lo tanto, la precaución deberá ser el denominador común de nuestras actuaciones a partir de estos momentos y por encima de otras consideraciones.

Mientras que por parte, hay que corregir algunos excesos que se han producido en estos meses en los que quizás se ha subido son motivos aparentes para desarrollar estos movimientos al alza. No en vano, el periodo que comprende los meses entre mayo y octubre es uno de los peores para abrir posiciones en bolsa. Al estar considerados por los analistas financieros como uno de los peores para rentabilizar los ahorros. Es por el contrario, un buen momento para estar en absoluta liquidez en la cuenta de ahorro. Para posteriormente aprovechar las oportunidades de negocio que vayan emergiendo en las próximas semanas.

Es muy difícil operar

operar

En este sentido, no puede olvidarse que hay muchas probabilidades de que a la vuelta de las vacaciones el precio de las acciones sea mucho más competitivo que en estos momentos. Y esta situación sin lugar a dudas hay que aprovecharla para optimizar las operaciones que tengamos que desarrollar en el último tramo de este año bursátil. En un ejercicio que no está siendo muy fácil para impulsar cualquier clase de estrategia en los mercados financieros.

En donde incluso se habla de una próxima recesión económica que puede dejarnos enganchado en las posiciones abiertas en los mercados de renta variable. Un factor que sin lugar a dudas va a alejar a los inversores de esta clase de inversiones.  Sobre todo para proteger su dinero antes posibles escenarios adversos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.