Hay que tener posiciones abiertas en el oro

Malos momentos para la inversión se ciernen en los próximos años como consecuencia de la posibilidad de que una nueva recesión económica se instale en el panorama internacional. De esta forma, todos los activos financieros están cayendo como aviso de este nuevo escenario. Con la sola excepción de los metales preciosos y muy en especial el oro que se está revalorizando en este año en algo más del 50 %. Una rentabilidad a la que desde luego estarían dispuestos a aceptar la mayoría de los pequeños y medianos inversores.

De todas formas, el principal problema del metal amarillo es detectar en que productos financieros se pueden abrir posiciones. Porque en efecto, no es tan fácil aplicar esta esta estrategia en la inversión ya que no es igual que la compra y venta de acciones en la bolsa. Requiere de otra clase de operaciones que no están al alcance de cualquier inversión. Si no que por el contrario a un perfil muy bien definido que parte de una cultura financiera superior al de los restantes. Aunque en el fondo es el mismos diagnóstico y que no es otro que tratar de rentabilizar el capital disponible con mayorías de éxito.

En cualquiera de los casos, es una alternativa que puede ser muy rentable para nuestras necesidades de inversión en los momentos de mayor inestabilidad en los mercados de renta variable. Entre otras razones porque el dorado metal es un activo financieros que a largo plazo nunca pierde su valor. Si no que por el contrario, se va revalorizando a través de los años y en algunos de los casos de una manera muy significativa. Hasta el punto de alcanzar rentabilidades que no se podrían conseguir a través de las inversiones más tradicionales o convencionales. Más allá de otra serie de consideraciones de carácter técnico o desde el punto de vista de sus fundamentales.

El oro el valor refugio por excelencia

Una de las ventajas que nos ofrecen los productos basados en este metal precioso es que podemos elegir diferentes modelos en su gestión. Hasta el punto de que puedes elegir entre diferentes lingotes de oro o directamente la compra y venta de acciones en compañías mineras. No en vano, la diversificación es una de sus principales características y lo que le diferencia de otros importantes activos financieros. Mientras que por otra parte, es el valor refugio a donde se dirigen los grandes flujos de capital en los momentos más adversos para los mercados de renta variable.

Por otra parte, el metal amarillo siempre ha sido considerado como un perfecto activo financiero para luchar contra la inflación. Puede que sea la mejor receta para encarar el encarecimiento de la vida y en cualquier caso por encima de otros notables activos financieros de primera línea. Esto ha sido de esta manera a través de muchos años y en este sentido su rol no ha cambiado en lo más mínimo. No en vano, responde a los mismos condicionantes que antes y puede ser una opción de inversión para los próximos años si la tendencia de las bolsas internacionales confirma su sesgo bajista. Con el agotamiento de los principales índices bursátiles tras el rally alcista experimentado desde el año 2013.

¿Cómo invertir en el metal amarillo?

Como decíamos anteriormente el mayor problema para su inversión residen en el hecho de que producto financiero deberemos elegir para rentabilizar nuestros ahorros personales. Desde la bolsa se puede realizar desde las compañías cotizadas que están ligadas a la producción de este notable metal precioso. Generalmente a través de minerías que cotizan en los mercados de renta variable anglo sajón. Pero también es factible hacerlo a través de fondos de inversión que contemplan carteras basadas en este activo financiero. Aunque lo más importante de esta estrategia en la inversión es que están combinadas con otros activos financieros derivados, tanto de la renta fija como de la variable.

Otra de las opciones que tienes dentro del oro son los ETFs o fondos cotizados. Se trata de una mezcla entre los fondos de inversión y la compra y venta de acciones en bolsa. Bajo una estrategia en la inversión que es muy parecida a la anterior. Pero con la sutil diferencia de que sus plazo de permanencia es menor y puedes realizarse una inversión para un periodo de entre 6 y 12 meses. Con unas comisiones que suelen ser por término general menos expansiva y que te harán ahorrar más dinero en cada una de las operaciones desarrolladas. Con una amplia gama de modelos de fondos cotizados que puedes elegir en cualquier momento.

Joyas, lingotes o monedas de oro

 

Por último, dispones de otra inversión que es más doméstica y que se basa en la compra de estos bienes materiales. Es muy sencilla de formalizar y con la ventaja de la flexibilidad en los precios en función de tus necesidades reales en la inversión. Esta estrategia puedes llevarla a cabo desde solo 100 euros y con el límite que te impongas en la operación. De todas formas, es necesario que sepas que es muy conveniente que estés asesorado en el momento de realizar la adquisición con el fin de que veas respaldado por su valoración. Por otra parte, no menos importancia tiene el hecho de que es muy rentable. Tal y como ha estado pasando en los últimos años.

Por tanto, la flexibilidad en su demanda de otra de las características que define a la inversión en este metal precioso y por encima de otros activos financieros. Es decir, tienes muchos productos en donde elegir en función de tus preferencias personales. En donde lo importante es que puedes batir los intereses que te producen otros productos financieros, generalmente habilitados en los mercados de renta variable. Pero en este caso, desde luego que no es complejo que puedas conseguir márgenes de intermediación en niveles superiores al 20 % o incluso con mayor intensidad. Tal y como ha estado pasando en los últimos años.

Todo ello, en un entorno en que la renta variable española negoció en este activo financiero 40.879 millones de euros en julio, un 2,7 % menos que el mes anterior y un 13,7 % por debajo del dato del mismo mes del año anterior. En donde se ha puesto de manifiesto que el número de negociaciones en este periodo descendió un 19,2 % respecto a junio, hasta alcanzar los 3,39 millones. Es decir, un 12,9 % menos que en el mismo mes del año anterior. Este dato puede ofrecernos alguna que otra señal de cierta relevancia sobre a donde se dirige el capital de los inversores en esta parte del año.

Previsiones para el oro

Según las estimaciones a las que ha llegado GFMS, la producción global de oro se va a mantener estable en 2019 con respecto a las cifras de este año. En concreto, desde esta firma de consultoría dedicada a los metales preciosos estiman que se producirá leve recorte en este periodo hasta alcanzar las 3.265,5 toneladas, respecto a las 3.281,7 que se estiman como cifra final de 2018. Es decir, una caída cercana al 1 %. Y que puede considerarse como asumible para buena parte de los pequeños y medianos inversores. En especial si estas cifras se comparan con otros activos financieros de notable relevancia.

En opinión de los analistas de GFMS, la producción crecerá en África, Oceanía y Europa, mientras que caerá en Asia y América. No se va a registrar el cierre de minas importantes, aunque en algunos casos la reducción de la concentración de oro en el mineral extraído se dejará notar en la cifra de producción total. Es decir, las perspectivas desde el punto de vista de la producción son francamente positivas. Hasta el punto de que invitan a abrir posiciones en este activo financieros de especial relevancia. Sobre todo si se acentúan los niveles de inestabilidad en los mercados de renta variable. Sobre todo para la realización de la compra y venta de acciones en bolsa. Que es a donde se dirige mayoritariamente el flujo de capitales en el mundo.

El platino otro metal precioso al alza

El aumento en la demanda de platino para inversión ha resultado en el alza “notable” en los precios del metal blanco durante el mes de abril, que a su vez coincidió con una drástica disminución en los precios del paladio tras haber doblado su valor en un período de siete meses. “El platino ha tenido un excelente mes,” expresa en su último análisis semanal el estratega  en este sentido,  Jonathan Butler del conglomerado japonés Mitsubishi. Butler también señala que “un importante indicador del precio del platino” en 2019 han sido los movimientos en los productos ofrecidos por ETFs y ETPs con respaldo en metal físico.

Según el análisis de Butler, los principales períodos de crecimiento de los ETF de platino durante el 2019 se experimentaros entre dos o tres semanas antes de que se registraran importantes aumentos en el precio del metal. Así, las participaciones totales del sector “han aumentado hasta alcanzar el equivalente al 10 % del suministro anual global extraído” desde enero, añade Butler. En lo que se considera como una nueva estrategia para abrir posiciones en este metal precioso menos seguido por parte de los pequeños y medianos inversores.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.