Iberdrola: la eléctrica preferida por los analistas

El sector eléctrico es uno de los más importantes en la renta variable española y dentro de él no cabe duda de que Iberdrola es la compañía preferida por buena parte de los analistas financieros. Ofrece una excelente relación entre rentabilidad y riesgo que está muy indicada para los usuarios más defensivos o conservadores. Desde luego que con la compra de sus acciones no podrás hacerte millonario de la noche a la mañana. Por supuesto que no. Pero a cambio, te generará una mayor estabilidad en las posiciones que tengas abiertas. Sea cual fuese la estrategia en la inversión que hayas decidido tomar a partir de estos momentos.

Iberdrola junto a Endesa y Gas Natural se constituyen en los pesos pesados del sector. Pero con unas sutiles diferencias que deberán ser analizadas para entender un poco más la evolución de sus acciones en el índice de referencia de la bolsa española, el Ibex 35. Con un precio objetivo en estos momentos que está situado muy cercano en los importantes niveles que tiene en los 7 euros la acción. De esta forma, aún le quedaría recorrido ya que cuenta con un potencial de crecimiento que oscila entre el 5 % y 10 %, en función de cuál sea el analista financiero encargado de analizar su posición en los mercados financieros.

Se trata de una opción de compra que no debe faltar en ninguna cartera de inversión. Porque no ofrece grandes sustos al inversor, tal y como ocurre con otros valores punteros de la bolsa nacional. En este sentido, las acciones de esta empresa cotizada se han movido entre los 5 y 6,50 euros durante los últimos cinco años. Pero de una manera pausada, silenciosa y hacer excesivos ruidos. Esta es al fin y al cabo Iberdrola, y lo debes tener presente tanto para lo bueno como para lo malo. Siendo, en cualquiera de los casos, uno de los valores blue chips de la renta variable doméstica. Es decir, unos de los de mayor capitalización ya que mueve muchos títulos en todas las sesiones bursátiles.

Iberdrola: la mejor eléctrica

Si por algo se ha caracterizado este importante valor es por ser uno de los más recomendados dentro de su sector. Hasta el punto de que está presente en todas quinielas por parte de los reputados analistas del sector. Esto es un factor que debe tenerse en cuenta a partir de estos momentos si el deseo de los pequeños y medianos inversores es entrar en la bolsa para rentabilizar su patrimonio personal. En este sentido, no puede olvidarse de que es una propuesta bursátil que no ofrece excesivas sorpresas todos los años. Si no que por el contrario, es muy previsible a todos los efectos.

Por otra parte, la compañía eléctrica pasa por ser una de las opciones favoritas para mantener las posiciones al medio y largo plazo. Sin resquicios para las operaciones más especulativas en los mercados financieros. No en vano, generan una gran tranquilidad a los inversores que ya están posicionados en sus acciones. No hay riesgos de grandes desplomes, ni tan siquiera de descensos muy verticales en su cotización. En donde la seguridad prevalece por encima de las ganas de incrementar el capital a través de la bolsa. Con una línea de negocio muy estable desde todos los puntos de vista y que es algo a tener en cuenta en la inversión.

Rentabilidad del 5 % en dividendos

Otros de los aspectos más interesantes de Iberdrola es que ofrece un interés cercano al 5 % en el reparto de dividendos hacia sus accionistas. Lo que configura a la compañía como una de las más rentables de la renta variable nacional. Desde este escenario general, no debe faltar en la cartera de los ahorradores que buscan seguridad por encima de otras consideraciones. Porque en este sentido,  se trata de una original idea para conformar una plan de renta fija dentro de la variable. Independientemente de cómo puedan evolucionar las acciones en los mercados de renta variable. Con un tipo de interés superior al de los principales productos bancarios (depósitos a plazo, pagarés o cuentas de alta remuneración).

En definitiva, no puedes olvidar que las acciones de Iberdrola están inscritas en uno de los sectores más beneficiados por el reparto de dividendos. En todos los años, los ejecuta dos veces, uno los primeros días del año y el restante con el inicio de las vacaciones de verano. En cualquier caso, se cobra como a cargo de la cuenta corriente de sus titulares y no bajo un importe bruto. Si no que por el contrario es un abono en neto, en el que se descuentan los impuestos directamente. Es un factor que desconoce buena parte de los accionistas de esta compañía eléctrica. Con uno de los mejores rendimiento de los valores que cotizan en los mercados de renta variable.

Se trata de un valor defensivo

Esta es una compañía que está inmersa dentro de uno de los segmentos más conservadores de la bolsa nacional. En donde predominan las operaciones a medio y largo plazo sobre las de menor permanencia. Porque en efecto, tampoco puede olvidarse que Iberdrola no es un valor para hacer mucho dinero. Si no por el contrario, para fomentar el ahorro por encima de otras estrategias más agresivas. Es como mantener una bolsa de ahorro que va dando una rentabilidad poco a poco y sin excesivas estridencias en los resultados.

Por otra parte, esta compañía eléctrica se mueve bajo unos márgenes muy estrechos que no están adaptados a las operaciones de trading. Si no que el contrario, es para mantener las posiciones durante muchos años. Tantos como desee el propio inversor. Desde estos planteamientos se puede tomar posiciones en el valor, bien desde operaciones agresivas o por el contrario con un corte mucho más defensivo. En cualquier caso, es una propuesta en bolsa que pocas veces debe faltar para elaborar una cartera de inversión realmente equilibrada y diversificada.

Incremento del dividendo

Una de las novedades que presenta esta compañía es que durante los próximos años va a elevar el rendimiento de sus dividendos. Hasta el punto de que pueda alcanzar nada menos que el 6 % y superando a otras competidoras dentro del sector eléctrico. Como consecuencia de su calculada estrategia empresarial que la puede llevar a ser una de las empresas más rentables del ámbito nacional. Con un beneficio por acciones que es de los más interesantes en estos momentos y que serán en un incentivo más para que los inversores se fijen en esta compañía para tomar posiciones de cara a los próximos años.

Otro de los aspectos más relevantes de Iberdrola es el hecho de que es una compañía que está muy implantada en el ámbito doméstico. Hasta el punto de que goza de la confianza de buena parte de los pequeños y medianos inversores. Porque aparte de la rentabilidad que se puede generar con la evolución de sus acciones está también el interés de sus dividendos. Una doble vía, por tanto, para rentabilizar los ahorros a partir de estos momentos. En donde los riesgos están muy controlados y es muy complicado que puedas perder una parte muy importante del capital invertido.

Un tipo de negocio recurrente

Si por algo se distingue Iberdrola es porque representa una línea de negocio que siempre es demandada por parte de los ciudadanos. Necesitan energía para sus hogares o trabajos y esta empresa se lo proporciona todos los meses bajo una tarifa que va en aumento año tras año. Este es uno de los motivos por los que reparte beneficios entre todos sus accionistas. A diferencia de otras líneas de negocio de dependen de otros factores para vender sus productos o servicios. Esto ofrece una gran tranquilidad a los inversores que han tomado posiciones en este valor.

Por otra parte, la electricidad es uno de los negocios más estables dentro del empresariado nacional. Con muy poca competencia debido a las especiales circunstancias por las que vive este relevante sector. Por último, también hay que reseñar que es muy complicado que esta clase de empresas quiebren en algún que otro momento de su vida empresarial. Algo que no ocurre en otros sectores más vulnerables a este hecho destacable que si puede suceder en otras empresas cotizadas. Muy del gusto por parte de los ahorradores de toda la vida.

Sus aportaciones más relevantes

Se trata de un tipo de compañía de corte muy tradicional pero que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos. Incluso con un peso muy específico dentro de las renovables. En donde son muchos los factores adicionales que puede aportar a los inversores y entre los que destacan los siguientes puntos a su favor:

  1. Es uno de los valores clásicos de la renta variable nacional.
  2. Pertenece a un sector de larga tradición en el mundo bursátil.
  3. Se trata de un valor que destaca por su elevada capitalización.
  4. No requiere de especiales cuidados para evitar riesgos en su cotización.
  5. Presenta un PER que es considerado por los analistas financieros como más que interesante.
  6. Está integrado dentro de los grandes valores que conforman la bolsa española.
  7. Su principal atractivo reside en la seguridad que aporta su inversión.



Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.