Inversión en materias primas

Las empresas centradas en estas materias primas se clasifican bajo dos criterios que es conveniente tener en cuenta en el momento de la contratación de estos productos financieros. Por una parte, en función de su tamaño. En donde las de mayor riesgo lógicamente son las pequeñas. Con una división entre productoras y explotadoras. Las explotadoras asumen el riesgo de la búsqueda y la excavación, mientras que por el contrario, las otras se centran en el tratamiento y distribución. Estos datos son muy relevantes en el momento de realizar la formalización de esta alternativa en la inversión.

También hay que incidir en que el principal mercado donde se negocia oro, la plata  y otros metales no preciosos (como el aluminio, cobre, plomo, níquel, zinc o estaño) es el COMEX. No obstante, la excepción es el platino ya que el principal mercado es el TOCOM, cuyas operaciones se materializan en el yen japonés, y el NYMEX. Se trata de los mercados financieros a los que tienes que acudir si deseas invertir tus ahorros en algunas de las materias primas mencionadas y otro de similares características.

Por otra parte, el mercado del oro está tremendamente influenciado por los flujos generados en los mercados de futuros. Mientras que la correlación para el crudo es del 50 % en el tema del oro el precio puede llegar a explicarse en un 70 % y 90 %. En cualquier caso, no puedes olvidar que algunos de los proveedores de productos en el mercado financiero son los siguientes: Merril Lynch, Ruffer o SG, entre los más relevantes. Es decir, lo que comercializan los productos de estas características y que aportan diferentes soluciones a los pequeños y medianos inversores.

Materias primas: gran volatilidad

Dentro de las características más importantes dentro de esta inversión denominada como alternativa está el hecho de su contratación de otras divisas ajenas al euro. Porque en efecto, no puede olvidarse que la apreciación de la divisa americana a  la vista de la correlación negativa que históricamente ha presentado algunas de las materias primas más relevantes. Mientras que por otra parte, hay que destacar que la volatilidad de los fondos basados en estos activos financieros están en torno al 20 %. Con lo cual, el riesgo en las operaciones es siempre mucho más elevado. Hasta el punto de que puede darse grandes fluctuaciones en tu cartera de inversión alternativa.

Este hecho genera que la diferencias entre sus precios máximos y mínimos sean muy importantes y en cualquier caso más alto que en otras inversiones más convencionales. Como por ejemplo, a través de la compra y venta de acciones en los mercados de renta variable. Lo que hace que sea un producto muy indicado para las operaciones de trading o de carácter especulativo por su alto componente de variaciones en la conformación de sus precios. En donde puedes ganar mucho dinero, pero por la misma razón dejarte muchos euros por el camino a partir de estos momentos.

¿Cómo contratarlos?

Otro factor de riesgo es el fuerte peso que tienen los ETFs y demás instrumentos derivados sobre el precio de estas materias primas y sobre los flujos de entradas y salidas en este activo financiero. Conviene recordar que los fondos cotizados es una mezcla entre los fondos de inversión tradicionales y la compra y venta de acciones en los mercados de renta variable. Con la ventaja sobre estos de que aporta unas comisiones que en todos los casos son más competitivas. De forma, que estás en condiciones de rentabilizar mejor las operaciones en algunas de estas materias primas. Hasta el punto de que te ahorrarás bastantes euros en su gestión o mantenimiento.

Los fondos cotizados, por otra parte, te ofrecen una amplia gama de modelos que aportan esta característica. Basados en diferentes materias primas: oro, café, trigo, soja o cacao entre algunos de los más relevantes. A través de una cartera de inversión que está muy bien definida desde el momento de su confección y hasta que se liquidan las operaciones. En donde puedes dirigir los movimientos a todos los plazos de permanencia: corto, medio y largo. En función del perfil que presentes como pequeño y mediano inversor: agresivo, intermedio o conservador o defensivo.

Contratación directa

Mientras que otra parte, existe también la posibilidad de ver que la producción minera se incremente y puedas contratar las materias primas directamente en los mercados en donde se compra y vende estos productos financieros. No por explotaciones nuevas sino por mayor producción de las existentes. Este riesgo es limitado por los altos dividendos que han estado repartiendo las compañías encargadas de su comercialización. En donde destaca el hecho de que la política de reinversión ha sido mínima y esto algo que siempre te favorece como pequeño y mediano inversor.

En este sentido, es muy interesante evaluar que son muchas las compañías cotizadas que están íntimamente ligadas con la producción de estas materias primas. Tanto en los mercados nacionales como de fuera de nuestras fronteras para que de esta manera puedas diversificar mejor tus inversiones a partir de estos momentos. Sin que en ningún momento la rentabilidad de las mismas se resientan en las operaciones financieras, tal y como es tu deseo en estos momentos. Para que puedas invertir tu capital, por ejemplo, en trigo o cacao. Materias primas que están mostrando un alta rentabilidad en los últimos meses.

Materias primas en los fondos

Otra de las alternativas para canalizar tus inversiones se materializa a través de los fondos de inversión de estas características. Una de sus principales aportaciones reside en el hecho de que pueden ir complementadas con otros activos financieros. Tanto procedentes de la renta fija como de la variable o incluso desde otros modelos alternativos como es este. Para que de esta forma, también puedas diversificar las inversiones de una forma óptima y estable. Para ir creando una bolsa de ahorro muy interesante de cara al medio y largo plazo. Como estrategia en la inversión para rentabilizar los ahorros en estos periodos de tiempo.

Mientras que por otra parte, los fondos de inversión basados en estos activos financieros tan especiales se constituyen en una opción a la inversión más convencional. En especial, cuando se genera una gran inestabilidad en los mercados de renta variable por una u otra causa. Siendo una solución a la falta de propuestas para desarrollar las inversiones que no sean la compra y venta de acciones en los mercados de renta variable. Como puede pasar en estos momentos en la bolsa al entrar en un cambio de tendencia, pasando de alcista a bajista. Algo que puede sin lugar a dudas a desanimarte en tus intenciones de rentabilizar los ahorros.

Características de estos mercados

No cabe duda de que  beneficiarse del coste de oportunidad de tener el dinero de sus primas en los balances por mayores tipos de interés es una de las prestaciones que te ofrece la inversión en materias primas. Por encima de otra serie de consideraciones de carácter técnico y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. Porque la inversión en materias primas siempre ha sido uno de los recursos que tenían a mano los pequeños y medianos inversores. Sobre todo en otros años en que la estabilidad en sus precios era uno de sus denominadores comunes más relevantes.

Además, no puedes olvidar que esta clase de inversión no era para nada especulativa, aunque en este sentido su estructura ha sufrido una modificación en la forma de operar. Hasta el punto de que ya no es lo mismo contratar estos productos tan especiales. No en vano, los riesgos son cada mayores, entre otras razones por su elevada volatilidad que incluso puede llevar hasta el 30 % o 40 % en la conformación de sus precios. Para que tengas más problemas para ajustar los precios, tanto en las operaciones de venta o compra.

Situación actual de los mercados

En estos momentos, hay algunas materias primas que son muy rentables con una rentabilidad superior a la que ofrecen los mercados de renta variable. En especial, en lo que se refiere a los metales preciosos que ofrecen retornos sobre los ahorros cercanos al 50 % en el último año. Muy concretamente el oro que es un valor que ejerce como valor refugio ante los escenarios de estabilidad en los mercados de renta variable. A donde se dirigen buena parte de los capitales de los inversores que desean tranquilidad al confeccionar su cartera de inversión.

Por último,  también hay que recalcar que esta clase de inversiones deben de servir como de complemento a las principales. Nunca como un movimiento prioritario ya que esta estrategia en la inversión puede producirte unos efectos no deseados sobre tu cuenta de resultados. Más allá de otra serie de consideraciones más técnicas. En cualquier caso, debes analizar estas propuestas en la inversión porque es mucho lo que te estás jugando en esta clase de operaciones sobre las materias primas. Porque por otra parte, la mayoría de estas operaciones se realizan en otras divisas ajenas al euro: dólar norteamericano, franco suizo o yen japonés. Con el coste monetario que conlleva el cambio de moneda en cada uno de los productos financieros elegidos: comisiones, tasas, etc.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.