Holdear: Qué es

holdear significa comprar y no vender las acciones o criptomonedas

Holdear es un término financiero que comenzó a popularizarse hace tiempo, pero que desde principios de este mayo de 2022 a vuelto a tomar fuerza. Esto ha sido a raíz de la última corrección que Bitcoin ha tenido, en la que ha pasado de 40.000 a 30.000$ de valor. La idea principal es básicamente «mantener» las criptomonedas, o aquello que hayas comprado.

Sin embargo, el Holdear criptomonedas proviene de otra costumbre que se ha popularizado en los últimos años, o décadas en los mercados financieros, el «Buy and Hold», que en español significa «Comprar y Mantener». Pero es realmente una práctica efectiva? Es cierto que al largo del tiempo es una forma de ganar tal y como tantas personas aseguran? Y es que a estas preguntas normales, vamos a tratar de dar respuestas en este artículo.

Buy and Hold – Holdear

estrategia hold de comprar y mantener los activos

Cómo he comentado anteriormente, la idea de Holdear criptomonedas radica en la idea, creencia o esperanza de que se revaloricen con el tiempo. Es un sistema sencillo que no requiere de mayor sacrificio que el de comprar y esperar a que en el futuro el valor de la cartera aumente. Hasta hace poco, es una práctica que hubiera funcionado bastante bien en el mundo de las cripto, no quizás en todos los casos, pero el mercado ha tendido a recuperarse con relativa rapidez tras cada tropiezo que ha tenido en los últimos años.

Sin embargo las alarmas se han disparado por el caso de la criptomoneda Terra (LUNA), donde de la noche a la mañana su valor se hundió un 99%. Algunos usuarios corrieron a comprar mientras caía, algunos motivados por aprovechar y Holdear, muchos otros por otras razones, y otros han quedado completamente arruinados y necesitan ayuda.

¿Es infalible Holdear para acabar ganando?

La respuesta es no. A pesar de que algo pueda funcionar durante años, no significa que una criptomoneda, una acción, o cualquier ecosistema de inversión pueda implosionar, desaparecer o ver lastrado su valor por muchos años. Muchas personas, principalmente aquellas más interesadas como las que gestionan fondos de inversión o usuarios que intentan «enseñar» a veces desinteresadamente, otras a cambio de dinero, promulgan esta filosofía. ¿Por qué? Porque es muy fácil de llevar a cabo, y muy sencillo de entender.

Que es holdear criptomonedas

Ejemplos de frases que se promueven para Holdear:

  • Si hubiera invertido 100$ en Amazon hace tantos años ahora tendría chopocientos miles de $.
  • Si hubiera invertido en casi cualquier momento de la historia en el mercado, al final hubiera terminado ganando!
  • Las acciones a la larga siempre suben.

Pero la verdad es que todo depende del cristal con el que se mire. Holdear, como otros sistemas, puede ser una fantástica manera de conseguir beneficios, pero también de perder. Y en vista de que existen muchos artículos circulando por internet reportando todas las cosas positivas, quisiera centrarme en los aspectos negativos de esta práctica. No es que quiera ser el malo de la película, sino más bien la otra cara de la moneda de la que casi nadie habla.

Casos en los que Holdear no funcionó

Si nos centramos en el valor de cotización, dejando de lado la reinversión en dividendos, nos encontramos con múltiples casos de éxito, fracaso, o quiebras de valores. Un activo, incluso de éxito a muy largo plazo, puede atravesar momentos en los que para recuperar su valor necesite muchos años. La cuestión aquí es valorar hasta que punto se puede estar dispuesto a esperar hasta que la situación se revierta. No hay precisamente pocos casos en los que la espera pueda llegar a ser heroica o desesperante. Vamos a centrarnos en Microsoft para este primer ejemplo, una de las compañías que más se ha revalorizado y que el Holdear hubiera traído de cabeza a más de uno.

Microsoft

holdear implica la posibilidad de esperar muchos más años de los que se piensan

Gráfico de Microsoft – Fuente: Investing.com

Días antes que llegara el año 2000, Microsoft venía de una vertiginosa subida en los años 90 en las que había multiplicado su valor por más de 20. La burbuja de las punto com arrastró a muchas tecnológicas y empresas de telecomunicación a hundirse en bolsa. Microsoft fue de las empresas que mejor resistió. Su valor que había llegado a 60$ se hundió un año después hasta los 20$. En la crisis financiera terminó de hundirse hasta los 15$, aunque previamente había llegado a los 40$.

Si una persona hubiera comprado poco antes del año 2000, hubiera tardado 16 años en recuperar su inversión. Vayamos con otro ejemplo más.

Índices Bursátiles

un índice puede tardar varias décadas en recuperar

Gráfico del Nikkei – Fuente: Investing.com

En los propios índices bursátiles de los países podemos encontrar casos en los que practicar Buy and Hold sería una locura. El caso más oído sería el crack del 29 en el que la bolsa estadounidense tardó 25 años en recuperarse. Además, es algo que le pasó también casi un siglo antes. Es decir, que una persona que pocos años después de empezar a trabajar hubiera invertido en bolsa, habría pasado gran parte de su vida adulta esperando a que las bolsas volvieran al punto de partida. De locos.

Pero es que no es un caso aislado, el índice de Japón, el Nikkei, estuvo generando un sustancioso rendimiento propiciado por las expectativas que existían sobre las empresas del país años antes que comenzara a caer. Comenzó un desplome justo comenzar la década de los 90. 32 años después aún no se ha recuperado. El gráfico que podemos observar vale más que mil palabras.

Y sin ir más lejos, el índice de España, el IBEX 35, en noviembre de 2007 llegó a los 16.000 puntos. En el momento de escribir estas lineas, 14’5 años más tarde, cotiza al 50% entorno a los 8.400-8.500 puntos. No me atrevería a decir una fecha futura de cuándo va a recuperar el índice la cotización que llegó a alcanzar.

Artículo relacionado:
Cómo aprender a invertir en la bolsa

Conclusiones sobre Holdear

Retener un activo con la esperanza que suba si hemos tenido la mala suerte de comprarlo en uno de los peores momentos, puede convertirse en una estoica tarea. Y no importa el activo que sea, prácticamente cualquiera puede tener una debacle bursátil y tardar décadas en recuperarse (si es que lo hace). ¿Es algo que termine por compensar? Todo dependerá hacia que gráfico histórico mires, y qué momento se podría haber entrado. Pero no tenemos una bola de cristal. El futuro es incierto, y sea como sea, un buen análisis sobre la situación y no comprar a un precio excesivamente alto te sirvan como ayuda para que en caso de pérdidas, puedan ser minimizadas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.