La bolsa de EEUU se desploma un 5 %, ¿puede ser el inicio de más caídas

En el momento menos esperado para los inversores ha emergido un nuevo “lunes negro” en las bolsas internacionales. El inicio de la semana no podía comenzar peor para los mercados financieros de renta variable. En donde el potente índice Dow Jones se dejaba en torno al 5 %. Una de las caídas más graves de toda su historia y cuya intensidad no se recordaba desde el año 2011, en pleno estado recesivo de la economía. Esta bajada, por otra parte, se ha extendido a otros mercados, como el asiático y europeo. En cualquier caso, la preocupación se ha instalado de nuevo entre los usuarios bursátiles.

Esta depreciación en la bolsa, en especial la norteamericana, ha sorprendido a buena parte de los analistas financieros. Debido a que la evolución de la renta variable norteamericana era impecable hasta estos momentos. Batiendo día tras día los máximos históricos y constituirse en uno de los mercados financieros más rentables del mundo. Con una rentabilidad que en los últimos diez años se ha aproximado al 100 %. Es cierto que se esperaba alguna clase de corrección, pero no un movimiento tan violento como el que se ha desarrollado esta semana.

La corriente vendedora se ha impuesto claramente sobre las posiciones compradoras. Pero la novedad en esta ocasión ha estado en la intensidad de estas posiciones. Hasta el punto que ha sorprendido a muchos pequeños y medianos inversores con el pie cambiado. Ahora de lo que se trata de analizar es si esta bajada es un hecho aislado y puntual o es algo mucho más importante. Es decir, el inicio de una tendencia bajista que pueda tener unos efectos muy negativos sobre las posiciones de los inversores. Esta es una de las claves que se están preguntando durante estos días los agentes financieros.

Motivos del crack en Estados Unidos

Perder un 5 % en una sola sesión bursátil son palabras mayores cuando se habla de renta variable. En cualquier caso, el motivo inicial, y aparente, de este desplome de la bolsa de Estados Unidos está ligado a la decisión sobre la elevación de los tipos de interés. Ahora parece que no va a ser de forma progresiva, tal y como habían asumido los inversores. Si no que puede que sea una manera más desordenada y más rápidamente de lo que sería de esperar. Es un temor que está presente en estos momentos en buena parte de los pequeños y medianos inversores y que se ha trasladado a los mercados de renta variable.

Pues bien, todo parece indicar que la economía norteamericana va como un tiro, tal y como indican la mayoría de sus índices macroeconómicos. Pero con un pequeño matiz, y es que hay indicios de que puede estar produciéndose un cierto calentamiento en la misma. Y este importante factor puede tener unos efectos perversos sobre la aplicación de las medidas en los tipos de interés al otro lado del Atlántico. Y este temor se ha dejado traslucir hasta los parques de bolsa. Así se explica esta bajada de nada menos y nada más que del 5 %.

¿Qué pasará con los tipos de interés?

De cualquier forma, hay una cosa que ha quedado muy clara y es que la decisión sobre los tipos de interés en Estados Unidos sigue siendo determinante para la evolución de los mercados de renta variable. Así se ha puesto de manifiesto con gran virulencia durante estos días. Con una presión vendedora que hacía años que no se veía, al menos en las bolsas americanas. Con la mayor caída jamás registrada en el Dow Jones. Un factor que ha animado a los más pesimistas de los mercados financieros a seguir con sus estrategias de estar en liquidez en  los mercados de renta variable.

De cualquier forma, las bolsas europeas se dejan en torno a un 2 %, arrastradas por la mayor caída en puntos registrada por el Dow Jones. Con una vinculación  muy directa con respecto a las cotizaciones de las acciones en el otro gran mercado financiero internacional. Hasta el punto de poner de manifiesto la gran interrelación que existe en estos momentos con estos activos financieros. No en vano, los mercados asiáticos también se han dejado cerca del 4 % de media en estos dos primeros días de la semana. Ahora solamente quedará comprobar si estas caídas en los principales índices mundiales tendrán más extensión durante los próximos días.

Bajadas que se extienden a Europa

No solamente el mercado bursátil americano ha salido mal parado estos días. Si no que por el contrario, en el viejo continente también se ha reflejado esta sacudida en el mundo de la bolsa. Como consecuencia de ello, el CAC 40 francés se dejó un 2,35 %; el FTSE británico, un 2,64 %; el Dax de Fráncfort, un 2,32 % y el MIB de Milán, un 1,52 %. Por lo que respecta a la bolsa española hay que decir que ha mantenido esta misma línea al depreciarse el Ibex 35 un 2,5 %. Con los futuros tenidos en rojo en todos los mercados, lo que son duda augura más caídas durante la semana. Aunque puede que no sean de la misma intensidad que las del lunes.

De todas formas, no es el único mercado financiero que ha perdido valor en estos días tan críticos para todos los inversores. Otro de los grandes afectados ha sido el del petróleo, ya que el barril brent, el de referencia en Europa, ha quedado apenas por encima de los 67 dólares. Con una bajada en el valor de su precio del 0,70 %. No obstante, no ha sido tan dramática como en el caso de los principales índices internacionales. Con una repercusión mucho más limitada hasta estos momentos.

Posición de los bonos soberanos

Otro de los efectos colaterales de este importante desplome en la renta variable de todo el mundo se ha materializado en los bonos. Porque en efecto, desde esta nueva perspectiva en la inversión el bono estadounidense ha destacado estos días al marcar un interés del 2,7 %, que contrasta con la rentabilidad que está ofreciendo estos días el bono germano que se mueve en una franja que tiene como media el 0,7 %. Estas cotizaciones anticipan una futura subida de tipos que es el principal miedo al que tienen los mercados financieros. Y en donde se concentra este desplome de la renta variable de Estados Unidos y en menor medida al de otras áreas geográficas del mundo.

Por tanto, esta bajada en la bolsa también puede ser interpretada como una mera recogida de beneficios en la bolsa estadounidense. Aunque con unas connotaciones mucho más importantes desde otros puntos de vista de la inversión. En este sentido, no puedes olvidarte a partir de estos momentos que ha habido un cambio de titular en la política monetaria al otro lado del Atlántico. Y este es un factor que puede provocar desconfianza entre los pequeños y medianos inversores.

Cambio de rumbo en la FED

Tampoco puede olvidarse que la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) asume una nueva presidencia y esto siempre siembra un cierto resquemor en los mercados financieros. Sobre las medidas que pueda tomar en materias monetarias y muy especialmente ligadas a los tipos de intereses. Algo de esto tiene también que ver con el desplome de la bolsa a primeros de semana. No en vano, se empieza a asumir que el nuevo titular de la FED, Jerome Powell, pueda realizar en los próximos días alguna clase de movimientos monetarios muy agresivos recién llegado al puesto. Porque se ser así, esta depreciación en los mercados de renta variable no sería puntual. Si no como el preludio de nuevos recortes y hasta puede que de más intensidad en cuanto a sus efectos principales.

Por otra parte, no es descartable que la bolsa siga aportando valor a tus inversiones, pero una cosa es bien segura y es que la volatilidad ha llegado de nuevo a las plazas bursátiles de casi todo el mundo. La evolución de índice VIX así lo pone de manifiesto en estos dos días, con un más que notable repunte en sus niveles. Desde luego que no puedes olvidar que lo que mide este índice vinculado directamente a la bolsa es el miedo de los inversores. Y ahora mismo lo que está diciendo es que sí lo hay y mucho.

Nuevas oportunidades de negocio

Aunque si inviertes en este punto de referencia no dudes que podrás ganar mucho dinero a partir de estos momentos si la inestabilidad en los mercados financieros es toda una realidad. Aunque con un gran riesgo en las operaciones ya que es necesario aportar mucha experiencia en esta clase de movimientos tan especiales desde todos los puntos de vista.  En cualquier caso, el nuevo año en curso ha empezado más movido de lo que se preveía desde un principio.

En donde sin lugar a dudas seguirán emergiendo las oportunidades de negocio, incluso si las cosas van a peor en la bolsa en lo que resta de año. Al menos es un nuevo escenario con el que no contabas para formalizar tus operaciones en bolsa. Porque al fin y al cabo esto es la bolsa. Donde puedes ganar mucho dinero, pero también dejarte muchos euros por el camino.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Bolsa

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.