La bolsa de Estados Unidos terminará el año casi en máximos

La renta variable de Estados Unidos es la que está teniendo un mejor comportamiento durante este año que está a punto de finalizar. Pero lo que es más interesante es que lleva bajo a esta tendencia bajista casi diez años. Ejercicio tras ejercicio está batiendo nuevos niveles históricos y que están sorprendiendo a los pequeños y medianos inversores. En donde han podido rentabilizar los ahorros como nunca lo habían hecho desde siempre.

Un inversor que haya invertido hace años un total de 10.000 euros habrá visto como ha doblado o incluso triplicado su inversión. Algo inimaginable en los mercados de renta variable en los últimos años. Hasta el punto de que es lógico pensar de a partir de ahora y en cualquier momento puede cambiar la tendencia de los mercados a corto, medio y largo plazo. La duda es si este escenario se desarrollará a partir del próximo año.

Aunque uno de los aspectos que habrá que tener en  cuenta desde estos momentos es que la política económica del presidente Trump no lo permitirá. Y ya sabemos que uno de los principales objetivos de mandatario americano es impulsar a los mercados de renta variable por encima de otra serie de consideraciones. No en vano, durante su presidencia la bolsa ha tenido su mejor comportamiento en casi toda su historia. Y desde luego no querrá que se le pueda empañar el conseguir un segundo mandato para estar en la Casa Blanca otros cuatro años más.

Estados Unidos: bolsa con fortaleza

Si por algo se ha distinguido la renta variable de EEUU en estos tres años es por su gran fortaleza que ha mostrado. Mucho más que en el caso de los mercados de renta variable del viejo continente. Con una divergencia anual a favor del primero de los mercados financieros del 6 %, que es un porcentaje que supone muchos miles de euros en las operaciones en bolsa. Con sectores que incluso se han revalorizado cada año por encima del 50 %. Esto es algo que desde luego que no ha pasado en la renta variable europea,

Mientras que por otra parte, también hay que incidir en que las correcciones que ha tenido la bolsa en EEUU han sido muy insignificantes y sobre todo puntuales. Para a continuación retomar de nuevo la tendencia alcista y alcanzar nuevos máximos históricos. Con una fuerte presión compradora frente a la vendedora y con un volumen de contratación muy alto como muestra del interés por parte de todos los perfiles de los inversores. Siendo uno de los denominadores comunes de uno de los mercados más potentes de todo el mundo.

Apreciaciones anuales del 50 %

La tónica alcista en la renta variable americana ha mantenido unos beneficios que no han logrado en otras importantes plazas internacionales. En este sentido, ha mostrado una tendencia mucho más regular y que ha ido al alza año tras año para llegar a estas posiciones en este año. Además, las previsiones apuntan a que lo que puede hacer que los índices europeos en el 2020. Para lo cual no puede descartarse que de nuevo consiga unos máximos históricos. En toda una escalada alcista que se ha desarrollado en la última década.

Mientras que por otra parte, el Dow Jones de EEUU no ha mostrado muchos signos de debilidad en las correcciones que se han  generado en los últimos meses. Como una inmejorable señal de que el escenario al alza en este mercado de renta variable no puede estar agotado y puede volver el indudable interés entre los pequeños y medianos inversores. Para agotar de esta manera las ganancias que se han ido acumulando año tras año. Casi el doble sobre la inversión inicial que se puso en marcha ya hace varios años.

Previsibles correcciones

De cualquier forma, no habrá más remedio que tener muchas precauciones en las operaciones debido a que las correcciones pueden ser muy fuertes a partir de estos momentos. En donde más de un inversor puede quedar enganchado en sus posiciones y por tanto dejarse muchos euros por el cambio como consecuencia de estas dudas que se despierta en la renta variable americana. Y que puede limitar las aportaciones de los pequeños y medianos inversores en sus respectivas tomas de posiciones. Con un potencial en su revalorización menor que en otros años.

Por otra parte, también hay que indicar que la renta variable de EEUU ha alcanzado sus objetivos y todo lo que venga a partir de estos momentos puede ser considerado como un premio adicional. Al igual que es completamente normal que el próximo año no se tan favorable para el Dow Jones y otros índices de especial relevancia en Estados Unidos. Si no que por el contrario, ya puede dar los primeros avisos sobre un cambio de tendencia, al menos de forma previsible. Para que de esta manera, estemos preparados para elaborar alguna que otra estrategia en la inversión que sea más acertada para rentabilizar los ahorros.

Cambiar la cartera de inversión

De todas maneras, es conveniente ir reduciendo las posiciones poco a poco para evitar problemas con este mercado de renta variable. Para dirigirse a los mercados europeos o alguna emergente que tenga en estos momentos un buen aspecto técnico y que permita abrir posiciones con mayores garantías de éxito. En cualquier caso, será la excusa perfecta para variar nuestra cartera de valores de cara a los próximos años. A través de una prevención sobre lo que pueda pasar a partir de estos momentos.

Con el deseo que, si fuese necesario, se mejorasen los resultados en nuestra cuenta de ahorro que es al fin y al cabo de lo que se trata en esta clase de operaciones. Pero teniendo en cuenta que la renta variable ya ha subido mucho en los últimos y no es previsible que siga así muchos años más. Porque no olvides que nada sube eternamente y mucho menos en el siempre complicado mundo de la bolsa. A pesar de que el Dow Jones está muy cerca de sus máximos históricos, con todo lo que esto quiere decir para los intereses de los inversores.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.