La cúpula de BBVA imputada por corrupción: ¿cómo afectará en bolsa?

Fuentes jurídicas han confirmado que el magistrado de la Audiencia Nacional ha acordado la imputación del banco a petición de la Fiscalía Anticorrupción dentro de la pieza del caso Tándem relativa a las contrataciones del banco a Villarejo, que comenzaron en 2004 ante una OPA hostil de Sacyr y se alargaron hasta 2017. En efecto, el juez ha pedido al BBVA que designe a una persona como representante ante el juzgado pero ha rechazado la petición de la entidad de personarse como perjudicado en la causa.

En este sentido hay que aclarar que la fiscalía solicitó la imputación del banco la semana pasada después de analizar la documentación incautada en los registros practicados en noviembre de 2017 y la aportada por el BBVA. En donde varios cargos actuales y pasados del banco están investigados en esta causa, que es secreta, incluido el exconsejero delegado Ángel Cano y el ex jefe de seguridad Julio Corrochano, que abonó una fianza de 300.000 euros para no entrar en prisión.

Ahora uno de los puntos calientes en este valor del índice selectivo de la renta variable en España, el Ibex 35, es cómo responderán sus acciones en la bolsa. No en vano, el temor entre los pequeños y medianos inversores es que sus títulos puedan de nuevo caer durante las próximas semanas. Es un escenario ya de por sí muy negativo después de iniciar una fuerte tendencia bajista desde los 9 euros la acción. Y que lo ha llevado a que en estos momentos cotice muy cerca de niveles en 5 euros, lo que significa que se ha depreciado en más del 60 %. Siendo uno de los peores valores de la renta variable nacional en los últimos doce meses.

BBVA: puede ir a buscar los 4 euros

En un entorno en la cotización de sus acciones muy negativo, el hecho de que la cúpula de BBVA haya sido imputada por corrupción, puede tener unos efectos muy preocupantes para los intereses de los inversores que ya han tomado posiciones en este importante valor del Ibex 35. Más allá de otra serie de consideraciones de carácter técnico y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. En este contexto general, desde luego que no se puede descartar que vaya a visitar niveles más bajos que los que presenta en estos momentos. Incluso acercarse a los 4 euros la acción y equiparse con el Banco de Santander.

Mientras que por otra parte, otro de los aspectos de preocupación para los pequeños y medianos inversores radica en el hecho de que sus acciones puedan emprender un camino aún más peligroso debido a que está inmersa en una corriente vendedora de muy alta fiabilidad. En donde no es descartable que puede dirigirse más abajo en su cotización e incluso derribando nuevos e importantes soportes. Hasta el punto de que es uno de los bancos que peor aspecto técnico muestra en los últimos tres meses. Todos sus parámetros se han deteriorado con mucha fuerza y hacen dudar de lo que pueda hacer el valor en los próximos días.

Con puntuales rebotes

Su actual aspecto técnico no quita la ocasión de que se puedan producir notables e intensos rebotes durante la configuración de sus precios. Pero que servirán, más que para tomar posiciones en el valor, para deshacerlas ante lo que pueda pasar. Porque no puede olvidarse tampoco que el aspecto que presentan los principales índices europeos no son los más deseables. En donde el Ibex 35 está luchando por mantenerse por encima de los 9.000 puntos y de derribarlo le podría llevar a cotas aún más bajas. Algo que también afectaría a las acciones de BBVA y más en el contexto general en el que se encuentra la entidad financiera en estos momentos.

A pesar de que buena parte de los pequeños y medianos inversores pueden interpretar que sus precios están en estos momentos muy baratos. Es especial, cuando hace tan solo unos pocos meses estaba cotizando en torno a los 8 euros la acción. Es decir, se depreciado en la mitad y eso no indica muchas cosas positivas en el valor. Si no que por el contrario, indica una debilidad manifiesta que no da buenas vibraciones para entrar en sus posiciones a partir de estos momentos. No en vano, hay más que perder que ganar y este factor debe hacernos más cautos para operar con la cotizada.

Un sector muy castigado

En cualquiera de los casos, el sector de los bancos está siendo uno de los más castigados en los mercados de renta variable. La cuestión es si va a mantener esta tendencia a partir de las próximas semanas. Porque además, no cabe duda de que sería uno de los más castigados en el caso de que se desarrolle un Brexit fuerte en este otoño. En donde se podrían ver nuevos e intensos descensos en su cotización que le podría llevar a BBVA a emparejarse en la conformación de sus precios con el Banco Santander que en estos momentos está en la barrera psicológica de los 4 euros.

Mientras que por el contrario, hay pocas perspectivas de que este valor bursátil vuelva a cotizar a niveles de años precedentes. Al menos en lo que se refiere al corto y medio plazo que es el plazo de permanencia de muchos pequeños y medianos inversores. Con una rentabilidad por dividendo que es en estos momentos del 4,5 %. Desde luego no es una de las más altas del Ibex 35 pero supone un cobro fijo y garantizado todos los años. En cierta sintonía con el de otros grupos financieros. Aunque la duda que queda entre los analistas financieros es si podrá mantener esta rentabilidad a partir de estos precisos momentos.

Estrategias a realizar con el valor

Ahora ya solo queda pensar que es lo que podemos hacer con este importante valor de la renta variable española. Si bien la estrategia en la inversión pasa por vender sus acciones, los minoristas más agresivos pueden intentar desarrollar una operación de trading para rentabilizar sus ahorros en muy corto espacio de tiempo. Con el objetivo principal de aprovechar su volatilidad para ganar unos pocos euros en esta clase de operaciones tan rápidas. Otra cosa bien diferente es que pueda impulsar un cambio de tendencia ya que para ello tendría que dirigirse a niveles en torno a los 6 euros.

Por otra parte, se trata de unos de los valores con mayor riesgo en las operaciones. Derivadas por su propia situaciones corporativa como desde el sector que integra. A  lo que habría que añadir que las expectativas para los mercados de renta variable no son las mejores, al menos para los próximos dos o tres años. Desde escenario, el mejor consejo es quedarse quieto en abrir posiciones y si es posible colocar a otros valores en el radar. No es prudente realizar compras en la actual coyuntura de los mercados financieros. Ya que puedes llevarte a partir de ahora más sorpresas negativas con este grupo bancario.

Si deseas estar en el sector bancaria dispones de mejores opciones, como por ejemplo el Banco Santander.  En donde los actuales hechos pueden perjudicarles más en sus posiciones en los mercados financieros y habrá que estar muy atentos a lo que puede pasar desde el punto de vista jurídico. Porque no cabe duda de que puede encajar un duro golpe que al final termine afectando a los inversores. Ante este escenario, lo más práctico es no estar en el valor bajo ninguna circunstancia. No en vano, esta actuación puede pagarse muy cara a partir de los próximos días, tal y como apuntan algunos analistas de los mercados.

Gana un 10 % menos en sus resultados

Entre enero y marzo de 2019, el Grupo BBVA ganó 1.164 millones de euros, un 9,8 % menos que en el mismo periodo del año anterior y un 16,2 % más que en el trimestre precedente, a tipos de cambio corrientes. Excluyendo de la comparativa los resultados de BBVA Chile del primer trimestre del año 2018 (desinversión realizada en julio de 2018), el resultado fue un 7,7 % inferior (-6,0 % en euros constantes). Mientras que por otra parte, la tasa de mora se mantiene en el 3,9 % y la tasa de cobertura mejora hasta un 74 %. El coste del riesgo, por su parte, se sitúa en el 1,06 %.

Dentro de sus últimos resultados trimestrales, también destace el hecho de que BBVA continúa siendo líder en términos de rentabilidad, con un ROE de 9,9 % y un ROTE de 11,9 %, significativamente por encima de la media de competidores europeos. A la vez que el ratio de capital CET 1 ‘fully-loaded’ cierra el trimestre en el 11,35 %, acercándose al objetivo de situarse entre el 11,5 % y el 12 %, y absorbiendo todo el impacto de NIIF 16. De esta forma, se pone de manifiesto que el margen bruto se situó un 3,3 % por encima del mismo periodo del año anterior, un avance que en términos constantes fue del 7,0 %, hasta alcanzar 6.069 millones de euros. En línea con los esperado por parte de los mercados de renta variable.

Desde escenario, el mejor consejo es quedarse quieto en abrir posiciones y si es posible colocar a otros valores en el radar. No es prudente realizar compras en la actual coyuntura de los mercados financieros. Ya que puedes llevarte a partir de ahora más sorpresas negativas con este grupo bancario.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.