Invertir en diciembre sin estar en bolsa

Diciembre es un mes tradicionalmente alcista en los mercados de renta variable, pero si por cualquier circunstancia no deseas exponerte a estos mercados financieros dispones de otras alternativas que pueden ser más seguras. La rentabilidad que obtengas no será tan amplia como en la bolsa, pero al menos podrás sufragar algunos de tus pequeños caprichos en estos días festivos. Con el objetivo más inmediato de generar una rentabilidad a tus ahorro con un plazo de permanencia en torno a un mes. Para que después pueda tantear otra clase de inversiones o incluso retomar las inversiones en los mercados bursátiles para mejorar las posiciones en tu cuenta de ahorro.

En todos los casos se tratan de inversiones que tienen un denominador común y es que su nivel de permanencia es muy corto. En la práctica los días que consta este mes tan importante del año con el objetivo de dotarse de un pequeño capital como fruto de los intereses de estos productos financieros. De esta manera, se incluyen desde los modelos alternativos a los tradicionales planes de ahorro puestos en marcha por parte de los bancos. En donde la rentabilidad es cierto que será moderada y raramente superará márgenes de intermediación en torno al 1 %.

Otro de los aspectos de que debe valorarse es que serán inversiones muy puntuales y en ningún caso con nivel de permanencia. En lo que se constituye como una inversión denominada como puente y que tiene la finalidad de esperar a un mejor momento para volver a los mercados de renta variable. Pero de una forma en  que el dinero produce un mínimo tipo de interés para que se adecue al poder adquisitivo por parte de los pequeños y medianos inversores. Como una de las señas de identidad de esta clase tan especial para rentabilizar los ahorros.

Imposiciones ligadas a la bolsa

Se pueden contratar desde 1.000 euros con unos plazos de vencimiento que abarcan desde 1 a 10 años y posee un período de suscripción único que finaliza en la fecha establecida o cuando se hubiera suscrito el importe total comprometido. A pesar de que son depósitos referenciados o garantizados que incluyen una cesta de valores que cotizan en los principales mercados bursátiles del mundo. Se conforman como una fórmula muy especial para incrementar la rentabilidad que ofrecen estos productos, aún a costa de cumplimentar con una serie de requisitos.

En cualquier caso, se trata de una alternativa más segura que estar invertido directamente en la bolsa ya que la mitad de la inversión está relacionada con la renta fija y la otra parte vinculada, total o parcialmente, a la evolución de índices, acciones, divisas o cualquier otro activo de referencia tanto del mercado nacional como internacional. A pesar de todo, no queda más remedio que tener especial cuidado con este tipo de productos ya que se distinguen porque el capital puede estar o no garantizado, pero en el caso de que no lo estuviese, el cliente podría perder la totalidad de su inversión, dependiendo de las características de cada depósito.

Inversiones más innovadoras

De cara al perfil de los pequeños y medianos inversores más agresivos se puede aprovechar este periodo del año para posiciones en los activos financieros alternativos. En especial, los procedentes de tendencias muy alcistas. Debido a que estas propuestas en la inversión pueden recoger los beneficios en muy corto espacio de tiempo. Puede tomar posiciones, en activos como por ejemplo materias primas o metales preciosos. No obstante, su principal inconveniente es el mayor riesgo de las operaciones ya que puede generar los efectos contrarios. Y como consecuencia de esta actuación, perder mucho dinero en los movimientos en los mercados financieros.

Mientras que por otra parte, se trata de operaciones que son muy rápidas y agiles que terminan en el preciso momento en que se implantan las ganancias. Pero en este caso., con una diferencia muy sustancial con respecto a otros modelos en la inversión. Y es que se refiere como complemento a la inversión por parte de los usuarios. En ninguno de los casos como la inversión principal ya que los riesgos son más altos que en las restantes propuestas. Y por supuesto que bajo una cuantía mínima no muy exigente en todos los casos.

Abriendo una cuenta de ahorro

Puedes aprovechar esta época del año para suscribir una cuenta promocional con los bancos que te permitan contratar una imposición a plazo fijo de entre 1 y 3 meses. Ofrecen una rentabilidad mayor que en los restantes casos al elevar el tipo de interés hasta el 3 %. Pero que no la puedes renovar a su vencimiento, ni tampoco la puedes cancelar de forma anticipada. Pero es la manera más fácil para mejorar la remuneración en un periodo de tiempo tan dilatado. Con una característica muy especial como es el hecho de que estas imposiciones tienen un tramo máximo en el importe a remunerar.

Bonos europeos

Otra de las alternativas que tienes en estos momentos es dirigirte hasta este activo financiero en detrimento de la deuda periférica, en especial la española. Ante las dudas que ha generado la formación del gobierno en nuestro país y que sin lugar a dudas puede lastrar la rentabilidad de los bonos españoles. Mientras que por otra parte, hay que incidir en que este producto financiero puede suscribirse por periodos de tiempo muy cortos, como por ejemplo un mes. Precisamente el periodo que queremos cubrir con nuestras operaciones y que puede ser formalizado a través de diversos intermediarios financieros. Con la aplicación de un tipo de interés que oscila entre el 1 % y 2 %. De forma fija y garantizada en el momento de su vencimiento, en este caso al mes

Estas son en definitiva las opciones que tienes en estos momentos para rentabilizar los ahorros en un periodo tan corto como es este mes de diciembre. Aunque debes de saber que no hay que esperar de grandes rendimientos. Ni mucho menos. Si no por el contrario, para salir del paso para terminar el año con ciertas plusvalías.

Depósitos online

La principal diferencia que tienen con respecto a los depósitos tradicionales es que se pueden suscribir cómodamente a través de Internet sin tener que salir de casa, pero también en que ofrecen una rentabilidad superior, los que les configura como un producto muy interesante para los usuarios bancarios. La retribución que ofrecen es muy dispar en cuanto a la oferta existente, oscilando en una franja comprendida entre el 0,75 % y 1,15 %, en función de sus características y del plazo seleccionado, aunque algunas entidades los adornan con regalos como fórmula para captar más clientes. Los requisitos para acceder a este tipo de depósitos son mínimos, tan solo hay que ser cliente de un banco o caja de ahorro online y disponer de una contraseña para operar durante el proceso de contratación.

Fondos de inversión responsables

Los inversores pueden optar por invertir en fondos cuyas carteras están basadas en empresas con criterios éticos, sociales o medioambientales, de forma que le permita alinearse acorde con sus convicciones personales, a parte de la rentabilidad que pueden ofrecer a sus suscriptores. Se pueden encontrar fondos que basan su cartera atendiendo a criterios éticos de actuación empresarial u otros que establecen la limitación de no invertir en industrias de fabricación de armamento, producción de bebidas alcohólicas y producción de tabaco. Algunos fondos de inversión donan a entidades no gubernamentales un 0,7 % de la comisión de gestión del fondo, mientras que otros están destinados a la conservación y rehabilitación de las catedrales que forman parte del Patrimonio Artístico de España.

Planes de ahorro

Los bancos y entidades de crédito están sacando al mercados otro tipo de cuentas que ofrecen mayor remuneración a sus clientes, aunque debido a la bajada en los tipos de interés raros son los casos en que sobrepasan el 2 % y, en las que muchas de las estrategias para comercializarlas radican en ofrecer su rentabilidad en función de tramos, con el objeto de premiar las mayores cantidades depositadas. Las señas de identidad de este tipo de productos son que no contemplan, por lo general, comisiones de mantenimiento ni administración y llevan aparejadas otros servicios gratuitos para sus titulares como que puedan realizar domiciliaciones o la obtención de tarjetas totalmente gratis. Debido a la reciente y continuada bajada en los tipos de interés muchas de las entidades se han decantado por olvidarse de los tipos fijos y ofrecer este tipo de cuentas referenciados al Euríbor, mientras que en otros casos las han eliminado directamente de su oferta bancaria.

Invertir en plata

Durante los últimos años se ha asistido a un importante rally alcista que ha beneficiado a todos los ahorradores, que de uno u otra forma, hayan estado posicionados en el mercado de la plata y, que se ha configurado como uno de los más proclives a depositar los ahorros por los enormes beneficios que ha generado en los últimos ejercicios, por encima de otros activos financieros de primer orden, y por supuesto superando en rentabilidad a la renta variable internacional. Este metal precioso, en cambio, ha cerrado este mismo ejercicio con una amplia revalorización al llegar a cotizar en 17,48 dólares la onza en el mercado de Londres, lo que supone unos beneficios del 61% con respecto al año anterior en que estuvo cotizando en la barrera de los 10,80 dólares, aunque menos importante si se compara con su cotización de hace dos años en que su precio alcanzó los 14,77 dólares, lo que significa una revalorización del 18 % aproximadamente.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.