¿Hacienda controla los giros postales?

Buzón de correos giros postales

Que Hacienda está en todo es casi un hecho. A quien y a quien menos nos visita cada año y está atento a las posibles transacciones que se realizan día a día. Pero una pregunta habitual de muchos es acerca de los ingresos que controla, ¿sabes que Hacienda controla los giros postales? ¿Y otros tipos de ingresos que puedes estar recibiendo?

Si no tenías ni idea de que Hacienda controla los giros postales, así como otras transacciones, a continuación vamos a hablarte de todas y cada una de ellas.

Qué es un giro postal

Representación de Hacienda

Según la RAE (Real Academia Española), un giro postal es:

«Giro que realizan las oficinas de correos«.

Pero, ¿qué es un giro? Hablamos de un conjunto de operaciones (o una sola) que consiste en enviar dinero de una persona a otra, utilizando para ello la empresa de Correos.

El giro postal podríamos decir que es una de las formas para enviar dinero que tiene validez oficial. Y es se puede tratar como un certificado con el que el beneficiario declara que ha recibido ese dinero; y el pagador deja claro que se le ha enviado el dinero a esa persona.

Podríamos decir que actúa como si fuera un cheque, ya que la persona que recibe el giro puede aceptarlo o denegarlo.

Normalmente, los giros postales se usan entre personas que no tienen cuenta corriente, pero a veces también como una forma de que «Hacienda no se entere» aunque, ¿es verdad eso?

Por qué Hacienda controla los giros postales

Sentimos decirte que, si utilizas este método para que te paguen sin pasar por una cuenta bancaria para que Hacienda no lo detecte y así puedas «cobrar en B», estás equivocado. Y es que Hacienda SÍ controla los giros postales ya que son movimientos de dinero de un lado a otro, a veces bastante elevados, y eso llama la atención al fisco. Sobre todo si son cantidades importantes y/o recurrentes en el tiempo.

Esta es una de las formas que tienen para controlar el blanqueo de capitales. Y también para «pillar» a aquellos que quieren ahorrarse los impuestos o no declarar esa cantidad de dinero.

En otras palabras, es un instrumento que revisan cuando ven que hay intercambios “extraños” o recurrentes que hacen saltar las alarmas y empiezan a investigar a esa persona (tanto al que lo manda como al que lo recibe).

Cómo se pone un giro postal

Poner un giro postal no tiene ningún problema. De hecho, lo único que debes hacer es ir a una oficina de Correos y solicitar un giro postal. Ellos mismos tramitarán el servicio pero tú deberás proporcionarles ciertos datos como por ejemplo:

  • Tu nombre, apellidos, DNI, dirección…
  • El nombre, apellidos, dirección y, posiblemente, también DNI, del beneficiario del dinero que vas a enviar.
  • Tu DNI (lo más seguro es que lo escaneen para quedarse con una copia ya que tienen que acreditar ese giro).
  • El dinero que vas a enviar.
  • El dinero para pagar el giro postal (porque sí, esto es un servicio y, como tal, tienes que pagar su tarifa).

Una vez le des todo eso procederá a tramitarlo pudiendo elegir que sea un giro postal normal (que puede llegar en 1-2 días más o menos), o uno urgente, que procuran realizarlo lo antes posible (en algunos lugares incluso en el mismo día).

Al poner el giro postal tú tendrás una copia de haberlo puesto y de haberlo pagado, e incluso puedes solicitar que te notifiquen cuando la otra persona lo haya aceptado para saber si se ha hecho efectivo o no (esto puede ser un giro postal con acuse de recibo que, si bien es más caro, en según qué situaciones merece la pena hacerlo así).

Qué otros ingresos controla Hacienda

Aparte de los giros postales, que como has visto Hacienda los tiene en su punto de mira, también hay otras transacciones que vigila. No quiere decir que sean ilegales, ni mucho menos, pero si que son un problema, y uno grave, si llaman la atención para el fisco, porque pueden pedirte explicaciones de esos ingresos, sobre todo si son mensuales o cantidades repetidas cada cierto tiempo.

Realmente, los que dan aviso a Hacienda son los propios bancos, no porque quieran, sino porque están obligados a ello (y en caso de no notificarlos podría suponer una infracción grave para ellos).

Así, las transacciones que vigila Hacienda, aparte de los giros, son:

Los billetes de 500 euros

Billetes de 500 euros

O lo que es lo mismo, un «Bin Laden», como se le apodó porque eran muy difíciles de ver para una persona mileurista. En 2019 dejaron de hacerse, pero eso no quiere decir que no puedan seguir circulando o que te paguen por ello.

Lo que pasa es que Hacienda sí que mira muy de cerca esas transacciones que se realizan con esos billetes.

Ingresos superiores a 3000 euros

Para Hacienda, cuando superan los 3000 euros, saltan todas las alarmas y necesitan esclarecer el motivo por el que una empresa o un particular te ha pasado ese dinero que supone una cantidad elevada.

Transacciones de más de 10.000 euros

Una gran cantidad de dinero

Lo mismo ocurre con cualquier tipo de transacción que suponga un movimiento relacionado con más de 10.000 euros, una cantidad que no cualquiera tiene (ni mueve).

Préstamos o créditos de más de 6000 euros

El hecho de que te den un préstamo o un crédito por valor superior a 6000 euros no tiene nada de malo. Pero Hacienda sí que controla en qué te lo vas a gastar porque quiere saber el tipo de movimientos que haces con esa suma de dinero.

Ingresos reiterados de efectivo

Es decir, ir al banco y pedir que te ingresen en tu cuenta, o que lo hagan a una cuenta cierta cantidad de dinero. Una vez no pasa nada. Dos tampoco. Cinco tampoco. Pero cinco, o veinte, o quinientas sí que hacen saltar la alarma a Hacienda y se pone a investigar de dónde procede esa cantidad de dinero.

Ahora que sabes que Hacienda controla los giros postales, y que además hay otras transacciones en las que tiene el ojo echado, ya sabes que no vas a poder esconderte del fisco.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.