¿Qué es el interés legal del dinero?

interés legal del dinero

Actualmente los prestamos son algo muy utilizado por muchos usuarios, pues conforme avanza la tecnología es más sencillo el poder solicitar y autorizar préstamos a casi cualquier persona. Sin embargo a pesar de ser tan populares, los préstamos siguen siendo desconocidos para muchos usuarios, sobretodo en el ámbito de las reglamentaciones o legislaciones, y uno de los términos que debe interesarnos, y que sin embargo en muchas ocasiones pasa desapercibido es el interés legal del dinero, pero antes de entender este término debemos entender lo siguiente.

Cuando solicitamos un préstamo acordamos con el prestamista o la entidad financiera un plazo en el cual debemos liquidar nuestra deuda; además de eso se especifica el interés que se aplica en la cantidad base del préstamo, este interés puede ser simple o compuesto, además de que puede cambiar el periodo de capitalización en el cual debemos ir realizando los pagos de nuestra deuda.

Y aunque hasta aquí todo parece perfecto hay situaciones que ocurren en la vida real y que sin embargo no son siempre controlables, una de estas situaciones es el retraso en algún pago de nuestra deuda.

Existen dos situaciones concretas, cuando nos retrasamos en un único pago para liquidar la deuda, como ocurre con los microcréditos en los que el prestamista solicita la liquidación del préstamo en un solo pago, generalmente al mes de haber autorizado el préstamo. La segunda situación es cuando nos retrasamos en un pago de nuestra serie uniforme, por ejemplo, si nuestro pago debe realizarse el dia 2 de cada mes y en el mes de agosto nos retrasamos, no pudiendo cubrir la cantidad correspondiente a dicho mes.

Otro asunto que debemos conocer antes de poder definir el tema principal de este artículo es la demora, este término legal es utilizado para definir el incumplimiento de un pago en el tiempo acordado debido a negligencia, es decir que dicho retraso sea intencionado.

Esto es importante de tener en cuenta porque el interés legal del dinero únicamente aplica cuando quien debe cubrir la deuda incurre en demora; es decir que si la razón por la que no pudo realizar el pago fue una situación completamente fuera de su control, la sanción podría variar.

Un último hecho que debemos entender claramente antes de entrar de lleno a la decisión del interés legal del dinero es que el préstamo que solicitamos es un contrato o un convenio entre el prestamista y el usuario; y como en todo contrato ambas partes se comprometen a realizar ciertas cláusulas, y en caso de que no las cumplamos existen clausulas en las que existen penalización por incumplimiento. Esto quiere decir que si nosotros nos comprometemos a realizar el pago el día dos y no lo hacemos, la institución financiera puede realizar alguna penalización ¿Cuál es?

Interés legal del dinero

interés legal del dinero

La penalización que se maneja por los retrasos en los pagos acordados es en general mediante el cargo monetario de cierta cantidad. Estos recargos en nuestro saldo a ser cubierto podrían ser un motivo para que las instituciones financieras abusen de manera que se cobren grandes cantidades, así que para regular esta situación el gobierno expide el interés legal del dinero.

Una vez que entendemos lo que es un contrato, un préstamo, la demora, y un recargo podemos entrar de lleno a la decisión del término de interés legal del dinero. Este puede ser definido como una cantidad porcentual que es fijada de manera legal, por el gobierno, para así poder calcular de una manera justa la cantidad que debe pagarse como indemnización por realizar el pago de manera tardía.

Ahora bien es cierto que el gobierno establece la tasa de interés anual que aplicara a los casos en los que se incurra en retrasos en los pagos, sin embargo algo muy importante que considerar es que esta tasa de interés aplica únicamente si no hay ningún acuerdo en el que el usuario del préstamo se comprometa a realizar los recargos con base en una tasa de interés distinta.

Es por lo anterior que es muy importante que como usuarios de algún préstamo revisemos bastante bien el contrato en busca de alguna especificación en este asunto, porque en caso de que aprobemos el que el recargo se realice con una medida distinta al interés legal del dinero, entonces la tasa podría haber incrementado considerablemente.

Ahora bien, existen muchas situaciones en las que en caso de que ninguna de las partes haya acordado cierto interés en caso de demora la ley establezca el monto que deberá cubrirse. En algunas ocasiones existen normas muy específicas sobre ciertos asuntos, por lo que es importante revisar esas legislaciones con la finalidad de poder definir correctamente el monto a ser cubierto. El articulo número 1108 del Código Civil es el encargado de regular estos asuntos.

Otra de las cuestiones que debemos considerar es que este interés es aplicable a la cantidad que se adeude, por lo que el pago total resultante será el equivalente al pago correspondiente a dicho periodo de tiempo más el cargo por el retraso. Por lo que el pago a ser cubierto es el equivalente a la suma de la cantidad deuda damás la cantidad que se agrega como recargo.

La legislación actual

interés legal del dinero

Algo que debe quedar aclarado es que actualmente quien rige esta tasa de interés es el banco de España de manera independiente, que si bien está bajo el mando del gobierno de España es una entidad distinta.

Esto es importante porque el interés legal del dinero en su principio si era regulado completamente por el gobierno, es decir la parte jurídica, de manera que su regulación estaba dictaminada por la legislación.

Fue hasta el 30 de diciembre de 1997 que se elimina de manera completa todo vinculación existente entre el interés legal del dinero con el tipo de interés básico que dictamina el banco de España. De esta manera quedaba eliminada la relación que existía entre la tasa de interés dictaminada por el banco y el interés legal del dinero.

Esto fue muy importante porque durante el año 2011 y el año 2012 la deuda pública española se disparó de manera bastante notoria, debido a esto los mercados financieros elevaron su valor de igual manera.

Pero gracias a que se eliminaba la relación entre dichas tasas de interés el interés legal del dinero no demostró ningún aumento significativo, cosa que hubiese ocurrido de no haber considerado dicho asunto.

Caso especial

Un dato histórico interesante con respecto a la legislación de este asunto es que en el protectorado español de marruecos existieron legislaciones completamente independientes del resto de España.

En este lugar el interés se fijó en 6% anual, pero también limito la posibilidad de que los involucrados hicieran uso de un acurdo en el que dicho iteres fuese mayor al 12%, así que sin importar si ambas partes habían firmado un acuerdo, en caso de que la tasa acordada fuese mayor al 12% esto quedaría anulado por la ley.

El último cambio que hubo de esta legislación fue en 1946, en el cual el interés legal del dinero se fijaba en 4%. Posteriormente, en cuanto dejo de existir el protectorado de marruecos dejo de tener un tratamiento especial y paso a ser legislado por la misma ley que estaba vigente en el resto de España.

Interés de demora tributario y de demora comercial

interés legal del dinero

Existen dos tipos de interés de demora, el tributario y el comercial. Ambos tienen distintas razones de existir y por ende distinto afecciones en el pago del particular al prestamista; para entenderlas mejor analicemos ambas de manera independiente.

Comenzando por el interés de demora tributario, una cantidad que está establecida en las operaciones que involucren a particulares, empresas y a los organismos públicos. Esta tasa de interés tiene relación directa con la agencia tributaria, y es la prestación equivalente que se exige como pago a los obligados tributarios.

De manera más sencilla podemos definir que este es pago que debemos realizar a la agencia tributaria con motivo del cobro de una cantidad debido al atraso en el pago de una deuda.

Ahora bien, el interés de demora comercial es regulado un ordenamiento jurídico, el cual fue dictaminado por el parlamento Europeo y del Consejo. Esto regula asuntos en los que se ven involucradas operaciones concentradas por empresas entre sí, de manera que no hay individuales involucrados. También regula las situaciones en las que están involucradas las administraciones públicas. Este asunto tiene mayor profundidad en todas sus normativas.

Comencemos con el hecho de que el plazo para realizar los pagos es limitado a un periodo de 60 días, y este no podrá ser ampliado bajo ninguna circunstancia. Además de que el periodo de tiempo que contempla los 60 días comienza no cuando se recibe la factura, sino con la recepción de los bienes o materiales.

Otras de las cuestiones que se regulan son el agrupamiento de facturas con la finalidad de poder realizar un pago único entre otras. En estos casos las transacciones se basan principalmente en la responsabilidad que tiene el cliente para liquidar una compra que haya realizado a otra empresa.

El tener todo esto en cuenta es algo muy importante, aunque lo mejor siempre será no excedernos en los tiempos de pagos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *