Inversiones a largo plazo: lo que tienes que saber

Hay muchos plazos de permanencia pero uno de los más relevantes es el que está dirigido a la permanencia más duradera. O lo que es lo mismo, el largo plazo. Pues bien, este plazo de inversión está especialmente dirigido a inversores con perfil conservador o defensivo. Para que de esta forma puedan rentabilizar su patrimonio sin limitaciones de tiempo. A la vez que podrán despreocuparse de la inversión durante unos cuantos. Hasta el punto que en algunos casos incluso se vuelve una inversión hereditaria. Es decir, que pasa de padres a hijos sin ningún cambio en la cartera de inversión

Al referirse a las inversiones a largo plazo el primer aspecto que habrá que dilucidar es los años que contempla esta clase de periodos. No hay un parámetro objetivo, pero puede considerarse como largo plazo las permanencias superiores a tres o cinco años. En donde se mantendrán las posiciones de una forma manera estática, sin ninguna clase de variaciones. En cualquier caso, esta inversión es la más alejada que te puedes encontrar a las operaciones de carácter especulativo. Y no todos los pequeños y medianos inversores están dispuestos a asumirlas.

Por supuesto que en estos plazos de permanencia hay una serie de valores que son más propensos para ser suscritos en las operaciones en bolsa. En especial, aquellos que muestran una mayor estabilidad en la conformación de sus precios. Con pocas oscilaciones y que generalmente no destacan por sus altas apreciaciones o deprecaciones en el valor de las acciones. No todos los sectores cumplen con esta característica tan acusada. Siendo los defensivos los más indicados para que puedas abrir posiciones a partir de estos momentos.

Largo plazo: pago de dividendos

Desde luego que si hay una característica que identifica a estos valores bursátiles es que en su mayoría reparten dividendos a sus accionistas. Con un interés medio fijo y garantizado todos los años en torno al 5 % y que está representado por compañías bancarias y eléctricas que cotizan en el Ibex-35. Con una rentabilidad superior a la que ofrecen algunos de los productos bancarios (imposiciones a plazo, pagarés o cuentas de alta remuneración). Hasta el punto de que son muchos los intermediarios financieros que optan por estos valores cuando el periodo de permanencia es a largo plazo.

Una de las razones para optar por esta estrategia tan especial es porque contarás con unos ingresos garantizados a partir de ese momento. Independientemente de cuál sea la evolución de las acciones en los mercados de renta variable. Podrás contra con mayor nivel de liquidez en tu cuenta corriente para hacer frente a tus gastos diarios. Incluso para afrontar algún que otro desembolso no previsto en tu presupuesto familiar o personal. No dudes de que podrás estar en esta situación durante muchos años, más de los que piensas desde un principio. Sobre todo si cuentas con el respaldo de unos ingresos regulares.

Beneficios de estas operaciones

Son muchas las aportaciones que te generarán las operaciones a largo plazo en bolsa. Por tanto es conveniente que las conozcas por si en los próximos días vas a realizar una operación en renta variable de estas características. Algunas de las más relevantes son las siguientes que te exponemos a continuación.

  1. En periodos tan largos es más complicado que pierdas dinero en cada una de las operaciones de esta singularidad.
  2. Te permitirá estar desconectado de los mercados financieros durante mucho tiempo, sin el estrés de estar invertido en bolsa que te exigirá estar pendiente casi todos los días.
  3. El ahorro en comisiones será otros de los factores por los que saldrás beneficiado de estos periodos de permanencia tan amplios.
  4. Al fin y al cabo siempre podrás rescatar tu dinero en cualquier momento y variar tu estrategia en la inversión. Ante una necesidad personal o para afrontar unos gastos no esperados.

Analizar tus necesidades reales

Por otra parte, no debes olvidarte de analizar cuáles son tus perspectivas de inversión. Porque en función de las mismas puede que la mejor solución para defender tus intereses sea la inversión a largo plazos. Para ello será completamente necesario de que el dinero que vayas a invertir no lo necesites en los próximos años. Para ello, no tendrás más remedio que contar con unas rentas o ingresos fijos que te ayuden a satisfacer todos los gastos de tu economía doméstica. Además, te servirá para que no tengas que realizar una pésima operación parcial ante alguna necesidad urgente en tus cuentas personales.

También será muy importante que no tengas prisas para rentabilizar los ahorros rápidamente. Sino que por el contrario tu mayor deseo sea crear una bolsa de ahorro estable de cara a los próximos años. Incluso si eres mayor, como complemento a tu jubilación. Para que de esta forma tengas en los años dorados una calidad de vida mucho más elevada. No en vano una de las características de las inversiones a largo plazo es que no están diseñadas para los usuarios más activos en los mercados financieros. Sino más bien todo lo contrario, para un perfil muy tradicional en tus relaciones con el mundo del dinero.

Valores más adecuados a estos plazos

Como bien podrás suponer no todos los valores bursátiles te serán útiles para esta clase de estrategias para rentabilizar los ahorros. Están especialmente indicados los menos volátiles en la formación de sus precios. Es decir, con desviaciones en sus precios que se mueven bajo márgenes muy estrechos. Desde luego que no te harán millonarios, pero al menos te darán mucha más seguridad de que no tendrás alguna que otra sorpresa negativa en su cotización a partir de estos momentos. Se distinguen porque prevalece la seguridad por encima de otros planteamientos más agresivos.

Además, estos valores son conocidos como hucha porque muestran una revalorización progresiva todos los años. Aunque bajo un porcentajes que no son muy llamativos, entre el 1 % y 3 %. Pero en cualquier caso, superando el interés que te proporcionan los tradicionales productos bancarios (depósitos a plazo fijo, pagarés de empresas o cuentas de alta remuneración). En los que raramente se suele sobrepasar de niveles de rentabilidad en torno al 1 %. No en vano son valores que no generan muchos quebraderos de cabeza en el momento de contratarlos. En donde están muy bien dirigidos a los plazos más largos.

Mejorar el encarecimiento de la vida

Otro de los objetivos de las inversiones a largo plazo es que puedas mejorar la subida de los precios todos los años. Es decir, que el valor de tu dinero no se difumine año tras año como consecuencia del incremento del índice de precios al consumo. En este sentido, tienes que recordar que el IPC en estos momentos es del 1,2 %, según los últimos datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Pues bien, necesitarás que a largo plazo vayas batiendo estos márgenes de rentabilidad para que no pierdas poder adquisitivo a partir de estos momentos. Por tanto, necesitarás una rentabilidad por encima del 1,50 % para que este deseo pueda hacerse realidad.

No en vano, con los habituales productos bancarios no podrás cumplir tus anhelados objetivos. Y no tendrás otro remedio que acudir a los mercados de renta variable. Aunque bien es cierto que asumiendo muchos más riesgos que hasta ahora. Es el peaje que tendrás que pagar para que esta estrategia se lleve finalmente a cabo. Sin olvidarte del dicho por parte de muchos pequeños y medianos inversores de que en la bolsa a largo plazo es muy difícil perder dinero. Porque al fin y al cabo es un activo financiero que casi siempre sube en estos plazos de permanencia tan especiales.

Desventajas de estas operaciones

Por el contrario la inversión a largo plazo tiene también algunos inconvenientes. Entre ellos que estarás más encorsetado para realizar cualquier clase de estrategias. Porque la flexibilidad para realizar movimientos en la renta variable será sensiblemente menos que en las operaciones a corto o medio plazo. Por otra parte, te impedirá que puedas gozar de un rendimiento todos los años. Si no que por el contrario, no habrá otra solución que esperar 4, 5, 6 o 10 años para rescatar tus aportaciones económicas. Independientemente de cuál sea la evolución en la cotización de sus precios.

Esta clase de inversión, por otra parte, requerirá de una selección más correcta en la oferta de valores que te presentan los mercados de variable. Sean nacionales o incluso fuera de nuestras fronteras. Porque no todos ellos sirven para esta clase de estrategias tan bien definidas. También será necesario valorar que  no te supondrá ningún beneficio real para tus cuentas personales en el corto y largo plazo. Si no que tendrás que ser más paciente con su consiguiente resolución. No lo olvides para no cometer un error del que puedas arrepentirte a los pocos años de tomar las posiciones.

Por último tampoco puedes olvidarte de que esta inversión puede crearte un problema de liquidez en algún que otro momento. En donde no tendrás más remedio que realizar ventas parciales para subsanar el problema. Y puede que a un precio de venta que no es el que mejor te satisfará en esos momentos. Hasta el punto de que podrás perder dinero en las operaciones.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Jensen Andersen dijo

    Estoy empeñado en divulgar las actividades fraudulentas de un timador en que nadie más debe creer y ser estafado. Perdí 1.500 euros al contratar un servicio de asistencia inmobiliaria, cuyo dueño, es un tal Juan Carlos Quiroga Pérez. Este sujeto es un charlatán que se esconde detrás de empresas ficticias para hacerse con tu dinero ilícitamente.

  2.   Jensen Andersen dijo

    Casi desde la creación de los correos electrónicos han surgido estafas y fraudes que usan este medio para hallar víctimas desprevenidas. Actualmente, hay un estafador llamado Juan Carlos Quiroga Pérez que usa como medio favorito los emails para timar. Si alguien hace contacto con usted y el remitente es inversionesyapuestas@gmail.com, es porque has sido elegido como su próxima víctima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *