Impuestos indirectos

Qué son los impuestos indirectos

En el día a día, los impuestos forman parte de nuestra rutina diaria, aunque no te des cuenta de ello. Sin embargo, pagamos impuestos, tanto directos como impuestos indirectos. Por ejemplo, cuando compras algo en una tienda, o cuando compras un coche usado, o una vivienda a otra persona. Sí, son cosas cotidianas que podemos hacer a lo largo de la vida y que puedes no saber que estás pagando con ello impuestos indirectos.

Pero, ¿qué son los impuestos indirectos? ¿Por qué existen? Y, sobre todo, ¿cuáles existen? Todo esto y mucho más es lo que te vamos a contar a continuación.

Qué son los impuestos indirectos

Los impuesto se pueden dividir en dos grandes grupos, los directos y los indirectos. Estos últimos, se conceptualizan como aquellos que gravan de manera indirecta la capacidad económica. En otras palabras, los impuestos indirectos son aquellos que se pagan por el consumo, tráfico o producción que se lleva a cabo. En este caso, dependerá del producto en sí, y no de las personas, de ahí que sean indirectos, porque es por el uso de ese producto que se debe pagar.

Por ejemplo, imagina que vas a una agencia de viajes y decides contratar un paquete para irte a Estados Unidos. Ese producto está «gravado» con un impuesto indirecto, que tú pagas a través del llamado IVA. Sí, ese es uno de los más conocidos impuestos, pero lo cierto es que hay algunos más que quizá no sabes.

Por qué existen los impuestos indirectos

Por qué existen los impuestos indirectos

La gran pregunta que puedes hacerte ahora es el motivo por el que una persona, que ya paga un producto, tiene además que pagar un impuesto indirecto. De hecho, es algo que mucha gente podría pensar ya que hablamos de un dinero que se paga sin que la persona que vende lo pueda disfrutar.

Todos los impuestos indirectos forman parte de la financiación del Estado, y sirven para recaudar dinero. La propia Agencia Tributaria también se ha encargado de justificar el cobro de este dinero de la siguiente manera: es un impuesto que se debe cobrar debido a que el consumo de esos bienes que se adquieren generan unos costes sociales que hay que sufragarlos. En este caso, algunos sí son más visibles esos costes, como por ejemplo el tabaco o el alcohol. Pero en otros es más complicado de entender.

Impuestos indirectos que se pagan en España

Impuestos indirectos que se pagan en España

Sin embargo, como impuestos indirectos no tenemos solo el IVA. En realidad, hay más impuestos que estás pagando y que lo haces sin darte cuenta. Por eso, hemos hecho una recopilación de los que son y te vamos a explicar un poco más detalladamente de cada uno de ellos.

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

El impuesto sobre el valor añadido, más conocido como IVA, es del que todo el mundo sabe y es más o menos consciente que ha de pagarlo. Por ejemplo, cuando se compra algo, o cuando se solicitan los servicios de un trabajo, el IVA va dentro del precio que hay que pagar (salvo que se diga lo contrario).

En España tenemos tres tipos de IVA, el superreducido del 4%, el reducido del 10% y el habitual, que es del 21%.

Su gravamen siempre recae sobre el consumidor final, es decir, el que va a disfrutar del servicio o del producto. Sin embargo, corresponde a aquellos que realizan el trabajo, o a quien vende ese producto, el recaudar ese impuesto para después ingresárselos a Hacienda. ¿Quiere decir que todo el IVA es para Hacienda? No, se puede deducir aquel IVA que un negocio necesita para desarrollar su actividad.

En otras palabras, igual que los consumidores pagan un IVA, las empresas también lo hacen, por lo que después se deduce el IVA cobrado por el pagado, ingresándose la diferencia.

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados

Otro de los más conocidos dentro de los impuestos indirectos es el de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentales.

Lo que hace es gravar la circulación de bienes y derechos, así como el gasto o la renta que tengamos. Por ejemplo, imagina que tienes una casa, o un coche, y que quieres venderlo. Pues bien, en estos casos, el IVA no se paga, pero sí que se paga este impuesto que viene a ser lo mismo a grosso modo.

Actualmente, son las propias Comunidades Autónomas quienes se encargan de regular este impuesto, por lo que dependiendo de dónde vivas puedes pagar más o menos del mismo.

Ahora bien, no solo actúa cuando hay transmisiones, es decir, compraventa de bienes, derechos… sino también puede aplicarse en operaciones de empresas e incluso en actos que haya que documentar oficialmente, documentos de notarios, etc. Y al igual que con el IVA, la persona que debe pagar el impuesto es el que lo adquiere, no el vendedor.

Impuestos indirectos que se pagan en España

Renta de Aduana

Este impuesto está regulado por el Reglamento (UE) 952/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de octubre de 2013, por el que se aprueba el Código Aduanero de la Unión.

¿Qué grava? Pues la mercancía, tanto la que se importe como la que se exporte de España. Por ejemplo, imagina que vendes algo a otro país, pues has de pagar un impuesto (este) por haber hecho esa venta (además de todos los impuestos que debas pagar además de este).

Impuestos especiales

Los impuestos especiales, por su naturaleza, solo los pagan las personas que compra algunos bienes concretos. Eso sí, hay que tener en cuenta que pueden estar gravados por dos impuestos, el del IVA y también el impuesto especial.

¿De qué productos hablamos? Pues concretamente estamos refiriéndonos, por darte ejemplos, del tabaco, del alcohol o las bebidas alcohólicas en general, de hidrocarburos o de la matriculación de medios de transporte.

Impuestos locales

Por último, tenemos los impuestos locales. Son aquellos que los Ayuntamientos o Diputaciones Provinciales pueden exigir a las personas. También aquí se englobarían los impuestos autonómicos.

¿Un ejemplo de ellos? Seguro que los conoces muy bien: el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, más conocido como impuesto de circulación (sí, por tener un coche, moto, caravana… y circular por España por ella te hacen pagar); o el impuesto sobre bienes inmuebles, más conocido como IBI (que pagas porque tienes una vivienda en propiedad).


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)