IAG uno de los valores a tenerlo en cuenta en el radar

Uno de los valores bursátiles más activos que hay en estos momentos en los mercados de renta variable es sin lugar a dudas la línea área IAG. Debido a la alta volatilidad en que cotizan sus acciones ya que pueden subir o bajar bajo una intensidad muy relevante, en buena parte de las ocasiones con niveles por encima del 3 % o 4 %. Siendo una de las propuestas en bolsa más indicadas para realizar las operaciones en trading. A pesar de pertenecer a una línea de negocio considerada como más convencional.

Por otra parte, presenta una alta capitalización en sus títulos con un volumen de contratación que es muy alto en todas las sesiones bursátiles. Cotizando en el índice selectivo de la renta variable española, el Ibex 35, como uno de los títulos más representativos y que es objeto de buena parte de las operaciones por parte de los pequeños y medianos inversores. Moviéndose en sus títulos en una franja que está situado entre los 4 y 8 euros por acción. Bajo una tendencia que hasta estos momentos es moderadamente lateral.

Mientras que por otra parte, sus precios dependen de la evolución del crudo en los mercados financieros. Para que de esta manera, sus precios suban o bajen en función de este importante parámetro de los mercados financieros. Será el elemento determinante para que el precio de sus acciones suban a partir de estos momentos. No en vano, este factor le genera que cotice con una alta volatilidad que puede no ser muy apta para los intereses de los pequeños y medianos inversores con perfiles más conservadores. Con diferencias que pueden alcanzar niveles en el 5 % y que pueden ser utilizadas para operaciones de trading o en la misma sesión bursátil.

IAG: con el petróleo en 60 dólares

En estos momentos, el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió un 5,5% y cerró en 62,43 dólares el barril en reacción a la fuerte caída semanal en las reservas de Estados Unidos, de 9,5 millones de barriles, y a la cercanía de una tormenta en el golfo de México que ha obligado a evacuar plataformas.  Mientras que por otra parte, también hay que recalcar que al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros de WTI para entrega en agosto ascendieron 3,60 dólares respecto a la jornada anterior y alcanzaron el precio de cierre más alto de las últimas siete semanas.

No se ha puesto, de momento, una tendencia clara en el precio de este importante activo financiero y del que dependerá la evolución en los mercados de renta variable la compañía aérea IAG. Por este motivo, los riesgos pueden ser sensiblemente mayores que en el resto de sectores bursátiles. Y esto es un factor que sin lugar a dudas deben asumir los inversores que abran posiciones en la compañía a partir de estos días. Porque en verdad no se encuentra con una tendencia clara, ni en uno ni en otro sentido.

Factor en contra: el Brexit

Mientras que por el contrario, su mayor enemigo es la salida del Gran Bretaña de las instituciones comunitarias. Más allá de otras consideraciones de carácter técnico y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. Porque en efecto, IAG es uno de los valores más vulnerables de la renta española por este hecho reseñable. En donde, los funcionarios de Bruselas han asegurado que el plan de IAG para sortear el Brexit es “totalmente absurdo” ya que consideran que los inversores británicos no son comunitarios, según informa Financial Times

Ante este escenario, no cabe duda de que habrá que habrá que tener especial cuidado con esta cotizada del Ibex 35 ante lo que pueda pasar en los próximos días o semanas. Este es uno de los principales motivos para que la presión vendedora se imponga con cierta claridad en estas sesiones de la bolsa. No termina de despegar y se hace muy complejo que pueda escalar hasta los 8 euros la acción que es uno de los objetivos por parte de los pequeños y medianos inversores. En lo que se constituye como una indefinición que es muy preocupante para sus intereses. Con el riesgo evidente de que pueda caer hasta niveles de 4 euros o incluso con menos valoración en los mercados de renta variable.

Esperar a ver qué pasa

Desde luego que en situaciones de tendencia alcista lo más sensato es aguantar la inversión hasta conseguir mejores precios en su cotización o hasta que aparezcan señales que indiquen la finalización de esa tendencia, si bien se corre el riesgo de caer en situaciones extraordinarias que pueden hacer caer a un valor de forma notable con las consiguientes pérdidas en su cuenta de resultados. En donde la prudencia deberá ser el principal denominador en las actuaciones de los inversores.

Por lo tanto es más que prudente elegir una fórmula que combine la ecuación sobre seguridad y riesgo como estrategia para preservar las cantidades aportadas. Sobre todo en aquellos períodos bajistas en donde es mas fácil que las pequeñas plusvalías obtenidas se conviertan en pocas sesiones bursátiles en número rojos para el inversor, con la disyuntiva entonces de si vender con minusvalías o profundizar aún más en ellas. En lo que se configuran como uno de los escenarios por los que puede pasar esta compañía área de referencia en los vuelos de corta, media y larga distancia.

Gastos en sus operaciones

A la hora de cuantificar las posibles ganancias de cada operación bursátil no solamente hay que buscar la diferencia entre el precio de compra y el de venta, sino que hay que añadir también las tarifas de las comisiones que tiene cada operación de bolsa, así como las de custodia y, por supuesto la cantidad que está destinada a Hacienda, en un 18 %. Sumadas todas ellas –que representan entre un 0,50 % y 1,50 % del capital invertido– se conseguirá detectar la verdadera rentabilidad de la inversión, que en los casos en que las plusvalías sean mínimas puede que no llegue ni a amortizar el efecto de las comisiones e impuestos.

Esta debe ser una operación que han de realizar todos los minoristas antes de decidirse a vender o esperar a que los beneficios sean mayores. Por el contrario, cuando las plusvalías generadas sean más abultadas menor será el impacto de estas cantidades. Asimismo a mayores cantidades invertidas –a pesar del incremento de las comisiones- menor será su impacto en las cuentas finales por cada operación realizada. Por ello es aconsejable decantarse por una oferta de las muchas que ofrecen bancos y cajas de ahorro para operar en bolsa y, que en algunos casos pueden representar hasta un 8 % o 15 % de descuento.

Perspectivas de negocio

A los niveles actuales del precio del combustible y los tipos de cambio, IAG espera que su beneficio de las operaciones en 2019 antes de partidas excepcionales sea similar al de 2018 proforma. A tipos de cambio constantes, se espera que el ingreso unitario de pasaje se mantenga constante y que el coste unitario excluido el combustible mejore respecto al año anterior. Asimismo, se espera que el ingreso unitario de pasaje a tipos de cambio constantes mejore en lo que queda de ejercicio.

Son resultados que en principio no ha sido muy bien acogidos por parte de los diferentes agentes e intermediarios financieros. Sin que coticen, ni a la baja ni al alza. Si no por el contrario, en un terreno neutro en el que lleva instalado muchos años. Hasta el punto de que no ha cogido una tendencia clara con decisión. Sino que por el contario, se mueve entre unos márgenes muy bien definidos hasta estos momentos. Sin que en ningún momento, se haya producido cambios de cierta importancia en la configuración de sus precios entre los 4 y 8 euros la acción. Habrá que esperar a ver si rompe alguno de estos niveles para compra o vender sus posiciones en bolsa.

Resultados trimestrales

El beneficio de las operaciones del primer trimestre fue de 135 millones de euros antes de partidas excepcionales (2018 proforma1: 340 millones de euros). Por otra parte, los ingresos unitarios de pasaje del trimestre disminuyeron un 0,8 %, y a tipos de cambio constantes disminuyeron un 1,4 %. Mientras que los costes unitarios del trimestre, excluyendo el combustible, antes de partidas excepcionales aumentaron un 0,8 %, mientras que a tipos de cambio constantes y en base proforma1 disminuyeron un 0,6 %.

Dentro de sus últimos resultados trimestrales, cabe mencionar que los costes unitarios de combustible del trimestre aumentaron un 15,8 % y a tipos de cambio constantes aumentaron un 11,1 %. En donde el impacto neto en beneficios de las operaciones por cambio de divisa del trimestre fue adverso en 61 millones de euros, mientras que por otra parte, el efectivo se situó en 7.481 millones de euros a 31 de marzo de 2019, lo que supone un aumento de 1.207 millones de euros respecto a 31 de diciembre de 2018, y la deuda neta/EBITDA mejoró un 0,2 hasta 1,0 veces. Para finalizar comentando que el beneficio después de impuestos antes de partidas excepcionales fue de 70 laes. Mientras que los costes unitarios del trimestre, excluyendo el combustible, antes de partidas excepcionales aumentaron un 0,8 %, mientras que a tipos de cambio constantes y en base proforma1 disminuyeron un 0,6 %.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.