Inversión en segunda vivienda

viviendaEl mercado inmobiliario español continúa su fase de recuperación tras la crisis económica y se confirma como un sector atractivo para la inversión. Bien a través de la compra habitual de vivienda o como consecuencia de la adquisición de una segunda vivienda. Esta última más apta para las operaciones de inversión. En cualquier caso, y gracias a la reactivación del mercado inmobiliario, estas operaciones pueden constituirse en una fuente alternativa para que rentabilices tus ahorros de cara al medio o largo plazo.

La falta de rentabilidad en las bolsas internacionales durante los últimos meses está propiciando que mucha gente como tú mismo esté buscando otras opciones para obtener un beneficio a su patrimonio. Además, los productos derivados de la renta fija (depósitos a plazo, pagarés bancarios, bonos, etc.) no están pasando por un buen momento, como consecuencia del abaratamiento en el precio del dinero por parte de las autoridades monetarias de la Unión Europea.

Estos productos raramente superan niveles de retorno en los ahorros del 0,50%. Las perspectivas, por tanto, para tu dinero no son las mejores que puedes encontrarte. No tendrás más remedio que acudir a otros mercados en donde puedas efectuar estos movimientos con mayor eficacia. Y de entre todos ellos, vuelve a emerger con fuerza el mercado inmobiliario. O lo que es lo mismo, la comprar de inmuebles como fórmula para rentabilizar las operaciones a partir de estos momentos.

Vuelve la inversión en ladrillo

Se trata de un sector muy ligado a la economía española y que fue duramente castigado por la crisis económica. Pero ahora retoma de nuevo su rol de valor refugio ante las pocas garantías que te ofrecen en estos momentos la mayoría de productos bancarios o financieros. Según varios estudios del sector, el potencial de revalorización en la compra de pisos es de nuevo atrayente para los inversores. Y en concreto la adquisición de una segunda vivienda es una de las maneras más eficaces para rentabilizar la operación.

Para ello cuentas con una oferta cada vez más potente de créditos hipotecarios. Aprovechando la bajada de los márgenes en el índice de referencia para las hipotecas, el Euribor. No en vano, se encentra en tasas negativas y por tanto puedes aprovecharte de esta situación para la compra de una segunda vivienda que tenga como principal objetivo una operación inversora. En la actualidad, hay algunos créditos de estas características con un diferencial por debajo del 1%. Es decir, tendrás que pagar menos por tus cuotas mensuales a partir de ahora.

¿En qué consisten estas operaciones?

La compra de una segunda cada tendría una doble finalidad. Por un lado, aprovechar la actual coyuntura económica para ampliar tu patrimonio. Pero por otro, sacar un rendimiento a través de este inmueble. Bien vendiéndolo cuando se haya revalorizado, o alquilarlo. Incluso solamente en periodos vacacionales. Será una cantidad adicional que te vendrá muy bien para ajustar el presupuesto. Solamente requerirá que cuentes con unos ahorros más potentes que en otras inversiones.

Este es el momento en donde puedes materializar esta inversión a través de una oferta muy dinámica y que está claramente en expansión como consecuencia de los buenos datos económicos que presenta el sector durante los últimos meses. No en vano, estas adquisiciones se han materializado en forma de inversión en buena parte de las ocasiones. Al calor de los importantes incrementos en sus precios y que llevaran a que muchas personas hayan conseguido  excelentes plusvalías en sus movimientos.

Crecen las operaciones en vivienda

construcciónLa reactivación del sector inmobiliario en España está propiciando que el número de contratos para adquirir una segunda vivienda haya mejorado durante los últimos meses. El Índice de Precios de Vivienda (IPV) correspondiente al segundo trimestre de 2016, difundido por el Instituto Nacional de Estadística (INE), constata un alza en las operaciones del 3,9%. Este dato pone de relieve el mayor dinamismo que está registrando esta actividad económica.

Se trata de una opción para dar salida a los ahorros tras el débil rendimiento que generan los productos bancarios (depósitos, pagarés, etc.). Raramente exceden de la barrera del 0,55%, como consecuencia del abaratamiento del dinero. Hasta incluso rivalizar con la poca confianza que despierta la bolsa entre los inversores durante los primeros nueves meses del año. Donde el Ibex 35 no se está comportando como esperaban los pequeños y medianos inversores. En cambio, y aprovechado los mejores tipos que ofrecen los mercados, está incidiendo en que algunos inversores se decanten por la compra de una casa en la playa o en la montaña. Bien para su disfrute personal o como estrategia de inversión alternativa.

Menos importes, pero más barato

Los créditos hipotecarios para la adquisición de una segunda vivienda se están formalizando bajo unas condiciones de contratación diferentes con respecto a la casa habitual. No supone, como inicialmente pudiese pensarse, más ventajas con respecto al modelo tradicional de financiación. Sino que por el contrario, son unos productos más rigurosos en cuanto a los importes que conceden y sus plazos de amortización. De todas formas pueden contratarse bajo unos intereses más bajos que hace unos años como consecuencia de la bajada del índice de referencia al que están vinculadas la mayoría de las hipotecas suscritas a tipo variable.

Porque en efecto, el Euribor se ha trasladado al terreno negativo, de forma histórica durante los últimos meses, al contraerse hasta el 0,059%. Desde el 5,384% en que llegó a cotizar en plena crisis económica, en 2008. Por tanto, esta clase de hipotecas para formalizar las operaciones inmobiliarias son más baratas de suscribir que antes, siempre y cuando se realicen sobre un tipo de interés variable. En este sentido, los últimos datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística, correspondiente al mes de junio de 2016, ponen de manifiesto que las el 76,6% de las hipotecas constituidas utiliza un tipo de interés variable, frente al 23,4% de tipo fijo. El Euribor sigue siendo el tipo de referencia más utilizado en los contratos a interés variable, con el 93,6% de las nuevas firmas.

Características de estas hipotecas

hipotecasLas utilizadas para una segunda vivienda mantienen unas líneas comerciales muy bien definidas. Ofrecen un importe menor con respecto a la compra de la vivienda estable. Los bancos no conceden más del 75% sobre su valor de tasación. Otra aportación que genera este modelo de financiación es que sus plazos de amortización también son más dilatados. Raramente sobrepasan la barrera de 25 años. Se explica porque el perfil de sus demandantes es de mayor edad, en muchos casos personas que ya han cumplido 45 años. Como consecuencia de esta peculiaridad en los contratos, no hay más remedio que acortar el periodo de devolución.

Bajo estas constantes comerciales, las entidades financieras han impulsado una oferta que está destinada para satisfacer estas necesidades. En unos casos, por medio de créditos ambivalentes, es decir tanto para la primera como segunda vivienda. Aunque esta última opción se comercialice con una condiciones de contratación diferentes. Y en otros, con propuestas específicamente desarrolladas para estas adquisiciones en el mercado inmobiliario. En cualquiera de los casos, se están aprovechando de los excelentes tipos de interés que generan sus promociones. En las propuestas más agresivas llegan a proporcionar un diferencial por debajo del 1%.

¿Qué créditos pueden contratarse?

hipotecasIbercaja ha diseñado la Hipoteca Evoluciona Mixta 5 que está destinada para la compra de segundas viviendas. Ofreciendo un importe máximo sobre el 70% de tasación del inmueble. El tipo de interés está determinado por un tipo fijo inicial durante un período de hasta 5 años, y para el restante del 2,50%. Aunque cumpliendo con una serie de requisitos puede bajarse hasta el 1%. Contempla un plazo para su amortización de hasta 30 años.

La Hipoteca Variable es la respuesta de Banco Santander a las necesidades inmobiliarias de las familias. Está referenciada al Euríbor + 0,99% a partir del tercer año, y del 1,75% los dos primeros. En su modalidad para segundas viviendas financia el 70% de la compra, con un plazo para su devolución no superior a 25 años. Bajo un planteamiento diferente, BBVA está comercializando la Hipoteca Fija. Se caracteriza porque sus intereses varían en función de los plazos acordados para devolver el importe. Entre el 2,51% (para un máximo de 15 años) y 2,85% (20 años). En todos los casos financia el 70% de la nueva propiedad. Su aceptación requiere de unos ingresos regulares superiores a 1.500 euros mensuales.

La Hipoteca Naranja de ING Direct es otra alternativa que disponen los usuarios para efectuar esta operación inmobiliaria. Por un importe del 75% del valor de tasación, siempre que la operación se formalice a partir de 50.000 euros. Desde el Euribor + 0,99%, con un mínimo de 9 y un plazo máximo de 40 años. Otra de sus aportaciones es que está confeccionada exenta de comisiones y otros gastos en su gestión.

Oficina Directa ofrece el Euribor + 1,10% y exenta de comisiones. Hasta el 60% del precio de compra, por un importe máximo de 600.000 euros y con 30 años por delante para cerrar la operación. Su gran aportación reside en que sus titulares pueden beneficiarse de la mejora en el tipo de interés, con una bonificación de hasta el 1%. A través de la domiciliación de su nómina, un seguro del hogar y la contratación de sus tarjetas. La Hipoteca de Openbank la presenta a sus clientes con el Euribor + 1,25%, siempre que se suscriban sus condiciones. A las anteriores añade la domiciliación de los recibos domésticos. Financia el 70% por con plazo máximo de 25 años. Se centra en importes a partir de 50.000 euros, y no incorpora ninguna comisión. Otra de sus aportaciones es que permite su amortización anticipada, sin ninguna penalización.


Categorías

Préstamos

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *